jueves 18 de julio del 2024

Carla Zeniquel: Psicología – Sexología – Biodescodificación

Causas principales de la disminución del deseo en las parejas y algunos tip para mantener viva la llama.

CREDITO CARAS

La pérdida o disminución del deseo sexual en una relación de pareja es una situación común que puede generar preocupación y malestar. Alguna de las causas principales son:

1. Aburrimiento y rutina: La monotonía en la relación puede extinguir la chispa sexual. La falta de variedad y novedad puede hacer que el deseo disminuya con el tiempo.

2. Estrés y preocupaciones: Las preocupaciones cotidianas, el estrés laboral y los problemas personales pueden afectar negativamente la libido y disminuir el deseo sexual.

3. Problemas de comunicación: La falta de comunicación abierta y sincera sobre las necesidades y deseos sexuales puede conducir a la disminución del deseo.

4. Baja autoestima y cuerpo negativo: La inseguridad y la vergüenza corporal pueden influir en la confianza sexual y disminuir el deseo.

5. Enfermedades o medicamentos: Algunas enfermedades crónicas y medicamentos pueden tener efectos secundarios que afectan la libido.

6. Cambios hormonales: Los cambios hormonales en las diferentes etapas de la vida, como el embarazo, la menopausia o la andropausia, pueden afectar el deseo sexual.

Que podemos hacer para alimentar el deseo:

1. Comunicación abierta y honesta: Hablar abiertamente sobre las necesidades, fantasías y deseos sexuales puede fortalecer la intimidad y avivar el deseo.

2. Priorizar el tiempo juntos: Establecer momentos dedicados exclusivamente a la pareja, sin distracciones, puede reavivar la pasión y el deseo.

3. Sorprender y experimentar: Introducir novedades en la relación, como juegos eróticos, juguetes sexuales o nuevas experiencias, puede despertar el deseo y la excitación.

4. Cuidado personal: Mantener una buena salud física y emocional es esencial para alimentar el deseo. Hacer ejercicio regularmente, comer saludablemente y dedicar tiempo a actividades que generen bienestar contribuirá a la vitalidad sexual.

5. Fantasear y explorar juntos: Fantasear, compartir deseos y explorar nuevas fantasías sexuales en pareja puede proporcionar un estímulo adicional para el deseo.

6. Mejorar la intimidad emocional: Cultivar la conexión emocional, a través de gestos de cariño, apoyo y comprensión, fomentará la intimidad sexual y aumentará el deseo.

La disminución del deseo en las parejas es un desafío común, pero con la comprensión adecuada y el compromiso mutuo, es posible mantener encendida la llama del deseo. Estas estrategias, basadas en la comunicación abierta, la novedad y el cuidado personal, pueden ayudar a alimentar el deseo y mantener una vida sexual satisfactoria a lo largo del tiempo. Si persisten las dificultades, es valioso buscar la orientación de especialistas en psicología y sexología para apoyar y potenciar una experiencia sexual saludable, libre y placentera.

Datos de contacto:

www.carlazeniquel.com.ar

Instagram: @carlazebiquel

Celular: 3413771007

En esta Nota