viernes 17 de mayo del 2024
CELEBRIDADES 11-03-2023 08:22

La lucha de Tini de Bucourt: "El cáncer es una maestría"

La ex mannequin recibió a CARAS en su casa de San Fernando y y habló de este difícil momento. Galería de fotosGalería de fotos

Sus ojos irradian una luz conmovedora y no parecen habitar ese cuerpo castigado por la enfermedad y los tratamientos. Su presencia, más alineada con esa mirada profunda y sabia, transmite fuerza, esplendor y valentía. Ella, que se retiró del mundo de la moda en la cumbre de su carrera, cuando decidió “soltar” lo que sintió que pertenecía a otra etapa de su existencia. Ella, que abrazó la vibración de su alma y vivió siete años en la India, donde se transformó en una guía espiritual. A ella, a Tini de Bucourt (72) hoy le toca enfrentar su experiencia más difícil y transformadora.

Tini libra una batalla valiente contra un cáncer despiadado. Y llora como nunca lo ha hecho, pero no de miedo ni de tristeza, sino de emoción y agradecimiento. Lo que le está enseñando este desafío no lo aprendió ni meditando a los pies del Himalaya ni con los más sabios maestros. La autora de los libros “A cara lavada”, “Mujeres felices, belleza sin tiempo” e “India mía” recibió CARAS en exclusiva en su departamento de Victoria, partido de San Fernando. Su cuerpo le empieza a pasar factura y viene de hacer la primera sesión de quimioterapia. Al momento de esta entrevista todavía le faltan cinco más. Su guerra contra el cáncer recién comienza. Pero a pesar de haber bajado 11 kilos y de sentirse débil físicamente, posa para el fotógrafo con el oficio que le dieron tantos años de modelaje.

La lucha de Tini de Bucourt:
Tini de Bucourt habló en exclusiva con CARAS sobre su lucha. 

Durante la entrevista, de sus pausas y silencios brotan reflexiones profundas. Tini saborea cada gota de conocimiento que exprime de esta vivencia tan amenazante. Durante las fotos comparte una meditación con Mariano Tejera, al que considera un amigo y quien trabaja con Reiki, Cuencos Tibetanos y Masaje Ayurvédico. También nos pide especialmente que no se le haga Photoshop a sus fotos, porque quiere mostrarse “al natural”, así como luce hoy. Sus grandes pilares afectivos son sus hijos: Juan (53), arquitecto; y Cecilia (51), que vive en New York y es modelo y fotógrafa. Además de sus nietos: Chiara (26), que trabaja en Francia en el restaurante de Francis Mallmann; Christian ( 2 2 ) , q u e vive en Berlín; Sofía (17) y Noah (14).

Tini Bucourt
Tini de Bucourt

Tini responde el “¿Para qué?” cree q u e d e b e transitar por e s t e d u r o momento y qué le enseña la enfermedad. “Lo primero que comprendí es que me llegó la hora de la verdad. La verdad sin adornos, sin mentiras (Se larga a llorar). Tuve charlas tan fuertes y sinceras con mis hijos, fueron tan amorosos. Sentí que los sané. Por eso, pienso: ‘¡Gracias enfermedad!’. A mis hijos les dije de manera muy clarita: ‘Chicos, ojalá zafe, pero también está la opción de que no zafe. La realidad es que me puedo morir. Y no se preocupen, porque si me muero, me voy ‘limpia’. Pero antes de ‘partir’ voy a dejar todo claro’. Si los padres no hablamos con nuestros hijos, ellos no saben nuestra historia, y por ahí tampoco entienden las historias de sus abuelos, que en el caso de mis dos padres vivieron las dos guerras… La respuesta de ‘Para qué me pasa esto’ es: para despertar. Obvio que si me preguntás si me gusta lo que estoy atravesando, te digo que no. Simpático no es”, confiesa. Y luego De Bucourt comparte su ritual cuando recibe una sesión de quimioterapia. “Empiezo a decir: ‘Gracias por limpiarme quimio, por ayudarme a sacar todo lo que está mal. Yo te ayudo quimio. Bienvenida quimio’. Estoy todo el tiempo con esos mensajes y pensamientos positivos. No googleo nada para saber las características y consecuencias de mi cáncer. Y amo a los médicos que me tocaron. Todo lo hago en el Otamendi y algunas cosas en el Sanatorio Las Lomas, en San Isidro”, agrega.

La lucha de Tini de Bucourt:
La lucha de Tini de Bucourt 

Tini está orgullosa de mantener su coherencia. “Por eso me dejé las canas (inaugurando su etapa de Silver Influencer, por la Edad Plateada) y me saqué las lolas (se había operado hace muchos años para agrandárselas). No quería más falsedades. Quiero envejecer con dignidad”, afirma quien es Coach de mujeres y Consteladora Familiar.

