miércoles 4 de agosto de 2021
caras
ACTUALIDAD | 16-08-2020 10:50

El hermoso presente de Rodrigo Noya junto a su hijo de tres años

"Ya se parece al mini Noya de Agrandadytos", dice orgulloso el actor de 26 años sobre Bautista. Galería de fotos

Un verdadero personaje. Y no nos referimos a uno que haya protagonizado su padre, Rodrigo Noya (26) en cine, teatro o televisión.

El que es un verdadero personaje, además de ser el rey de la casa de Villa del Parque, es Bautista, que ya suma tres añitos de vida, recién cumplidos en plena cuarentena.

En la previa del Día del Niño, recibió al equipo de CARAS diciéndole al fotógrafo: “¿Vos sos el que me va a hacer las fotos?”. Y así empezó su propio show.

A su lado, “baboso”, orgulloso, “muerto de amor”, está el actor que por la pandemia tuvo que suspender la filmación de una película con Daniel Hendler, además de una gira por todo el país con la obra “Atrapados en el Museo”.

Bauti es un ‘Mini Noya’, un ‘Mini Hombrecito’. Aprende cosas todo el tiempo, copia mucho, por lo que hay que estar muy atento. Para él soy un modelo a seguir.", dice.

RODRIGO NOYA CON SU HIJO DE TRES AÑOS

Y agrega: "Por lo menos en esta etapa. Después tomará su rumbo y me juzgará como un ser humano, pero ahora para él soy un héroe (Risas). Soy el que le resuelve todos sus problemas".

"Eso te pone en un lugar hermoso, que te obliga también a estar en un constante aprendizaje. Copia todo lo que hago, hasta la manera en que me siento en el sillón", continuó. 

"Para hacer las fotos para CARAS me copiaba las poses, está loco (Risas). Todos lo que lo ven me dicen que está re avanzado”, afirma sobre el hijo que comparte con su ex, Sofía Sorrenti (24), con quien se turna para estar con el niño según los protocolos de la pandemia."

RODRIGO NOYA CON SU HIJO DE TRES AÑOS

Actualmente, Noya está en pareja con la bailarina y actriz Belén di Giorgio (25), a quien conoció en la última temporada de Carlos Paz, cuando ella trabajaba en “La Jaula de las Locas”, junto a Nito Artaza, Cecilia Milone y Raúl Lavié.

Y cuando el foco vuelve al gran protagonista de la nota, Rodrigo se derrite de amor.

“Bauti heredó mis expresiones, yo era terrible de chiquito. Se parece al Noya de ‘Agrandadytos’ porque habla mucho. Yo era así, insoportable, medio intenso (Risas). Era para estar un rato y después me querías encerrar (Más Risas)”, confiesa Rodrigo. 

Refiriéndose al parecido de Bautista con él cuando tenía cuatro años, cuando junto a su hermana, Agustina, por ese entonces de tres, se hicieron famosos al convertirse en estrellas del programa conducido por Dady Brieva (a fines de los noventa).

RODRIGO NOYA CON SU HIJO DE TRES AÑOS

“Se parece mucho al ‘Mini Noya’ de ‘Agrandadytos’...  Por suerte viene zafando de los lentes. Yo los uso desde los dos años. Pero tiene esas cosas, es muy despierto”, cuenta. 

Rodrigo Noya posa para la cámara y al lado, Bautista, copia sus gestos. Todos nos reímos. Celebramos sus “monerías”. “El ‘cochecama’ esa es espectacular, se la compré porque él ama los autos", dijo. 

"Y adora a los superhéroes, especialmente a Spiderman, pero también al Capitán América y a todos Los Vengadores: Hulk, Thor, Ironmanafirma el actor. Cuando me ve en la tele dice: ‘Ahí está papá’. Yo hice la película ‘Dibu 3’, y él siempre quiere verla. Allí ve a su padre de niño, porque cuando la hice yo tenía dos años más que lo que él tiene ahora (Risas). Pero él a ese niño que ve lo registra como a su papá. Los anteojos ayudan, porque lo llevan a mí. Ve las de Harry Potter y también dice: ‘¡Papá!’ (Risas). O cuando ve a los ‘Minions’con esos ojitos, dice: ‘¡Papá!’ (Más Risas)”, agrega.

RODRIGO NOYA CON SU HIJO DE TRES AÑOS

Rodrigo está orgulloso y feliz, entre otras cosas de que Bauti sea de Independiente como él. Para el Día del Niño, su hijo quiere un traje de Ironman con un diamante en el pecho. “¡Imposible de conseguir!”, comenta.

Después agrega que imagina para su hijo un mundo con más tolerancia, sin prejuicios ni discriminación. Y concluye: “Antes de dormirse me pide que le lea un cuento. Cuando se queda dormido, le doy un beso y me desarmo. No puedo más de amor. Verlo crecer todo el tiempo es una maravilla”.

Agradecimiento: Mimo.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota
Fabián Cataldo

Fabián Cataldo

Comentarios