martes 25 de junio del 2024

A los 30

CREDITO CARAS

La crisis existencial de los 30 es una etapa de la vida en la que las personas comienzan a cuestionarse su propósito y significado en la vida. Al parecer, pueden sentir que sus metas y expectativas no se han cumplido y que no están donde pensaban que estarían a los 30 años. También pueden sentir una sensación de pérdida o duelo por la juventud y la vida sin responsabilidades que dejaron atrás.

En este año cumplí 30 años. 

A uno siempre le gustaría decir que no sufrió una crisis, pero como a mí me gusta desmitificar que pasar por crisis es necesariamente negativo, me encanta decir que estuve, estoy y estaré en crisis. 

Al menos este fue mi caso, en mi vida parecía que muchas cosas iban bien encaminadas, ya conocía de qué se trataba esto de vivir.

Luego cumplir 30 me hizo pensar y te invito a que si estas pasando por esto, pienses conmigo sin miedo. ¿Es esto lo que yo quería para mi vida? ¿Es en Argentina donde yo quería vivir mi vida adulta? ¿Es verdad que quiero ser madre? ¿sigue siendo ese sueño profesional que tenía de chica, el mismo hoy en día? ¿Sigo con la intención de seguir en pareja?

En mi caso específico muchas respuestas fueron sí y otras fueron no, y eso es lo que pasa a los 30. Es la angustia de encontrarse con uno mismo y ese ser adulto con miles de decisiones tomadas que fuimos construyendo y preguntarse. ¿Esta es la dirección que quiero seguir? 

Es verdad que si no te gusta mirar para adentro, seguro estarás pensando… ¿Podríamos seguir la misma dirección de siempre sin hacernos preguntas angustiantes?, tener vacíos existenciales y crisis vocacionales no parece muy divertido en principio.

Pero yo siempre como buena psicóloga del lado de hundirme en los problemas para encontrar respuestas decidí mirar para adentro, para volver a armar sueños nuevos y diferentes, a veces más ambiciosos, a veces más básicos, aceptar los cambios de la vida y mis propios cambios de opinión.

Decidí atreverme a saltar de la zona de confort y cuestionarme a mí misma todo lo que creía tener claro y así es como me hundí en la tan temida crisis de los 30 y estuve varios meses sin respuestas, sintiéndome un poco extraña y mirando mucho hacia mi interior. Lo bueno es que, así como me hundí, flote, así como flote, aprendí a nadar de nuevo y así como nadé, llegué a un lugar nuevo, a una nueva yo.

Ahora considero que ya habité esa crisis y salí, tomando aire como una campeona del autoconocimiento y abrazando mi espacio de terapia más que nunca. Descubriendo que mi esencia está intacta, pero que cambié, crecí y aprendí muchísimo en estos años. Hoy sueño cosas más alineadas a lo que realmente siento que me hace feliz y definitivamente valió la pena. tal vez cumplir 30 es solo una excusa social para hacer este camino hacia uno mismo, lo podemos hacer en cualquier momento, pero eso sí, hagan que valga la pena. 

La crisis de los 30 se supera y me gustaría dejarte un par de puntos que pueden ayudar a transitar.

1-Reflexiona sobre tus valores y metas. Pregúntate qué es importante para vos y qué te hace feliz. De manera practica pensar en cómo puedes incorporarlos en tu vida diaria.

2- Buscar el apoyo de amigos y familiares. Muchas veces pueden ofrecerte apoyo emocional y ayudarte a encontrar soluciones. Y en el más común de los casos, te ayuda a darte cuenta de que todos pasamos por eso, lo que nos hace humanos con crisis similares.

3-Buscar ayuda profesional. Un psicólogo puede ayudarte a identificar los problemas subyacentes y proporcionarte herramientas para manejarlos.

4-Intenta cosas nuevas. puede ser una oportunidad para probar cosas nuevas y descubrir nuevas pasiones. Considerar sumar cosas diferentes como clases de pintura, aprender a tocar algún instrumento, aprender un nuevo idioma o planificar ese viaje que venís postergando.

5- Aprende a aceptar el cambio. A medida que cumplimos años, nuestras vidas cambian y evolucionan. Aprende a aceptar estos cambios y encontrar formas de adaptarse a ellos.

La crisis existencial de los 30 es una etapa común en la vida de muchas personas. Puede ser una época de incertidumbre y cuestionamiento, pero también puede ser una oportunidad para el crecimiento personal y el descubrimiento de nuevas metas y pasiones. Recordemos que todos tenemos nuestros propios ritmos y procesos y que cada uno de ellos es válido. No hay una forma única y definitiva de vivir la vida y es importante escuchar nuestras propias necesidades y seguir nuestros propios deseos.

Datos de contacto:

Instagram @heypersonalproject

 

Galería de imágenes
En esta Nota