—Tini, ¿Cómo se enteró de que tenía cáncer?

—Había venido de Europa, donde caminé 12 kilómetros diarios y volví con el Tendón de Aquiles del pie izquierdo sensible. Fui a ver a un kinesiólogo y me dijo que no estaba cortado. Después, en un campo donde habíamos ido con un grupo, me tiré a una pileta “estilo bomba”, y sentí un tirón… Pasé las fiestas, me hice estudios y se detectó que el Tendón de Aquiles esta vez se había cortado. El 5 de enero me operé. Tuve la bota puesta todo el tiempo y a los tres días de la intervención, me sentía rara. De repente se me empezó a hinchar la panza. Detectaron que tenía seis litros de líquido. Cuando vino un médico a verme a casa me mandó directo al Otamendi. Y comenzó mi calvario de 800 millones de estudios… El resultado es cáncer de ovario, Etapa IV. Nunca había tenido nada. Es la primera vez en mi vida: lo del pie y esto.

—¿En algún momento la i n v a d i ó e l miedo y la desesperación?

—Me pasa algo muy loco con esto: le agradezco profundamente esta enfermedad a la vida (Se larga a llorar y aclara que es de la emoción). Mi familia siempre estuvo cerca, pero de pronto esto generó un viraje, una presencia, un amor… Lo tomaron de manera muy natural. Porque me ven a mí viviéndolo de forma muy natural. Duermo bien, no me hago el bocho, no tengo miedo, me tienen que dar seis sesiones de quimio y ya tomé una. Viajó “Ceci” desde New York, inmediatamente. Esa chica … ¡es impresionante! (Se larga a llorar nuevamente). Vino, estuvo 24 x 7 conmigo y nunca manifestó un gesto de cansancio. Me acompañó desde el 5 de enero hasta ayer (esta entrevista se hizo el jueves 2 de marzo) que se volvió unos días a su casa y después regresará. Lo mismo Juan: se puso a organizar todo, con los médicos, con los remedios…

La lucha de Tini de Bucourt:
Tini de Bucourt, ex mannequin 

—¿Cómo la ayudan los recursos espirituales que tanto cultivó?

—Medito mucho, pongo linda música, pienso en todos los viajes que hice, pinto (El cuadro con el que posa en su living es de su autoría, lo hizo en 2011 y dice que representa a su vida). También anoto todo. Esos apuntes se los voy a regalar a mis hijos y nietos. Hoy me toca “bailar con la más fea”. Ojalá que en algún momento pueda decir que fue lo peor y, al mismo tiempo, lo mejor que me pasó. Ir nos vamos a ir todos. Si me toca irme por consecuencia de esta enfermedad, okey, estoy lista. Viví mucho, la pasé bárbaro y no tengo chicos chiquitos ni padres grandes a quienes cuidar. Si “parto”, está todo bien. Me iré emocionalmente lo más “limpia” que pueda.

—¿Cuál el testimonio que desea transmitir a quienes enfrentan grandes adversidades?

—La adversidad es un mensaje sublime para el despertar de algo que tenemos todos, que sino no despierta. Lo digo con todo respeto y humildad, porque sé que no todo el mundo puede verlo así. Todas las pavadas, e insisto que lo digo con respeto, esas pavadas del odio, el rencor, de estar ofendidos por lo que nos hicieron o nos dijeron, todo eso desaparece. Estas situaciones provocan un “darse cuenta”. El cáncer es una gran maestría para transitar con conciencia.

—¿Qué siente que cambió en usted?

—A mis hijos esto los obliga a hacerse cargo de su mamá, que era como Wonder Woman. Yo siempre lo hice todo sola. Era de una prepotencia y una soberbia... Y ahora aprendo de la vulnerabilidad. No sé que pasará cuando llegue a la sexta sesión de quimio, pero por ahora vengo bien. Y si no viene bien, también será un aprendizaje. Con el cáncer nació otra Tini, la verdadera Tini (se pone a llora). Una Tini sin disfraz, que es lo que siempre quise. Y cuando tenga que “partir”, quiero hacerlo siendo esta Tini. Lo digo con amor, no con susto. Y lo voy a lograr, eh. Con valentía y coraje, sin dar vueltas. Porque me conozco: lo que me propongo lo consigo.

 

Fotos: F.DeBartolo/Perfil Agradecimientos: MakeUp: @marianfernandezbonazola. Mariano Tejera. @aum_bienestarintegral. @tinidebucourt

Galería de imágenes
En esta Nota