martes 7 de diciembre de 2021
caras
ACTUALIDAD | 30-10-2021 18:26

Todos los detalles del día soñado de "Poroto" Cambiaso

El referente del Polo con La Dolfina Brava venció a Ellerstina. Galería de fotos

La imagen parece repetirse como una continuidad del pasado y el presente que ya se reencarnó en el futuro. Así como tantas veces se lo vio -y se lo seguirá viendo sin dudas- a Adolfo Cambiaso (46) llegar al palenque eufórico con el taco en pleno revoleo y el distintivo casco con los colores argentinos, ahora habrá que acostumbrarse a verlo a su hijo, Poroto” Cambiaso (16), emulándolo con el mismo gesto y el mismo casco. Una situación que tuvo su primera vez en la Triple Corona el pasado sábado, cuando el “heredero” concretó su primer proeza en el mejor polo del mundo: con su equipo La Dolfina Brava fue parte de una histórica victoria sobre la  Ellersrtina de los hermanos Pieres por 10 a 9, en un partido del 128° Abierto de Hurlingham. Sí, en el torneo de clubes más antiguo del planeta, “Poroto” fue “Adolfito” con una producción de altísimo nivel que cristalizó convirtiendo seis goles y adjudicándose el MVP que eligieron los periodistas de ESPN. Más allá de un episodio que afectó emocionalmente a su rival, como fue la accidentada caída de Nicolás Pieres (30) que lo obligó a salir en el segundo chukker, la victoria del “muleto” de La Dolfina fue tan ajustada como inobjetable. El hijo de Cambiaso, además, se ganó el derecho a tener noche de salida ese sábado, ya que apostó con su madre, María Vázquez (46), que si ganaban tendría como  premio la noche libre.

   Si bien esa victoria fue por demás valiosa, no le alcanzó al ganador para discutir por un lugar en la final del 6 de noviembre. Esa plaza será para RS Murus Sanctus o Ellerstina, que disputarán una semifinal muy especial el próximo sábado, ya que Murus se clasificará aún perdiendo por un gol. Ambos con dudas en sus formaciones, por bajas relevantes ya confirmadas y otras probables, será un duelo de pronóstico abierto en el que influirá la confirmación, o no, de esas ausencias. La otra semifinal será la segunda versión en Triple Corona del clásico de Cañuelas, ese que enfrentará a La Dolfina Saudi de Adolfito Cambiaso contra La Natividad de sus sobrinos, Bartolomé (20) y Camilo Castagnola (18). La primera edición fue en el último Abierto              Argentino con triunfo apabullante del multicampeón de Palermo, una tarde en la que el tío no tuvo piedad con sus sobrinos. Pero esta vez hay argumentos para presagiar un desarollo más equilibrado, más allá de que si habría apuestas los de verde pagarían una alta recompensa.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios