viernes 17 de enero de 2020
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 27-11-2019 12:37

Época Indumentaria: la moda más allá de la tradición

Una de las más tradicionales empresas de indumentaria masculina y femenina de Santa Fe. Las mejores marcas en un mismo local. Galería de fotos

Promediaba el año 1989 y, como muchos argentinos, Félix Rodríguez se había quedado sin trabajo. “El país, por ese entonces atravesaba un proceso de hiperinflación que provocó el cierre de muchas fábricas y comercios".

"Un día fui a saludar un amigo que tenía un local de ropa para hombres dentro de una galería céntrica y me comentó que, debido a la situación, quería vender el negocio. Como me gustaba el rubro y tenía cierta experiencia, le propuse comprar el negocio".

"Entre risas, mi amigo me preguntó cómo se lo iba a pagar. Yo tenía un Dodge 1500 modelo 81 que no podía mantener, así que se lo ofrecí como parte de pago. Y así, café de por medio, cambiamos llaves del auto por las del negocio y, con un apretón de manos, cerramos el trato”, recuerda Félix.

Él al principio viajaba en colectivo a Buenos Aires todas las semanas para comprar la mercadería con la que regresaba de madrugada, cargado de bolsos y paquetes, para ir directamente al local a acomodar todo para luego irse a duchar a su casa y regresar a abrir el negocio.

“Fueron dos a tres años muy duros, en medio de una situación económica muy complicada, pero siempre con la esperanza de salir adelante”, dice Félix que tenía experiencia como viajante vendiendo ropa en los pueblos de la zona.

Con la llegada de la ley de convertibilidad en 1991 las cosas de a poco comenzaban a mejorar con la reducción paulatinamente de la inflación y empezaba cierta estabilidad en los precios.

“Por lo que me anime a buscar un local a la calle. Estar en la peatonal significaba competir con colegas que tenían negocios de muchos años, muy afianzados y de renombre, pero me gustaba el desafío que me obligaba a esforzarme mucho más".

"Así, gracias al apoyo y la confianza de mis proveedores, a los que estoy muy agradecido, comenzamos a crecer de a poquito y fuimos ganando un pequeño lugar en el mercado local. Los años 90 tampoco fueron fáciles, pero fuimos sorteando varios obstáculos económicos hasta que en el año 1999 abrimos una sucursal en el casco histórico de la ciudad, una casona de 1897".

"Esa apertura significó que la marca Polo R Laurent nos abriera sus puertas y así transformar la casona en un exclusivo de la marca, por ese entonces muy demandada”, asegura Félix que pronto tuvo que enfrentar una nueva crisis, la de 2001 que afectó muy especialmente al rubro textil.

¿Cómo fue que se convirtieron en un negocio multimarca?

En 2001 la dificultad era enorme, el esfuerzo no alcanzaba y nos excedía la situación. Pero las ganas de superarse y la pasión por lo que hacíamos nos llevó a no bajar los brazos. Si podés aguantar épocas así, seguro salís fortalecido.

El único secreto es trabajar y trabajar. De apoco las cosas en el país fuero mejorando y empezaba una reactivación comercial. Con el tiempo fuimos incorporando nuevas marcas nacionales e internacionales, convirtiéndonos en un negocio multimarca.

Este modelo de negocio es muy común en el interior del país, ya que le ofrece al cliente la posibilidad de encontrar en el mismo lugar distintas opciones para vestir.

¿Cuáles son las marcas que ofrecen?

En nuestro caso marcas como Perramus, Daniel Hechter, Rochas, La Dolfina, entre otras, ofrecen tanto al hombre como a la mujer una amplia variedad de posibilidades, respetando siempre la calidad en sus productos. Por eso son las que elegimos para vender en nuestro local.

¿Cómo es que abrieron el local actual en el tradicional Boulevard Galves?

Es un paseo habitual para los santafesinos desde hace más de un siglo. En el año 2013 sentimos la necesidad de buscar una nueva propuesta y un nuevo lugar para nuestro negocio, así fue que llegamos al boulevard.

Entre sus anchas veredas y sus pequeños palacios recuperados ofrece una excelente propuesta turística comercial. Por eso, hoy, en una típica casona señorial de mediados del siglo pasado, tenemos el placer de recibir a nuestros clientes que nos acompañan hace más de treinta años. Estamos ya vistiendo a la segunda y tercera generación de nuestros primeros clientes.

¿Cómo se manejan con las redes?

Hoy el mercado nos obliga a estar presente en las redes sociales. Pero, por una cuestión generacional, cuento con la colaboración de la gente joven de la familia. Estefanía en Facebook y en Instagram, mi hija Catalina, de 17 años, quien me ha sorprendido gratamente.

Ella hace más de un año comenzó su emprendimiento personal (desing.bycata) fabricando pulseras con mensajes positivos. Así, reparte su tiempo libre entre su emprendimiento y diseñando nuestra página web.

Para contacto: San Martín 1718 / Boulevard Gálvez, Santa Fe. 

Conoce más ingresando en su perfil de Instagram.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario