martes 18 de junio del 2024

El consumo en los niños

Niños utilizados como estrategia de marketing. Lic. Vanesa Videira (Licenciada en Psicología, especialista en niñez y adolescencias). Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Se acerca el día de las infancias y con ello un bombardeo de publicidades que nos dicen qué deberían tener nuestros hijos, para ser felices y sentirse completos.

Propagandas de artículos varios, que condicionan nuestro bolsillo y especialmente, nos hace creer que la felicidad se regala en un objeto, que muchas veces ayuda a pertenecer, impuesto por las masas y modas efímeras.

El marketing encontró en los niños y las infancias “una sociedad de consumidores”, especialmente adquiriendo presencia en la vida cotidiana a través de las pantallas, donde llegan masivamente en publicidades.

Provocar a los niños, suele ser una de las técnicas infalibles de marketing, se lo conoce como: factor berrinche, el objetivo es tentar a los más pequeños y desestabilizar a los padres.

En los supermercados y jugueterías se pueden observar infinitas escenas de enojos y berrinches, de niños muy pequeños con sus padres, gritos y forcejeos.

El factor berrinche: es la capacidad que tienen los niños de agotar a sus progenitores y conseguir que le compren lo que quieren.

La mayoría de los padres, sabe que es una de las situaciones más temidas, por lo que general por el peso de   las miradas de los demás y la condena publica, saben que terminaran cediendo.

¿Qué pasa cuando decimos que no?

Establecemos límites claros, también generamos momentos de espera y deseo.

Siempre les comunico a los padres que antes de ir a un lugar donde los niños se van a sentir tentados, hagan una lista con ellos de lo que van a comprar y anticipen lo que van a hacer en esa oportunidad.

Cuando anticipamos, le comunicamos con anterioridad y lo preparamos, antes de que le gane la emoción. Es importante, sostener con tranquilidad, esta decisión, para que ellos puedan aceptarla.

 Muchos padres en las consultas, me manifiestan que ellos no contaron con la misma suerte que sus hijos y que `por eso le dan todo lo que piden.

En este afán de darles, todo…también le quitamos la posibilidad de les falte, de que se frustren, que puedan desear y que esperen.

Muchas veces olvidando que quizás los niños con sus demandas, están pidiendo atención, tiempo, disponibilidad lúdica y afectiva, no llenarse de objetos carentes de sentido.

El niño como consumidor

Los niños son considerados agentes de consumo antes de nacer, en las maternidades se  les orienta a los futuros  padres con marca de pañales, sillas, carritos y cunitas, para que  no les falte nada desde el inicio de sus vidas.

En una sociedad que empuja al consumo indiscriminado de objetos, la pregunta del porque los niños consumen por demás, debe pensarse dentro de una constelación familiar y social.

¿Debería valorarse un niño por la marca de su celular, por su ropa, por las zapatillas que usa, por si tiene play 5 o play 4?

Son preguntas abiertas, donde ponemos el foco en  los adultos que sostenemos,  y muchas veces habilitamos acceder a  todas las modas  de la época, para que nuestro hijo/a no quede excluido socialmente.

¿Qué elegir a la hora de regalar a nuestros niños?

 En primer lugar sabemos que a los niños les encantan los juguetes, a  la hora de hacer presentes ver la funcionalidad del mismo: “cuanto menos haga el juguete más realizará el niño”, siempre es preferible orientarnos por elementos  no estructurados, que permitan crear e imaginar diferentes espacios lúdicos.

Podemos también elegir cuentos, teniendo en cuenta las diferentes edades, adecuado a sus intereses y manipulación.

Elementos de arte, donde puedan crear un sinfín de producciones.

Objetos para traslados, donde deban utilizar su cuerpo en movimiento, posibilitando su destreza de un modo lúdico.

Disfraces, objetos para caracterizarse y actuar diferentes roles y personajes.

Masas, plastilinas para realizar modelados.

Juegos de mesa, cartas y juegos con imanes.

Mi deseo genuino en este día de las infancias es que cada niño y niña del país, sea agasajado con momentos de calidad. Los niños no se acordarán de los juguetes que recibieron, si de cómo se sintieron, de la forma que fueron sorprendidos y sostenidos.

No sirve de nada el mejor juguete, si no estamos dispuestos a jugar con ellos.

En algunas cuestiones, menos es mas. Y la calidad suplanta a la cantidad.

Que sea un hermoso domingo, lleno de celebración, risas y juegos.

Datos de contacto:

Teléfono: 1123245486

Página web. www.licvanesavideira.com.ar

Instagram: licvanesavideira

 

 

 

 

 

 

 

Galería de imágenes
En esta Nota