viernes 12 de julio del 2024

Personas Altamente Sensibles (PAS): su rol y la importancia de autoconocerse y cuidarse

La Counselor Paula Leonor Insua nos ayuda a comprender e identificar el rasgo de la alta sensibilidad. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

¿Paula, que te motivo a seguir el camino de ayudar a personas que enfrentan crisis personales y hoy dedicarte además a las personas que poseen el rasgo de la alta sensibilidad?

Me motivo mi propio proceso y búsqueda personal y profesional ya que como Persona Altamente Sensible hoy sé que nací para ser feliz y también para colaborar con mi ayuda en un propósito mayor para la humanidad, sin embargo, hace más de veinte años no lo sabía y tuve que vivir una profunda crisis existencial que me forzó a revisar y hacerme cargo de todo lo que yo percibía y sentía internamente y no había podido expresar ni desarrollar debido a múltiples condicionamientos familiares, sociales y culturales.

Gracias a todo ello me desprendí de mucha carga que no era mía y me atreví a emprender un camino de regreso a mí que me reconecto con la verdadera felicidad de “renacerme” a mí misma y, posteriormente ya siendo Counselor y atendiendo a personas que poseían cierta forma de pensar, sentir y percibir la vida muy similar a la mía  y no entendiendo porque me pasaba eso pude descubrir desde mi Espiritualidad que yo soy altamente sensible y que mi vida tenía un sentido mucho mayor al que yo creía y también darle nombre a eso que durante tanto tiempo oculté y reprimí por sentirme demasiado diferente y no comprenderme ni ser del todo comprendida por la gran mayoría de las personas con las que me relacione gran parte de mi vida.

Hoy desde mis dos formaciones profesionales como Lic. en Relaciones Publicas y  Counselor especializada en Alta Sensibilidad, me dedico a través de la  psicoeducación emocional y espiritual a brindar en nuestro país información sobre el rasgo de la alta sensibilidad y también a acompañar a otras personas a transitar sus propios procesos de autoconocimiento y transformación personal, con una fortaleza y sabiduría que adquirí a partir de atravesar dicha experiencia tan trascendental para mi vida.

Hoy puedo asegurar que una crisis, que nos genera sufrimiento o malestar, es siempre un punto de partida y la oportunidad que nos ofrece la vida para retomar el camino hacia nosotros mismos y a evolucionar en una mayor conciencia, plenitud y autenticidad. Y poder ser testigo y parte que ayuda y acompaña en ese “Renacer al Ser que vinimos a ser y auto desarrollarse más plenamente para darse al mundo” es un privilegio hermoso y apasionante.

¿Qué significa exactamente ser altamente sensible y cómo se manifiesta en la vida cotidiana?

Ser una Persona Altamente Sensible (PAS) significa ser una persona que posee el rasgo de la Alta Sensibilidad (denominado científicamente como Sensitividad de Procesamiento Sensorial). Esto implica para la persona tener un mayor nivel de sensibilidad frente a los estímulos que recibe del entorno externo (mundo exterior) e interno (cuerpo, mente) al poseer un sistema neurosensitivo más desarrollado que le permite captar más cantidad de información sutil por lo cual es mucho más perceptiva, sensitiva y reactiva a todo lo que recibe a través de sus sentidos y como consecuencia también puede estresarse con mayor facilidad y rapidez.

La alta sensibilidad no es ni una patología ni un trastorno, sino que es un rasgo temperamental de personalidad que posee entre un 15 o un 20% de la población mundial, no distingue géneros y es un rasgo con el cual se nace y se va a convivir toda la vida, por lo cual es importante que la persona que lo posee lo sepa, se autoconozca y pueda cuidarse para lograr un mayor bienestar y mejor desarrollo para su vida.

¿Cuáles son algunos de los desafíos comunes que enfrentan las personas altamente sensibles y cómo pueden superarlos?

Según las investigaciones y estudios realizados por la Dra. Elaine Aron, psicóloga norteamericana que a mediados de los 90 identifica el rasgo y comienza a difundir importante información científica al respecto con la publicación del libro “El Don de la Sensibilidad”, para que una persona sea considerada altamente sensible debe poseer de manera conjunta estas 4 pilares o características básicas: un procesamiento profundo de la información cognitiva y sensorial que recibe, una alta emocionalidad y empatía, una gran capacidad sensitiva para percibir matices y sutilezas del entorno y una tendencia a saturarse, colapsarse o sobre activarse su sistema nervioso a partir de todo ello.

