miércoles 12 de junio del 2024

Ley de la atracción, ¿mito o realidad?

CREDITO CARAS

Durante años me volví una estudiosa de la ley de la atracción. Quería descubrir cómo podía atraer a mi vida las cosas grandiosas que quería para mí.

Muchas veces me frustraba y dejaba todo a mitad de camino. Otras veces conseguía lo que quería pero me seguía sintiendo vacía, no podía disfrutar de eso que tanto había soñado.

Me llené de preguntas ¿Por qué funcionaba en otras personas y en mí no? ¿Qué estaba haciendo mal?

Me dí cuenta de que la ley de la atracción no funcionaba porque seguía poniendo el foco en que algo externo ocurriera para entonces yo sentirme de alguna manera: reconocida, en paz, la tan anhelada felicidad. Pero me sentía siempre atrás de la zanahoria.

Lejos de seguir frustrada y en resignación, me olvidé de la tan famosa ley por un rato y empecé un recorrido que al día de hoy se sigue expandiendo.

Me costó entender que no debía cambiar nadie ni nada ajeno a mí, sino yo misma.

¿Atraemos lo que somos?

Somos seres abundantes por naturaleza, somos mucho más abundantes de lo que nos hacen creer.

Estamos llenos de puntos de vista que nos condicionan y no podemos ver lo logrado, el camino recorrido. Nos llenamos de creencias de otras personas que nos dicen cómo deberían ser las cosas.

Te recuerdo que abundancia no se refiere sólo a bienes materiales ni al dinero recaudado. Para que la abundancia fluya en tu vida, debés comprender que ya lo sos.

Porque si algo entendí es que no podía seguir responsabilizando a otros de mis pensamientos carentes.

Entonces, para responder la pregunta: ¿atraemos lo que somos? La respuesta es no. Atraemos lo que pensamos acerca de nuestra realidad y de nosotros. Somos el resultado de nuestras acciones.

Entonces, ¿cómo cambiar nuestras creencias?

¿Estás dispuesta/o a enamorarte de vos? ¿A aceptar todo y tal cual sos? ¿A abrazar toda tu vida, con tus errores y equivocaciones?

Ahí está el primer paso para empezar a crear desde la abundancia.

La ley de la atracción entonces, ¿mito o realidad?

Siempre hay causa y efecto. A toda acción le vuelve un resultado. Pero desde mi experiencia, la responsabilidad de los resultados no es de una ley de metafísica. La ley es perfecta, funciona siempre.

Pero ¿cómo estamos creando? ¿Nuestros pensamientos están alineados a nuestro sentir? ¿Y ese sentir a nuestro accionar?

Te dejo una pregunta: ¿Lo que estás haciendo hoy te lleva al lugar donde querés estar?

Seguime para saber más.

Lule Salvarezza – Desarrollo personal y espiritual

www.lulesalvarezza.com

IG @lule.salvarezza

Galería de imágenes
En esta Nota