domingo 03 de marzo del 2024

Perseverancia: Aprender a equivocarse

CREDITO CARAS

Existen miles de libros denominados de “autoayuda” que hablan sombre que el camino al éxito se consigue con perseverancia, ya no es para nada una novedad.

Pero tal vez no se habla tanto sobre el momento en que aquello que intentaste se derrumba. Podría ser que diste mal un examen para el que estudiaste mucho, que apostaste a un proyecto o una relación y no se dio cómo querías, hasta que no te tomaron en esa entrevista de trabajo o que eso que soñas hace tiempo tarda demasiado.

Mi pequeña recomendación desde la psicología, pero mucho más desde la persona que soy y que no sería sin la cantidad de cosas que me salieron mal, es que te tomes tu tiempo de sentir tus derrotas, de llorar, de entender qué pasó.

Una parte fundamental la llamaremos: aceptación real de lo qué pasó y para esto debemos evitar 2 extremos inútiles.

Cómo primera medida no caer en el auto desprecio y el auto castigo, tenemos el objetivo claro de evitar este comportamiento para no caer en un pozo de negatividad del que es difícil salir, aquello nos lleva a abandonar los sueños y dejar asuntos pendientes en la vida.

Luego tampoco caigamos en la fantasía que llamaremos: positivismo extremo, pensar que todo lo hacemos sin falla y que existe una conspiración en nuestra contra. Estar en una nube de ego autodestructiva con ilusiones de perfección. Eso de seguir intentando siempre sin revisarnos realmente y tener una mirada al interior, no nos hace perseverantes, sino cabeza dura. Todos somos humanos es algo que sabemos pero que a veces pretendemos olvidar.

Dar paso a la realidad nos permite entender nuestras fallas, cambiar, crecer y seguir adelante. Siendo crítico con nuestras debilidades, pero compasivo con nuestra persona es cómo llegaremos al éxito.

Para repaso final, aceptar el hecho, esquivar los extremos cegadores de negativismo o positivismo y aprender a mirarnos objetivamente. ¿Dónde mejor para hacer esto que en tu espacio de terapia no?

Y no olvides que el arte de la perseverancia es una habilidad no con la que se nace, sino que se practica y de la más simple de las maneras, equivocándonos. Porque si del error, hubo aprendizaje, ese error, es un éxito asegurado.

 

Datos de contacto:

Instagram @heypersonalproject

Galería de imágenes
En esta Nota