martes 13 de abril de 2021
caras
REALEZA | 15-03-2021 10:29

Un intruso intentó ingresar a la casa de Meghan Markle y el príncipe Harry

El hecho, que trascendió recientemente, ocurrió durante la Nochebuena pasada y se repitió a los pocos días.

Luego de la entrevista que Meghan Markle y el príncipe Harry ofrecieron a Oprah Winfrey y cuyas repercusiones hicieron temblar a la corona británica, una nueva información desestabiliza a los monarcas.

Según trascendió un intruso quiso entrar a la mansión que los duques de Sussex tienen en California. Al parecer, la persona en cuestión intentó dos veces ingresar a la mansión a fines del año pasado, una de ellas, en la Nochebuena.

El individuo, de 37 años, fue detenido por los agentes y si bien lo dejaron libre, le hicieron un apercibimiento por la grave infracción. Sin embargo, éste volvió a insistir y al intentar meterse en la casa, fue detenido y ahora tiene que enfrentar los cargos por los que se lo acusa.

Según TMZ, esta persona viajó desde Ohio hasta la costa californiana, pero aún no se sabe cuáles fueron los motivos que lo llevaron a meterse en la casa de los duques.

Aparentemente, al momento de los hechos, el matrimonio y el pequeño Archie, no se encontraban en el hogar.

La casa está ubicada en el condado de Santa Bárbara, en Los Ángeles, lugar donde nació Meghan y cerca de donde reside su mamá, Doria. En ese mismo barrio tiene como vecinos a Ariana Grande, Gwyneth Paltrow, Ellen de Generes y la mismísima Oprah Winfrey, la encargada de la entrevista que la semana pasada dio la vuelta al mundo.

La historia de Meghan Markle con la Corona: los detalles de la entrevista con Oprah

La CBS emitió la semana pasada, en el prime time, la entrevista que Oprah Winfrey le realizó a Meghan Markle, quien estuvo acompañada del príncipe Harry.

La duquesa de Sussex habló de la discriminación racial que sufrió en carne  propia, de la pelea con Kate Middleton y otros secretos que hasta ese momento permanecían guardados. Incluso reveló que se casó tres días antes.

Meghan aseguró sentirse muy sola y sin el apoyo que necesitaba para poder enfrentar el nuevo desafío de pertenecer a la Corona. Dijo que nadie se molestó en enseñarle de protocolos y comportamientos.  Tuvo que resolverlo buscando en Google toda la información sobre el tema para evitar malos momentos y que se sientan orgullosos de ella.

Pero fue Sarah Ferguson quien poco antes de conocer a la reina la salvó enseñándole a hacer la reverencia: "Practicamos delante de la casa y según me dijeron hice una reverencia muy buena, aunque yo no me acuerdo".

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios