viernes 12 de julio del 2024

Epigenetica

Clave para una larga vida en salud. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

En nuestros genes tenemos guardada mucha información: de que color será nuestro pelo, si algún antepasado tenía alguna enfermedad (predisposición genética a ciertas enfermedades) y un "manual de instrucciones" de como sintetizar proteínas, hormonas, etc.

El EPIGENOMA tiene la función de leer el GENOMA, es decir nuestros genes, es decir es un "manual de instrucciones".

Si funciona bien permite que nuestros genes de expresen correctamente.

Pero con los años este "lector" se comienza a dañar. El epigenoma empieza a tener problemas para leer nuestros genes y surgen "errores de expresión". 

Ese error se puede expresar como un cáncer, un tumor o podemos tener una deficiencia en la síntesis de alguna proteína, etc.

¿Cómo proteger nuestro Epigenoma?

Son muchos los factores ambientales que pueden influir epigenéticamente.

De todos los factores ambientales que inciden en la expresión de los genes, la ALIMENTACIÓN es la más importante.

Si un individuo está PREDISPUESTO genéticamente a desarrollar cierta enfermedad y realiza CAMBIOS adecuados en la dieta, estos actuarían de manera EPIGENÉTICA POSITIVA evitando o atenuando dicha enfermedad.

Los genes NO DETERMINAN si vas a enfermar, solo son responsables de la predisposición.

¿Metilación del ADN?

La METILACIÓN consiste en la unión de grupos metilo a lugares específicos de la cadena del ADN. Proceso celular que sirve para ACTIVAR y DESACTIVAR genes.

Es una manera que tiene el cuerpo de PROTEGERSE.

Si se produce una ALTERACIÓN de este proceso de metilación/desmetilación, es cuando surgen los ERRORES.

La desactivación de la expresión de un “gen bueno”, como son los GENES SUPRESORES de TUMORES, que actúan EVITANDO la producción INCONTROLADA de celulas tumorales.

Influencia de la alimentación:

Por ello es importante incluir en nuestra dieta, alimentos ricos en METILOS, como son: verduras de hoja verde, brócoli, granada, palta, remolacha y cúrcuma.

Comiendo más verduras, frutas y legumbres, pseudo cereales, frutos secos y restringiendo factores externos que induzcan cambios epigenéticos negativos como el estrés, tabaco y alcohol, aire o agua contaminada.

El Resveratrol y otros polifenoles mejoran la epigenética.

El cáncer es un problema epigenético. No genético. 

"Tu código postal es más importante que tu código genético."  ¡Y tus hábitos!

Al envejecer tendemos a hipometilar y la alimentación es aún más determinante.

¿Consumís B12? Conseguí la que es B12 METIL cobalamina, con el grupo metilo.

La METILACIÓN se relaciona, la mayoría de las veces, con la REPRESIÓN de la expresión del gen mientras que la ACETILACIÓN se relaciona con  la EXPRESIÓN del gen.

Nuestro epigenoma cuando funciona correctamente determina que gen se exprese en un momento determinado o por lo contrario lo reprime.

Conclusión: nuestros hábitos, nuestra alimentación y el lugar en donde vivimos serán determinantes para proteger nuestro epigenoma y así vivir en salud. 

Con amor y disciplina todo es posible,

 

Federico Pons

Asistente en Alimentación y Nutrición

Profesor de Educación Física

Instagram: @combinacionvital

Whatsapp: +54 9 3548 541184

 

Galería de imágenes
En esta Nota