Toda esta particularidad en nuestro rasgo de personalidad nos hace ser mucho más reflexivos, profundos y pensativos pero también más lentos y dubitativos en el actuar y tomar decisiones o demasiado rumiantes; también somos mucho más emocionales y empáticos y eso es muy lindo hasta cierto punto porque cuando se extralimita podemos sufrir altibajos emocionales o ser víctimas de manipuladores etc.-; y el ser más sensitivos nos permite disfrutar mucho algunos estímulos (un lindo aroma, una bella música) pero también nos agobiamos o saturamos con mucha facilidad; y el estrés que podemos sufrir a raíz de todo ello si no lo registramos y controlamos a tiempo nos puede enfermar ( aunque esta última característica no tan amigable a primera vista es la señal que nos ayuda a poner límites y cuidarnos más).

Todo este conjunto de características con las que nacemos y tenemos que lidiar en nuestro diario vivir son las que nos hace parecer raros, intensos, complicados, exagerados, quisquillosos, etc. y que nos obligan a buscar espacios para estar en silencio, aislados, o en la naturaleza para bajar el nivel de saturación mental y sensorial.


¿Cómo podés ayudar a reconocer y aprovechar las fortalezas asociadas con la alta sensibilidad?

Esta perfecta la pregunta porque a primera impresión el rasgo puede ser tomado como algo negativo y nada más lejos que eso porque en realidad es un rasgo en cierta forma neutro y de hecho al ser más susceptibles a todo tipo de estímulo también nos beneficiamos mucho más de todo lo bueno que recibimos por lo cual gestionándolas bien esas mismas características que comente anteriormente nos pueden ayudar a destacar y ser brillantes en diversos ámbitos, profesiones y en la vida. Una persona que piensa y siente profundamente, que empatiza y tiene la capacidad de considerar más aspectos sutiles de una situación o problema es alguien muy necesario y valioso para nuestra sociedad.  De hecho, el rasgo está presente en más de 100 especies animales y tiene un propósito muy especial que es el contribuir a la supervivencia de las especies por lo cual desde los inicios de la humanidad ha habido muchas personas altamente sensibles que han destacado en el arte, la ciencia, la espiritualidad, la escritura y en los liderazgos políticos y sociales, etc., pero también muchos de ellos han padecido las consecuencias no tan positivas del mismo.

¿Cuál es tu enfoque terapéutico al trabajar con personas altamente sensibles?

Yo soy Counselor y desde mi incumbencia profesional que no me permite atender patologías pero si a personas sanas que atraviesan crisis o necesitan acompañamiento para resolver alguna situación o emprender un camino de desarrollo personal o profesional, y enmarcada dentro de la Higiologia que busca promover la salud e higiene mental y prevenir la patología, hoy ayudo a personas con el rasgo que a que puedan autoconocerse, cuidarse y no enfermarse para lograr el máximo desarrollo de su gran potencial sensible.

También atiendo y doy charlas a padres, maestros, profesionales o personas que se relacionen con niños y personas altamente sensibles para comprendan mejor todo lo que implica poseer este rasgo y podamos ayudarnos interpersonal y disciplinariamente para que la valiosa semilla sensible no se pierda ni se enferme, sino que crezca con mucha más fuerza, belleza y vitalidad.

Con respecto a mi forma de acompañar yo elegí y me formé en el Enfoque Centrado en la Persona, marco teórico revolucionario en la forma de encarar las relaciones de ayuda creado por el psicólogo humanista Carls Roger, ya que es el más afín a mi rasgo de personalidad y mi manera de manejarme en la vida, segura de saber que toda persona es digna de confianza y tiene capacidades propias y únicas para encontrar las mejores respuestas dentro de sí mismo para el desarrollo de su ser. Además, me nutro de los diversos conocimientos adquiridos a lo largo de mi formación profesional como la Terapia Gestalt, Focusing y Arteterapia.

Y por supuesto que también ofrezco todo mi conocimiento y experiencia personal y espiritual a partir de lo que me toco transitar como persona altamente sensible que hoy puede dedicarse a lo que ama hacer y ser pero con el autocuidado necesario para no enfermarme ni tener que vivir escondida o sin poder expresar o brindar mi alta sensibilidad por miedo a ser juzgada como intensa, rara o complicada y con el propósito de ayudar a que muchas más PAS logren autorealizarse y darle al mundo eso tan hermoso y necesario que vinieron a ser y dar.

Datos de contacto:

Counselor Paula Leonor Insua
Wsp: 11 6645 6140
Instagram @seraltamentesensiblecounseling
Mail:[email protected]

Galería de imágenes
En esta Nota