martes 2 de junio de 2020
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 12-05-2020 14:01

Lic. Marina Rosas: Parejas, las naranjas crecen enteras

La profesional, usa esta frase de Carl Jung, para contarnos sobre sus terapias individuales, grupales y de familia, en búsqueda de lograr las mejores versiones de cada persona que se acerca a las consultas. ¡No te lo pierdas! Galería de fotos

¿Por qué no logro tener una relación de pareja estable? ¿Por qué es tan difícil tener pareja? Siempre termino eligiendo al mismo tipo de persona…. Estas son algunas de las preguntas que suelo escuchar en el consultorio. La pareja es un vínculo de proyección por excelencia, y esto hace que sea un vínculo más especial que otros. ¿A que me refiero cuando hablo de proyección? Cuando proyectamos estamos poniendo en otra persona aspectos propios de los que no somos del todo conscientes y cuando más íntima sea la relación, mayor será la proyección. Y a mayor proyección, mayor conflicto.

La imagen de pareja que impone la sociedad tampoco ayuda. Solemos exigirle mucho al amor y esto hace que armemos una idea de pareja que tiene mucho peso y no es real. El amor está sobrevalorado, amarse no asegura ni la dicha ni la felicidad. Puedo amar muchísimo a una persona pero esto no quiere decir que podamos lograr tener una buena relación de pareja juntos.

Tanta carga le ponemos a la idea del amor, que muchas personas pueden llegar a sentirse angustiadas por no lograr una relación de pareja estable, como si algo les faltara, e incluso caer en el error de ver a la pareja como un patrimonio de pertenencia. Cuando la realidad muestra otra cosa, no existe “la media naranja”. Las naranjas crecen enteras y no hay ningún fruto en la naturaleza que crezca en mitades esperando ser complementado. Las personas pueden tener una vida plena y sumamente feliz sin estar en pareja. Una frase típica de nuestra cultura que tampoco ayuda es decir que una persona está sola simplemente porque en ese momento no tiene pareja. No hay forma de estar completamente solo, salvo que te mudes a una isla desierta, siempre vas a estar compartiendo con otros. Vivimos en una sociedad rodeados de otras personas y distintos vínculos ya sean familiares, amigos o compañeros.

Otra creencia cultural que tampoco ayuda es darle a la soledad  una connotación negativa cuando no tiene por qué tenerla. Por ejemplo, todos tenemos como seres sociales el anhelo de estar con otros, sin embargo, el dolor aparece cuando una persona está a la espera de otro que no llega. Hemos olvidado las grandes ventajas de estar solo. La soledad es en sí misma no es negativa, al contrario, puede ser el encuentro con uno mismo, por lo que no hay necesidad de nadie más. En lugar de quedarnos extrañar a otro o imaginarnos que nuestra vida con otro sería mejor, podemos disfrutar de la libertad que conlleva estar solo.

¿Qué pasa si me encuentro en un momento de mi vida con ganas de iniciar una relación de pareja?

Creo que un buen primer paso es comenzar por sincerarse con uno mismo, sin miedos ni juicios. Hacerse cargo de lo que estamos buscando y qué esperamos de este vínculo. Me encuentro con pacientes que no se animan a mostrarse como son y comunicarle al otro sus verdaderos deseos y expectativas.

El miedo a quedarse solo, el temor a que esa relación no continúe, la fantasía de no ser elegidos hace que nos cueste responsabilizarnos de nuestros deseos. Cuando creo que me estoy adaptando al otro para no discutir y en el fondo siento que esa relación de pareja no es realmente como me gustaría que sea, me frustro. Esa frustración genera roces y discusiones que desgastan la pareja y se termina.

Prestar especial atención a la persona que estoy eligiendo también es importante. Tratar de que sean  lo más compatibles posible. Si bien hay parejas muy distintas que logran tener una buena relación a pesar de sus diferencias, es importante tener en cuenta esto. Elegir a alguien maduro, con el que pueda sintonizar plenamente y construir. Que comparta la misma idea de pareja, que pueda comprometerse, etc. En una pareja saludable no hay lugar para la dependencia infantil. La típica frase “te necesito” o “no puedo vivir sin vos” podrá parecer muy romántico pero habla de inmadurez. Solo los niños necesitan de sus padres. Una relación saludable se da únicamente entre dos adultos maduros que se eligen y no por necesidad.

La mejor manera de ser feliz con alguien es aprender a ser feliz solo. Así la compañía es una cuestión de elección y no de necesidad”. Mario Benedetti.

Conoce más ingresando en www.marinarosas.com.ar o en su perfil de Instagram.

Para contacto: Lic. Marina Rosas (MN 49.988) - Whatsapp: 11 5866-0973 // email: consultas@marinarosas.com.ar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario