jueves 24 de septiembre de 2020
caras
ACTUALIDAD | 09-08-2020 17:50

Sergio Lapegüe y su otro amor: la música

El periodista posó en su casa con el traje de su ídolo traído de Las Vegas. A la  par de la TV y la radio, prepara un disco con su grupo, “Lapeband”. Galería de fotos

Dice que antes de ser periodista fue músico y que como eterno optimista su misión es despertar una sonrisa en la gente. “A este tiempo de cuarentena lo llevo hermoso. Nunca estuve tanto tiempo seguido en mi casa”, confiesa Sergio Lapegüe (55), quien trabajó desde su hogar desde el inicio del aislamiento. “Lo que más destaco es poder estar con mi mujer, Silvia¨Bochi¨ (51) y con mis hijos, Mica (26) y Elvis (22). Somos muy unidos y fue como estar de vacaciones. La única que salió fue mi mujer, para hacer las compras. Tengo la suerte de tener una casa con parque y poder hacer deporte acá. Ahora extraño el abrazo con un amigo, el cafecito. Eso es algo que antes uno no valoraba y ahora sí”, explica el periodista y conocido fan de Elvis Presley. 

   Ya de regreso a los estudios de TV desde hace un mes, Sergio inicia su rutina de lunes a viernes  con “Tempraneros”, el noticiero de TN que conduce con Roxy Vásquez de 6 a 10 de mañana y es el más visto en esa franja horaria. “Un noticiero divertido”, aclara el creador del recordado “Prende y Apaga”. Después descansa unos 45 minutos en un hotel, para retornar al estudio y seguir con “El Noticiero de eltrece”, de 13 a 14:30. Y, luego, también lo espera su programa de radio, “Atardecer de un Día Agitado”,  de 17 a 20:00 horas en FM la 100, que sigue haciendo desde su casa. 

   “Aproveché para hacer música y canciones. Compuse algunas para ‘Lapeband’, mi grupo, e hicimos un primer show por streaming el sábado 18 de julio, que disfrutamos y que fue un éxito de entradas. Lo bueno es que este tiempo me permitió hacer un disco entero y también un libro”, detalla Lapegüe, quien ya publicó otro libro, “Prende el Optimismo”. “Estoy llegando a un momento de mi vida en el que pude cumplir muchos sueños y me doy cuenta que todo es efímero y se evapora muy rápido, especialmente la vida. Este nuevo libro no es un libro de autoayuda, sino uno en el que yo te estoy pidiendo ayuda para frenar, bajar un cambio. Quise escribir sobre esta vida de locos que estamos llevando; atados al celular, las obligaciones y responsabilidades. No nos atamos a la responsabilidad de disfrutar. Lo vamos a presentar en el momento en el que la gente pueda estar”, afirma sobre la publicación que escribió a pedido de Editorial Planeta. 

   Fanático de Elvis, al cumplir 50 Lapegüe decidió reunirse con sus amigos del barrio para volver a tocar. “Nos juntamos Javier Benítez, en guitarra y canta, y con Hernán Palazzo, en bajo y contrabajo. Así armamos la banda junto con más músicos y luego la gente le puso el nombre, Lapeband. Yo hacía los vivos de Instagram cuando nos juntábamos, pregunté como querían que se llamara el grupo y ese fue el nombre más votado. Así armamos una big band. A nosotros nos gusta la música del 50. Sumamos a un baterista, Claudio Galesi, a Rubén Mederson (saxo), Annie Huminiuk, y a Dani Vila, el director musical de Valeria Lynch, y quien tocó el piano con Sandro y también fue director musical de “Los Cinco Latinos” y de pronto se enganchó con Lapeband. Nos gusta divertirnos en el escenario. Tocábamos canciones de otros pero ahora empezamos a componer. También hicimos shows solidarios, recaudamos alimentos y hasta libros cuando se pudo. El sueño es tener un disco y estar en las plataformas”, asegura el periodista, a cargo de la guitarra acústica y voz. 

   “Empecé a hacer blues sin haber escuchado blues, entonces ahí me dijeron que escuchara a Elvis. Lo empecé a investigar y me maravilló, porque soy muy fanático de las biografías. Fue el que cambió el rock and roll. Me volví fanático, empecé a comprar todo sobre Elvis y la gente misma al enterarse me empezó a regalar cosas. Soy muy querido por la gente y eso me hace feliz”, admite Sergio, quien años atrás llegó al teatro con “Prende el Optimismo”, la obra con la que presentó su libro homónimo y en la que se metía en la piel de mítico cantante caracterizado con traje, patillas y peluca y compartía el escenario con su hija actriz. 

   “Mica iba a hacer un programa de televisión, ya había firmado y todo, estaba haciendo teatro y se quedó sin nada. Hoy trabaja mucho pero con el Instagram, donde muestra su talento. Así se empezó a destacar, los famosos las reposteaban sin saber que era mi hija y hoy tiene medio millón de seguidores…creo que el histrionismo lo heredó de mí. Soy un loco divertido”, agrega entre risas. Sin embargo, a su hijo Elvis, que acaba de recibirse de licenciado en Administración de empresas, no le gustan las cámaras. 

   Al traje de Elvis, confiesa Lapegüe, “me lo pongo sólo para alguna reunión de amigos. Debuté con la banda y como Elvis en una fiesta en casa de Pancho Dotto, que nos invitó. Después hicimos un show sorpresa para el casamiento de Matías Bertolotti, el meteorólogo nuestro. También he ido al estudio de radio vestido así y ahora lo uso en casa. Cuando me lo pongo, me llaman Elvis, no Sergio. Me divierto, hago locuras. Uno tiene que cumplir sus sueños. Y mi sueño es cantar arriba del escenario y sentirme, aunque sea un ratito, como Elvis Presley”. Fue un camarógrafo, Jorge Soto, quien le trajo el traje del cantante luego de pasar por Las Vegas junto con el Rifle Varela para cubrir una pelea. 

   “Tengo mis momentos de debilidad, pero soy ciento por ciento optimista y sé que siempre vamos a salir del pozo. Yo estoy viviendo un momento muy delicado con mi mamá Elba ahora, que padece Alzheimer. Pero sé que si supero esa piedra, fortalezco mi espíritu para poder enfrentar nuevos desafíos. Creo que por ahí pasa la historia de la vida. O, al menos, la mía. Trato de que esta forma de ver la vida pueda mejorar la tuya también. Que mi espíritu positivo se pueda trasladar al de otros”, reconoce Lapegüe, cuya inventiva y creatividad no cesan. Ahora, el multifacético periodista también diseña zapatillas inspiradas en Elvis y zapatos para mujer, con el estilo de los años 50. “Conocimos a una persona que tiene una fábrica, “Mannarino Calzados”, y le planteamos con la banda hacer algo. Así surgió lo de las zapatillas. Lo quise hacer por gusto, no soy diseñador por supuesto. Ahora vamos a sacar una línea de borcegos con la firma de la banda, LPB. Hicimos remeras, barbijos y máscaras protectoras que donamos al Hospital Gandulfo para los médicos y enfermeros. Siempre que podemos estar ligados a la solidaridad, lo hacemos”, concluye el periodista sobre su feliz presente.  

 

 

 

Agradecimientos: Tag Heuer Connected 2020,

Mannarino calzados, Agustino.

Cuadro pintado por Matías Pedemonte (coreógrafo) @sergiolapegueoficial, @lapeband.

Prod Alicia Blanco

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota
Karina Lopez

Karina Lopez

Comentarios