domingo 21 de julio del 2024

Dra. Paola Storni

Flujo Vaginal: Mitos y verdades. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

La mayoría de las mujeres tenemos flujo en reiteradas oportunidades, muchas veces asociado a molestias (ardor, olor fuerte). ¿Porque se produce esto?

Ante todo, tengamos en cuenta que no todas las secreciones provenientes de la vagina son patológicas, es decir, por enfermedad. Muchas secreciones son normales, y, de hecho, beneficiosas para la mujer. Por ejemplo, en el periodo de ovulación (aprox el día 14, 15 del ciclo en mujeres con ciclos regulares en edad fértil) es común un aumento de flujo transparente, viscoso, similar a la clara de huevo, de olor parecido al semen, que puede llegar a ser muy abundante. Este flujo está marcando nuestros días más fértiles, y que nuestros encuentros sexuales sean mas satisfactorios. Cada mujer tiene un olor vaginal característico, determinado en gran parte por su estatus hormonal, hábitos de higiene, alimentación, uso de anticonceptivos, que determinan variantes entre unas y otras, sin ser enfermedad.

Cuando el flujo se asocia a cambios en color (verde, amarillo, con burbujas), olor a podrido, o disconfort, si debemos pensar en alguna patología.

 

¿Todos los flujos anormales son por infecciones? ¿Siempre son por transmisión sexual?

Muchas causas de vulvovaginitis (inflamaciones agudas o crónicas de la vulva y vagina) son por causa no infecciosa. Por ej., por agentes irritativos, alergias a productos, a la ropa interior, jabones, medicamentos, a las toallas o protectores diarios. O bien secundarios a alguna enfermedad de base (psoriasis o eccemas x ej).

Dentro de las vaginitis infecciosas, la mayoría son endógenas. Es decir, producidas por gérmenes (cándidas, garnerellas, micoplasmas, anaerobios…) que forma parte de nuestra propia microbiota local. Habitualmente están en concentraciones bajas, pero ante determinadas situaciones, pueden aumentar su concentración y producir síntomas.

Un porcentaje de las vaginitis son por infecciones de transmisión sexual, tales como Tricomona, Gonorrea y Clamidia, siendo a veces difícil diferenciarlas de las endógenas, de ahí la importancia de consultar.

 

Es muy común en las mujeres tener hábitos, como no sentarnos en el inodoro o no usar una pileta publica para prevenir infecciones. O extremar medidas como higienizarnos con toallitas húmedas, uso de bidé o protectores diarios para prevenir infecciones. ¿Cuánta razón hay en estos hábitos?

Como dije antes, la mayoría de las infecciones son por gérmenes propios de nuestra microbiota. Retener la orina por no usar un baño publico no solo no nos protege, sino que aumenta el riesgo de tener infecciones urinarias. En cuanto al rio o piletas, es cierto que aumentan la incidencia de vaginitis, pero por la mayor humedad en nuestra vagina, no porque el agua nos contagie algo. Por la misma razón, el uso del bidé o duchas vaginales aumenta la frecuencia de infecciones, ¡¡¡y debemos desaconsejarlo!!!

El uso de toallas húmedas o protectores diarios aumenta la dermatitis por contacto, por los perfumes asociados y favorece la contaminación de gérmenes de la zona anal. Por lo cual vemos que muchos hábitos que normalmente asociamos a “limpieza”, en realidad, nos terminan produciendo más infección.

 

Otra cosa que es muy frecuente es que, cuando sentimos molestias, vamos a la farmacia y compramos, por indicación del farmacéutico, o de publicidad en la tele o redes, óvulos o comprimidos para las infecciones. ¿Esto sirve realmente?

La mayoría de los óvulos o cremas que conseguimos sin indicación médica son óvulos de amplio espectro, es decir, tienen un poco de antibiótico para las bacterias, un poco de antifúngico para los hongos, un poco de corticoide si es alérgico… Entonces, si bien en la urgencia, puede sacarnos del paso y aliviar las molestias, es muy común que al poco tiempo vuelvan los síntomas, ya que la dosis fue insuficiente, o el ovulo no trató ese germen especifico, o bien no era infeccioso, o bien existe alguna condición (DBT, enfermedad celiaca, anemia, hipotiroidismo…) que hace que bajen las defensas de esa paciente y la enfermedad recidive. Por eso, de persistir los síntomas, se debe visitar al profesional de confianza, quien evaluará los síntomas, pedirá los estudios correspondientes y dará un tratamiento específico para cada caso en particular.

 

Tips que puedas darnos para disminuir la frecuencia de vaginitis

  • Alimentación adecuada: cada vez más trabajos nos informan de la importancia de una alimentación saludable y rica en probióticos para mantener una microbiota sana. Encontramos probióticos en el Kefir, en los yogures y bebidas fortificadas con lactobacillus, brócoli y coliflor. Los berries (arándanos, moras) son excelentes para prevenir infecciones urinarias y ginecológicas.
  • Evitar alcohol y cigarrillo. El tabaco en especial aumenta no solo la frecuenta de vaginitis, sino la progresión de HPV, agente productor de cáncer de cuello de útero;
  • Evitar uso de protectores diarios, bidé, duchas vaginales y toallas húmedas. Mantener la zona seca y limpia;
  • Considerar uso de copa o disco menstrual para reemplazar las tollas;
  • Uso de ropa interior de algodón en vez de lycra. Evitar calzas o jeans muy ajustados;
  • Recordar que la higiene después de orinar o defecar es, como nos decían de chicas “de adelante hacia atrás”, solo con papel higiénico, las veces que sean necesarias. Para el baño preferir jabones neutros o jabones íntimos con pH acido (Lactibon)
  • Orinar después de las relaciones sexuales y limpieza con papel higiénico;
  • ¡PRESERVATIVO SIEMPRE!
  • Deporte, amigos, salir al sol, meditación… todo lo que nos ayude a generar endorfinas y disminuir nuestro cortisol, y gestionar nuestro estrés y ansiedad, son fundamentales para fortalecer nuestro sistema inmune y disminuir infecciones;
  • ¡Y obvio! Consular a la gineco de confianza, realizando nuestros controles, evitando la automedicación y descartando enfermedades.

 

Tes esperamos en nuestro consultorio:

  • Av. Belgrano 468. Resistencia Chaco (¡próximamente nos estaremos mudando! ¡¡A estar atentos!!)
  • Te 3624-450438
  • Instagram: @dra.paolastorni
  • Facebook: Dra. Paola Storni

 

Galería de imágenes
En esta Nota