martes 07 de febrero del 2023

Yôga para disminuir es estrés

Agustina de Airisland nos habla de la práctica de yôga y sus beneficios a nivel físico y sobre todo a nivel mental como herramienta de disminución del estrés en la sociedad actual en la que vivimos. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

¿Qué importancia le das a la práctica de yôga en tu vida?

En mi vida la práctica de yôga siempre me abrió al desafío de lograr autoconocernme, me enseña a estar de pie y defender lo que es importante para mí, así me puedo tornar más humilde y admitir mi fragilidad...
Me abre una puerta a crear espacio donde alguna vez me sentí atascada, apreciar mi cuerpo y hacerme cargo de mi mente y eso es lo que busco transmitir.

Considero que si bien el medio es nuestro cuerpo practicar yôga no se trata de ser súper flexible y mejor de quien tenés al lado, se trata de aceptar tus propios límites, trabajarlos y moverlos. Es una práctica que nos invita a salir de la competitividad y acelere del mundo actual en el que vivimos.
No mirar a la izquierda ni a la derecha, siendo libre de todo juicio...
Practicar diariamente sin expectativa de cómo "debe" ir, no creer en las etiquetas y encontrar una nueva forma de descubrir lo mejor de vos.

Considero que todos tenemos un potencial innato dentro nuestro, pero que muchas veces no nos damos el tiempo de reconocernos y escucharnos.

 

¿Cómo definirías lo que es el yôga?

El yôga es un ejercicio holístico que nos hace mejores personas.
Ayuda a millones de seres humanos a mejorar su armonía, su paz interior, su salud, su bienestar y su felicidad.
Más allá de toda frontera étnica, religiosa, geográfica y racial volvemos al planeta más sostenible y pacífico, buscando un cambio de consciencia colectiva y así crear un planeta con más armonía.
Desarrolla nuestra fuerza, autopercepción y firmeza, nos vuelve mejores consumidores, mejores seres humanos y nos hace cuidar más al planeta.
Ese es el poder del yôga, nos ancla al momento presente y esto solo puede traer cosas buenas al mundo!

 

¿Cómo lo relacionarías con el estrés?

El estrés es la epidemia del siglo XXI dijo la Organización Mundial de la Salud… ante el estrés nos aferramos al miedo y si nuestros pensamientos pueden enfermarnos, entonces me pregunto si también es posible que nuestros pensamientos nos curen…

Al practicar yôga estamos llevando nuestra atención constantemente a la respiración y
a un nivel físico cuando estamos bajo niveles de estrés lo único que la ciencia sabe que nos sacara de ese estado es extender nuestra exhalación, descansar, reparar, digerir, para que nuestro cuerpo actúe eficientemente y el mensaje que le estamos dando es el de estas a salvo!
Necesitamos respirar diafragmáticamente, cuando inhalamos por la nariz el estómago sobresale, hacemos una pausa, y al exhalar lentamente por la nariz el estómago vuelve a su posición, el cuerpo calma así al sistema nervioso.
Debemos estar conscientes de la respiración mediante el día, si esta práctica no te resulta atractiva, solo podes tomar micropausas y te podes comprometer a estar más consciente con tu respiración y así más a salvo va a estar tu sistema inmune.
Yo encuentro a la meditación muy poderosa, regula el sistema inmune, aumenta la neuroplasticidad cerebral, la conexión entre células cerebrales y aumenta la producción de células madre en el cuerpo, es una palanca muy importante para crear tu propia salud preventiva...
Un efecto profundo y tangible, la respiración sabe profundizar más que la mente...

 

Datos de contacto:

Mail: [email protected]

Celular: 1134292918

Instagram: @somosair

Web: www.somosair.ar

 

Galería de imágenes
En esta Nota