sábado 28 de marzo de 2020
caras
ESPECTáCULOS | 11-01-2020 13:34

Así vive el Brujito Maya sus místicas vacaciones

El gurú de la Astrología nos abre la intimidad de su descanso y nos enseña cada lugar. Mirá Galería de fotos

“El Brujito Maya eligió un lugar apartado, en las afueras de Buenos Aires, para pasar su verano. Lo que le permite ir y venir a la gran ciudad, continuar con sus actividades y descansar”.

Mi casa es mi refugio. Estoy todo el día trabajando, con mucha gente, entonces cuando vuelvo a casa necesito recargarme de energía. Es como el celular, tenés que recargarlo para no quedarte sin baterías.

Lo primero que hago cuando me levanto es hacer un par de posturas de Yoga (asanas), medito y hago mis afirmaciones positivas. Hace que empiece mi día de manera diferente, enfocado, en eje. Después de meditar estoy lleno de energía y más productivo que nunca. Desayuno liviano, el mate de la mañana es fundamental para mi, sin mate no puedo empezar el día. Después como algunas frutas que generalmente consumo rumbo al trabajo o a mitad del día.

No hay dos días iguales en mi vida. Los viernes voy a la radio a la mañana (está en Radio Rivadavia AM 630 con Amelia Trosi), por las tardes voy a la tele en Crónica, en el programa de Luis Bremer “Tarde o temprano”. Los fines de semana doy talleres, aunque ahora en verano elegí parar, para descansar. Cuando no tengo radio o televisión me quedo trabajando en casa, escribiendo el horóscopo diario para el portal de CARAS o mi nuevo libro.

La pileta es mi lugar favorito, amo el agua. Debe ser la memoria de cuando estuvimos en el útero materno, el líquido amniótico, nos sentíamos a gusto, cálidos, protegidos. Al agua me relaja, tuve meditaciones increíbles en el agua, es como viajar al origen de la tierra, todo empezó en el agua.

Cada ambiente de mi casa está pintado de un color diferente. Los colores son energía, y cada uno irradia una vibración particular. El patio de mi casa es de color naranja, el color de la energía positiva y la abundancia. El dormitorio está pintado de lila, me relaja y ayuda a descansar, además es el color de la transmutación (rayo violeta). El baño está pintado de rojo, en el Feng Shui de mi casa la “fama” la tengo en el baño, eso es pésimo, porque la energía se va por el inodoro (literal), entonces para contrarestarlo lo pinte de rojo y puse un espejo redondo que refleja la luz, de esa manera logre armonizar el baño. La cocina está pintada de verde, la vida. Ahí está el amor. La cocina es el corazón de la casa “donde se cocina todo”, es muy importante para la pareja, en el horno se enciende el fuego del amor.

Foto: Charly Brown

Dirección de Arte: Cecilia Orsini

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios