lunes 20 de mayo del 2024

MALTRATADOS: HOMBRES Y MUJERES VÍCTIMAS DE ABUSO

CREDITO CARAS

Los trastornos narcisistas son desórdenes mentales que convierten todo vínculo en una competencia basada en la envidia. La ira es desmedida y trae violencia/agresión consciente/constante hacia los demás. 

Muchos/as narcisistas manipulan -inclusive a la opinión pública y la justicia- mediante el uso/abuso de la reivindicación feminista o el papel de hombre deconstruido víctima de abuso, con el fin de ejercer violencia generalizada.

Mujeres y hombres buscando justicia han perdido credibilidad o ven dilatadas sus causas porque -lógicamente - debemos atender a todos los casos.

Pero los/las narcisistas se benefician de esto. Ellos, porque su carta es el desequilibrio de ella. Ellas, porque el hombre está muy cerca de ser un presunto culpable.

Las personas narcisistas presentan:

- Sentido de superioridad (que esconde frágil autoestima).

- Necesidad de admiración (por complejo de inferioridad).

- Falta de empatía (sienten diferente y creen que todos son malintencionados como ellas).

- Manipulación (controlar les da sensación de seguridad/superioridad).

- Envidia/resentimiento (genera ira, agresividad, deseos de dañar y ver sufrir). 

El narcisista ES machista. Su identidad frágil lo lleva a identificarse a la caricatura más nefasta de lo que en su cabeza es un hombre (aunque lo encubra puertas para afuera).

La narcisista también pero lo encubre identificándose un feminismo que termina violentando hasta a las mujeres. Elijo el término "feminarcisismo", para nombrarlo. 

El hombre víctima de "feminarcisismo" sufre lo siguiente:

-  La narcisista no hace "love bombing" como el narcisista. Ella repudia la demostración de afecto bajo pretexto de ser libre. Pero sí él "obedece" lo acusará de falta de responsabilidad afectiva. Es un doble mensaje constante que inaugura la manipulación desde el primer día.

- La descalificación/desvalorización apuntará a acusarlo de cómplice de violencia machista, retrógrado, y otros adjetivos descalificantes.

- La triangulación consistirá en provocar inseguridad, desconfianza y celos, para poder acusarlo de violento y machista. 

- En vez de difamar repentinamente a su pareja (como hace el narcisista), ella comenzará la difamación previamente diciendo que está atemorizada por sus agresiones. 

- Mientras que el hombre suele acusar a la mujer de "loca" (como coartada, adelantándose a una posible denuncia justificada), ella utiliza el escrache social y la falsa acusación de abusos de todo tipo.

La violencia contra las mujeres es real, contra los hombres también. Necesitamos políticas para combatirla. El abuso narcisista no respeta a nadie. Hay quienes manipulan a los medios, la justicia, a sus propios hijos... Congestionan las vías de defensa de las víctimas para dañar a otro cuando no existieron los hechos. No hablo de supuestos. Quienes trabajamos en ciertos ámbitos sabemos que muchos/as CONFIESAN estar queriendo hacer una denuncia falsa. Cuando nos negamos, nos acusan de cómplices. Los narcisistas no tienen empatía ni por hombres ni por mujeres. Nada es real.

Esto es algo a tener en cuenta. 

 

Psicóloga MN. 57.457 

Abogada Tº92 Fº959

Presidente y Fundadora de EUTI 

https://www.instagram.com/piamartina.ok/

[email protected]

Galería de imágenes
En esta Nota