martes 2 de marzo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 05-07-2016 11:05

Sergio Marone, "Ramses", y su arrebato romántico con Susana

"Besar a la diva fue emocionante". Galería de fotos

Seducir parece ser su juego preferido. Y en ello, también el éxito lo acompaña. Es que Sergio Marone, el actor brasileño que personifica a "Ramsés" en "Moisés y los Diez Mandamientos", la novela éxito de las noches de Telefé, resulta todo un galán dentro y fuera del set. Oriundo de San Pablo, Sergio tuvo sus comienzos en importantes producciones como "El Clon", hasta que le llegó la gran oportunidad al interpretar a "Ramsés", el personaje que le cambió la vida y se robó el corazón del público brasileño y argentino.

Simpático y algo "atorrante", Marone no tiene pudor a la hora de dejar fluir confesiones hot y sus arrebatos de seducción. Sentado en el living de Susana Giménez, no tuvo reparo en acercarse a la diva y después de pedirle furtivamente un "piquito", la besó frente a millones de espectadores. "Ya estoy caliente, ¿puedo desvertirme acá?", disparó el brasileño tras la travesura que dejó acalorada a la conductora, con quien compartió una comida en el restó "La Rosa Negra", en Martínez, al finalizar el programa, junto a familiares de Susana y su equipo de producción.

Soltero empedernido, el galán sortea con humor y ocurrencias las consultas acerca de un currículum amoroso nutrido en romances que han revolucionado la prensa brasileña —como su affaire de 3 meses con Naomi Campbell, a partir de compartir el VIP en una fiesta del Carnaval de Río 2005— pero con pocas novias formales. También sorprendió al relacionarse con mujeres más grandes que él, como las actrices Débora Bloch, de 48 años, y Maite Proenca, de 57, y hasta con su “touch and go” con la reconocida periodista de la Rede Globo, Glória María, de 65 años. "Yo estoy muy soltero y feliz. Las mujeres tienen que divertirse conmigo. Creo en mi carisma y luminosidad", repitió a CARAS como todo un maestro de la seducción.

Consciente de su éxito ante la platea femenina, el actor reconoce que no todo fue fácil en su vida. Aún adolescente, Marone debió esforzarse para mejorar su salud e imagen y así, con mucho ejercicio físico y dedicación, bajar gran parte de los 110 kilos que llegó a pesar. La rutina física es, desde entonces, su gran aliada. Cinco veces por semana se levanta a las 6 de la mañana para ir al gimnasio, aunque no hace dieta, pero se cuida en las comidas y evita los dulces, sus grandes tentaciones. De novio, dicen, aunque él no lo confirma, con la modelo Bárbara Romer, postea imágenes de viajes compartidos en su cuenta de Instagram.

De visita en la Isla de CARAS, en Angra dos Reis, Brasil -antes de viajar a Buenos Aires- el galán reconoció que la edad de un mujer no influye en sus elecciones. "¿Mujeres jóvenes o más maduras? Mi gusto son las mujeres femeninas. Las que se cuidan y seducen de manera natural; las que se informan y tienen sentido del humor", aclara. Y, explosivo, no le teme a las declaraciones más polémicas, como la que lo llevó a admitir que disfrutó cuando pagó por sexo: "Fue una experiencia muy buena. Yo separo sexo de amor. Claro que es mucho mejor tener sexo enamorado, pero no siempre es posible. En la novela es normal que Ramsés ame a Nefertari pero se quiera divertir con otras mujeres. Nuestra sociedad actual no piensa de esa  forma y todo termina convirtiéndose en una gran hipocresía."

Fotos: CARAS Brasil.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios