domingo 21 de abril del 2024

Cómo comenzar a invertir en 3 pasos

Iniciar el camino de la inversión puede parecer intimidante para aquellos que no tienen experiencia en finanzas. Sin embargo, con la orientación adecuada y algunos pasos sencillos, cualquiera puede comenzar a invertir de manera inteligente y segura. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

1. Orden y Educación financiera básica

El primer paso para comenzar a invertir es, sin lugar a duda, estar al tanto de cuánto dinero ingresa, cuánto sale y cuánto queda. Una vez que llegamos a este punto, necesitamos adquirir conocimientos básicos sobre finanzas. Esto no significa que tenemos que convertirnos en expertos de la noche a la mañana, pero es fundamental entender los conceptos esenciales. Existen numerosos recursos gratuitos en línea, como blogs, videos y cursos, que pueden proporcionar información clara y concisa. La educación financiera te permitirá comprender los diferentes tipos de inversiones y cómo funcionan, y esto dará una base sólida para tomar decisiones informadas.

2. Practicar con poco primero

Muchas veces llegan personas que me dicen que no tienen el suficiente dinero como para invertir. Esto es porque hay una distorsión de lo que se cree que se necesita para comenzar en el mundo de las inversiones. En países latinoamericanos es importante comprender que las inversiones no son para pocos que tienen mucho dinero. Se puede ver, en el día a día, que el dinero pierde valor. Existen numerosas aplicaciones que están al alcance de nuestras manos para que al menos el dinero no pierda ese valor. Mi recomendación es que siempre se comience por ahí. Con eso, al menos, muchos pierden ese “miedo” a invertir que pueden tener.

3. Mantener una perspectiva a largo plazo

El tercer paso es mantener una mentalidad a largo plazo. La inversión exitosa se basa en la paciencia y la disciplina. Estadísticas muestran que el mercado de valores ha tendido a generar rendimientos positivos a largo plazo, a pesar de las fluctuaciones a corto plazo. Por lo tanto, es importante no dejarse llevar por las emociones y evitar intentar "cronometrar" el mercado. Además, será clave no colocar el dinero en un mismo lugar, a esto se le llama “diversificar” en diferentes clases de activos, como acciones, bonos y fondos comunes. Esto puede reducir el riesgo general y aumentar las posibilidades de obtener rendimientos consistentes.

Comenzar a invertir sin conocimientos previos puede parecer desalentador, pero no es imposible.

Alejandro Ortíz – Lic. Admin. Empresas & Coach Financiero

LinkedIn: www.linkedin.com/in/alejandr0rtiz

Galería de imágenes
En esta Nota