miércoles 12 de junio del 2024

¿Cómo tu historia personal puede ayudarte en tu posicionamiento de marca?

CREDITO CARAS

Si sos la líder de una marca de servicios, es porque tenes el deseo, la convicción y el empuje de ayudar a otros a través de tus conocimientos, de tu experiencia y de tu mirada. En ocasiones varias, ocurre que al emprender tenes el foco puesto en la gestión y los demás, en este caso tu audiencia, tu nicho o los seguidores de la red social en la que te desempeñas. Y está bien que sea así, pero ¿Cómo conectar realmente con tu comunidad? La brecha se acorta contando tu proceso, tu recorrido, tus obstáculos, tus logros. Tu relato merece ser contado, sobre todo cuando tenes una marca personal y tu historia, además de tus valores y tu propósito, le dan entidad a tu identidad (de marca).

En muchos casos y me incluyo, dilatamos el proceso de contar la propia historia en el negocio porque no nos animamos, ya sea por tímides, por miedo al qué dirán, por inseguridad al expresarnos, porque no le otorgamos el valor que tiene nuestro recorrido, porque estamos desconectados de nosotros mismos, tal vez, aún hay algo allí que nos sigue doliendo y que nos cuesta ponerlo en palabras, o porque creemos que hablar solo de lo que vendemos es mejor, que a la gente no le va a interesar lo que hemos transitado como personas de carne y hueso que somos y la verdad no queremos aburrir en la época de la inmediatez y del scroll. Eso es lo que recita tu voz interna. Pero la verdad que hoy en día lo que más se necesita es contar procesos reales.

Tu historia tiene mucho valor, es parte de tu raíz y hacen a tu esencia. No importa si decidís contarlo en formato escrito u oral, el punto está en animarte a hacerlo en el canal que te sientas cómoda por el solo hecho de tener un negocio propio y porque a través de ello podés ayudar a muchas personas, podes sanarte vos a través de la palabra. Además otras marcas, colegas o emprendimientos te pueden convocar a través de la conexión con tu historia para futuras colaboraciones, proyectos o alianzas. No se trata de exagerar, se trata de contar lo más relevante y que esté vinculado con lo que hoy estas ofreciendo en el mercado.

¿Cómo comenzar? Empieza a narrar tus vivencias en un cuaderno o en tu dispositivo, divide por bloques de 5 años para ir recordando cada etapa: ¿A qué jugabas? ¿Cuáles eran tus entretenimientos de niña/o? Lo que te aburría, lo que te dolió, lo que te puso a prueba, lo que te hizo feliz. Ahora regístralo todo en papel si es posible, y si te animas recítalo y escúchate. Este es un ejercicio para hacerlo de tanto en tanto, a medida que evolucionamos como personas, nuestro negocio evoluciona y vamos observando las cosas con otro nivel de conciencia o comprensión. No necesitas contar todo y desnudarte completamente ante tu audiencia, sé estratega y elige que relatar, el punto será compartirlo desde el corazón y desde tu propósito.

Si quieres profundizar en el desarrollo o gestión de tu negocio en línea, en la sección de Emprendimientos de ninoasesorias.com hay servicios creados para ayudarte a transitar cada etapa de tu marca o podemos vernos a través de mi Instagram @nino_asesoriadeimagen. ¡Te espero para que seas parte de mi comunidad!

En esta Nota