lunes 20 de mayo del 2024

Lic. Marcela Siciliano: ¿Qué es el fetichismo?

La moda de las plataformas de contenido para adultos como Onlyfans, puso al fetichismo en primer plano, pero… ¿Qué es en realidad el fetichismo? La Lic. en Psicología Marcela Siciliano, nos explica cómo se manifiesta y cuándo se convierte en un trastorno. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Para Sigmund Freud, el fetichismo es un concepto dentro del ámbito de la sexualidad y la psicología.

Freud planteó que el fetichismo tiene su origen en la etapa fálica del desarrollo psicosexual, que ocurre aproximadamente entre los 3 y 6 años de edad. Durante esta etapa, los niños experimentan el complejo de Edipo, donde sienten atracción sexual hacia el progenitor del sexo opuesto y rivalidad con el progenitor del mismo sexo.

El origen específico del fetichismo se relaciona con el complejo de castración, que es la ansiedad que los niños experimentan cuando descubren la diferencia anatómica entre los sexos y se dan cuenta de que las niñas carecen de pene. Freud planteó que los niños, al enfrentar este conflicto y la posibilidad de la castración, desarrollan una creencia de que las mujeres han sido castradas. Esta creencia es una defensa psicológica contra la ansiedad y el miedo a la castración, y es un factor importante en el origen del fetichismo.

Freud propuso que el fetichismo se desarrolla como una forma de resolver el conflicto entre el deseo sexual y el miedo a la castración. En el fetichismo, el individuo redirige su excitación sexual hacia un objeto inanimado o una parte del cuerpo que se convierte en un sustituto simbólico del órgano fálico ausente en la mujer.

El desarrollo del fetichismo implica una desviación del objeto sexual típico hacia el fetiche. El objeto fetichista adquiere un significado erótico y se convierte en una fuente de excitación sexual para el individuo. Freud sostuvo que el fetichismo es una forma de satisfacer el deseo sexual de manera segura, evitando la ansiedad y el conflicto asociados con la sexualidad y la castración.

Las manifestaciones del fetichismo pueden variar ampliamente. El fetiche puede ser un objeto inanimado, como una prenda de vestir, un zapato o un objeto específico. También puede ser una parte del cuerpo, como los pies, las manos o el cabello. El fetiche actúa como un objeto simbólico que desplaza la excitación sexual hacia algo tangiblemente seguro y aceptable para el individuo fetichista.

En el fetichismo, el objeto o la parte del cuerpo libidinizado se convierte en una necesidad para la excitación sexual del individuo. La presencia del fetiche en la actividad sexual es crucial para la satisfacción y el placer del individuo fetichista. Sin embargo, es importante destacar que la presencia de un fetiche no significa necesariamente la existencia de un trastorno fetichista. El fetichismo se considera un trastorno solo si interfiere significativamente con la vida cotidiana y las relaciones del individuo.

En conclusión, según Freud, el fetichismo tiene su origen en el complejo de castración durante la etapa fálica del desarrollo psicosexual. El desarrollo del fetichismo implica una desviación del objeto sexual típico hacia un fetiche inanimado o una parte del cuerpo. El fetiche actúa como un sustituto simbólico del órgano fálico ausente en la mujer y permite al individuo fetichista mantener su excitación sexual de manera segura. Las manifestaciones del fetichismo pueden variar y pueden incluir objetos inanimados o partes del cuerpo libidinizados.

Lic Marcela Siciliano.

Lic en Psicología.

Psicoterapia Presencial y Online.

M.N 36.920

Solicitar turno por whatsApp 1149394049

Instagram:  lic_marcelasiciliano

Suscribite al Canal de Youtube: @MarcelaSiciliano

Galería de imágenes
En esta Nota