lunes 1 de marzo de 2021
caras
CELEBRIDADES | 06-02-2021 18:54

FOTOS| La escapada de Belén Ludueña y Jorge Macri en Mar del Plata

La pareja se tomó un tiempo de descanso en "La Feliz". Galería de fotos

Celebraron su segundo aniversario juntos en agosto del año pasado, en plena pandemia y en medio de una convivencia casi obligada por las medidas de                    restricción impuestas por el Coronavirus. A esta altura, Jorge Macri y María Belen Ludueña tienen la certeza de que salieron mejores de la etapa más dura de la pandemia. En Mar del Plata, ciudad de la que es oriunda la conductora de           “Buenos Días America”, visitaron a la familia de ella y recorrieron los diferentes puntos de la ciudad balneario para conocer las realidades de sus emprendedores. Amor, trabajo y distensión en La Feliz. 

   —¿Por qué vinieron a Mar del Plata?

   Vinimos a Mar del Plata con la idea de visitar a la familia de Belén, que en 2020 la tuvo lejos, y por        supuesto que siempre aprovecho para salir de atrás del escritorio y ver otras realidades con emprendedores y gente de trabajo para entender como les esta yendo.

   —¿Cómo se lleva con su familia política?

    La acompañe a Belén a visitar a sus papás y pudimos verlos con todos los cuidados del caso. Les cocine unos malfatti con una ricota que traje de un pequeño productor de Marcos Paz, Luis Detzel. Un matrimonio que hace mozzarella y ricota. Me llevo bárbaro con su familia, es linda y buena gente, me recibieron con los brazos abiertos. Naturalmente, se dio una relación muy sana, linda y sólida entre ambas familias.

  —¿Quién es más famoso en Mar del Plata?

   Difícil decirlo. Ella es conocida acá y tiene muchos conocidos y está en pleno crecimiento en su carrera. Creo que los dos juntos, porque la gente nos asocia juntos a partir de los vivos de cocina de Instagram. Nos retroalimentamos. A veces uno pierde dimensión del gran impacto de las redes sociales.

   —¿Cómo vio los cuidados respecto a la pandemia?

   Tenemos todos los cuidados respecto a la pandemia. A los lugares que fuimos a comer afuera se cumplían todos los protocolos. De hecho fuimos a comer con el intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro. Vi una ciudad ordenada.

   —¿Qué medidas tomó en               Vicente Lopez para atacar la      pandemia?

   En primer lugar, fortalecer el sistema de salud en todos sus aspectos. Y preparamos muchos lugares para aislamiento. También trabajamos mucho el contrato social en el sentido de “me cuida para cuidar a todos”. Recuperamos el espacio público antes de otros municipios, disfrutando de la libertad pero cuidándonos. También              cuidamos al comercio quitándole presión impositiva y cediendo espacio en las veredas para que puedan trabajar los gastronómicos, dando subsidios como un gesto de apoyo. Trabajamos mucho el consumo local. Y también desarrollamos actividades deportivas y espectáculos por streaming. 

   —¿Cómo avizora el comienzo de 2021?

   El cuidado no tiene que cesar pero no podemos volver al casillero uno como si fuera el juego de la oca. No hay margen económico ni social para eso. La decisión de cerrar durante cuatro meses comercios no esenciales fue equivocada, excesiva, porque se le permitió trabajar al hipermercado pero no al pequeño comerciante. Hoy los argentinos piden trabajar a los gritos. Es la inmensa mayoría que sostiene a este país. Así como necesitamos de manera imprescindible garantizar el comienzo de las clases cuidándonos a todos. No puede haber un año más sin presencialidad. 

  —¿Cómo concilian sus profesiones?

   Convivimos con nuestras pasiones, nuestras profesiones, muy bien, con mucho respeto hacia el trabajo del otro. Disfrutamos mucho del poco tiempo que tenemos para estar juntos. No hay temas de los que no hablemos, nos apoyamos mutuamente en todo sentido, nos escuchamos, y la opinión de ambos es muy importante para el otro. Este fue un año de mucho crecimiento para los dos y tiene que ver con que sabemos que tenemos el otro al lado.

   —¿Cómo se llevaron en  esta convivencia propiciada por la pandemia?

   La cuarentena nos consolidó y mucho. Antes convivíamos parcialmente y ahora lo hacemos plenamente. Estamos mucho mejor que antes. Fue importante para ambas familias saber que cada uno de nosotros no estábamos solos. Yo no podía ver a mis hijos, a mi madre ni a mis hermanas. Nos descubrimos desde otro lugar, nos hizo muy bien. Hicimos los vivos de cocina que fueron un éxito. Y me permite que la gente me conozca como soy. 

   —¿Qué facetas descubrió de ella?

   Descubrí en ella cosas que conocía pero que se confirmaron. Muy buena compañera, laburadora, muy comprometida, una persona cariñosa que se lleva muy bien con mis hijos, algo que es sumamente importante. No hubo nada nuevo, solo confirmar los aspectos buenos. Y darnos cuenta que podemos convivir.

   —¿Proyectan una boda?

   El camino normal para una relación tan consolidada como la nuestra es formalizarla más allá de que pueda o no ser relevante para alguno. Hoy es un momento muy difícil para proyectar una linda fiesta que podamos compartir con amigos y familia. Mientras disfrutamos de esta relación tan consolidada como si tuviera papeles. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios