sábado 25 de septiembre de 2021
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 04-05-2021 16:52

Gustavo Duben: “Me apasiona acompañar a las personas en su crecimiento y liderazgo”

¡Conoce más ingresando en la nota! Galería de fotos

Gustavo Duben es un empresario desarrollador de negocios, coach ontológico motivacional y formador de líderes. Él se define como una persona solidaria que busca ayudar a sus pares y también contribuye con fundaciones solidarias, como la Fundación del padre Mario. Ha logrado, de la mano de la obra, que muchas de las personas de la comunidad de González Catán tengan una mejor calidad de vida. 

Hoy conversamos con él quien nos cuenta más sobre sus labores y de como busca ayudar a sus clientes a través de sus conocimientos profesionales.

¿Como llego el coaching a tu vida?

Llegó en un momento de búsqueda, conciencia y vocación de ocuparme del alma, fue una búsqueda de herramientas y distinciones. Fue un continuo darse cuenta…

Primero tuve un aprendizaje con la carrera de programación neuro lingüística (PNL) y cuando finalicé mi formación, había estado analizando si seguía la carrera de coaching Ontológico (la cual deseaba aprender).

Así fue como organice mis tiempos y curse la carrera hace algunos años.

¿Como te definirías? 

Me defino como una persona que encuentra motivación en compartir experiencias y conocimientos con otros. Me gusta vivir intensamente ya que soy amante de la vida, me gusta enriquecerme de las experiencias que ella trae. No quiero que la vida sea fácil, quiero que valga la pena. Me apasiona acompañar a las personas en su crecimiento y liderazgo.

¿Los coach son todos iguales? 

En un proceso de coaching tienes que ser “tú mismo auténtico”, estar presente con humildad y con una escucha activa, para que el cliente de esta forma tenga la posibilidad de lograr sus objetivos y puedan “ser” ellas mismas.

Me gusta ir descubriendo a las personas, quienes están siendo y quienes quieren ser. Por eso considero que estar presente te hace ver, sentir y escuchar al otro. Es enriquecedor poder acompañar a las personas en su desarrollo personal. El coaching abre las puertas a “un darse cuenta” que te potencia. Cada coach es único y yo soy distinto. 

Si sigues las recetas, queda el plato muy preparado, pero queda sin picante, sin tu impronta y sin tu arte.

Las sesiones cuando son perfectas son todas iguales, les falta alma. Es como sacarte el hambre leyendo el menú de un restaurante. Lo lees con una muy buena impresión, pero el plato hace la diferencia junto con los sabores y la preparación. Lo defino como “el toque distintivo del chef”.

En estos tiempos que estamos viviendo, ¿qué es lo que más escuchas de los clientes?

Escucho muy seguido el “quiero estar tranquilo” o el “no me gusta la incertidumbre”. A todos les digo la vida es incertidumbre, esa magia de no saber qué va a acontecer. Si supiéramos lo que pasaría, nuestra vida se tornaría aburrida.

Tenemos un hermoso regalo al estar vivos, tenemos que aprender las formas de como vivir.  Considero que si tenemos confianza de la vida podemos disfrutarla.  No todas las tormentas vienen a desordenar lo construido, algunas llegan a limpiar tu camino.

¿Cuál es tu metodología y modalidad en una sesión?

En la primera sección del encuentro comienzo centrando al cliente en su respiración. Ni bien arrancamos les digo que se despojen de todos sus títulos, que dejen todo afuera y entrando en la sesión siendo solo ellos.

Cuando le sacas a la persona sus cuentos, los mismos quedan sin narrativa. Este es un drama humano, pareciera que debieran continuamente dar examen, quien son cuánto valen. Compraron historias de seguridad de que “todo es para siempre” y después la vida se encarga de mostrarles la realidad. Así se desploman y caen tan fuerte que no tienen fuerzas ni herramientas para empezar de nuevo.

En la vida real existen grandes posibilidades de pérdidas de trabajo y cambios en los niveles vivenciales. Trabajo con su estado presente y su estado deseado.

¿Das charlas de motivación y liderazgo? 

Comparto charlas en mi espacio para devolverle a la gente un poco de lo que la vida me dio: mi aprendizaje.

Hay que tener la capacidad de decir: “soy suficiente”. Cada vez que escucho esto, me digo que es lo que quiero y daré todo para conseguirlo, daré mi máximo esfuerzo si pienso en que valió la pena, si de todos los presentes a uno le sirve lo que digo no habré hablado en vano, no habré malgastado mi tiempo…

Hablo para colaborar con el que está dispuesto a ayudarse y ayudar a otros.

Datos de contacto: Gustavo A. Duben Coach - [email protected]

Conoce más en sus perfiles de Instagram, Facebook y Youtube.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios