viernes 3 de abril de 2020
caras
INTERNACIONAL | 16-03-2020 14:10

Hollywood al descubierto: amigos en la ficción y enemigos de la vida real

Te contamos los casos de actores y actrices que no pudieron llevarse bien fuera de la pantalla.

Las historias de amistad que cuentan el cine o la televisión logran conmovernos o encariñarnos con ciertos personajes, sin embargo, no siempre esos relatos logran trasladarse a la realidad, de hecho, muchos actores no logran tolerarse y muchos de ellos llegaron a odiarse dejando a muchos fans con una gran decepción. En esta nota te mostramos algunos de los casos más emblemáticos

Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall

Las amamos. En su rol como Carrie y Samantha en Sex and the city lograron conquistar los corazones de los fans, sin embargo, luego del final de la serie y con el desarrollo de dos películas se conoció la fuerte interna que había entre ambas protagonistas. Todo surgió de hecho cuando se preparaba la producción de la tercera película de la saga que finalmente terminó por cancelarse tras las exigencias de Kim, algo que le cayó muy mal a Sarah.

La cosa empeoró cuando Cattrall se negó a hablar con Parker luego de las insistentes intenciones de la actriz de ponerse en contacto con su colega. "Tu continuo intento por hablar es un doloroso recordatorio de lo cruel que fuiste entonces y ahora. Déjame dejarlo MUY claro. (Si es que no lo he hecho ya) No eres mi familia", fue la respuesta pública, a través de Twitter, que lanzó quien le dio vida en la serie a Samantha Jones.

Naya Rivera y Lea Michele
Protagonistas de la exitosa Glee, Lea Michele y Naya Rivera eran parte del elenco regular de la producción musical sin embargo no podían ni verse la cara, tanto así que no querían trabajar juntas en las escenas que involucraba a sus personajes. 

"A medida que la serie se desarrollaba... Nuestra amistad comenzó a romperse, especialmente cuando Santana (su personaje) pasó de ser secundaria a tener más líneas y más tiempo en pantalla. Creo que a Lea no le gustaba compartir el foco de atención... Parece que me culpaba de todo y todo lo que fue mal", dijo Rivera en la publicación de su autobiografía.

Blake Lively y Leighton Meester
Serena y Blair, en Gossip Girl, eran las mejores amigas y aunque también tuvieron diferencias en la ficción, en la vida real no se toleraban. tuvieron sus más y sus menos en Gossip Girl, pero siempre recordaban la amistad que les unía, algo que, por lo visto, no surgió entre las actrices que las interpretaban.

"Blake y Leighton no eran amigas. Eran amigables, pero no eran amigas como Serena y Blair. En el momento en que estaban en el set, era como si lo fueran", reveló el co-productor Joshua Safran.

Pese a que intentaron llevarse mejor en las últimas temporadas, pero no lo consiguieron y actualmente se mantienen alejadas enfocadas en sus propios proyectos personales.

Julia Roberts y Nicole Kidman

Las actrices compartieron tiempo en la pantalla grande en la remake estadounidense de “El Secreto de sus Ojos”,  el filme de Juan José Campanella, sin embargo, durante la producción, Julia se molestó mucho por la manera en que Nicole trataba al equipo de producción. Declaró de forma extraoficial que Nicole era una diva y que ella no soportaba esa actitud.

Rachel McAdams y Ryan Gosling

En Diario de una pasión, los actores interpretaron a una de las parejas más amadas de la pantalla grande, sin embargo, previo a arrancar el rodaje de la película, Gosling había solicitado que cambiaran de actriz ya que consideraba que Rachel no estaba a la altura del papel y que la cinta fracasaría por su culpa. Los productores se hicieron cargo de este entredicho y la dupla triunfó en el filme. Luego fueron novios por tres años aunque la relación terminó en la más amarga de las rupturas. 

Galería de imágenes

Comentarios