sábado 26 de noviembre del 2022

INFANCIAS FELICES

Desde Hanssen Poff en esta oportunidad queremos contarte sobre los beneficios que existen en los juguetes de madera. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Los juguetes de madera ofrecen sensaciones táctiles, placenteras que el cerebro del niño va captando y asimilando.  Son juguetes más sencillos estéticamente hablando (no poseen luces, pilas, sonidos) y es aquí donde se desafía a la mente del niño,  que tiene que imaginar y crear todo lo que quiere que haga, motivando así su mundo imaginario, simbólico y la implementación de estrategias cognitivas.

El juego simbólico es un juego espontaneo, en el que el niño pasa de lo real a lo imaginario en un mismo instante. Es además una actividad que les habilita la posibilidad de ampliar progresivamente su lenguaje, de poder representar situaciones vividas, aumentar el desarrollo de la empatía, favorece la creatividad, contribuye al desarrollo emocional y así podríamos continuar nombrando muchos beneficios más.

Otra característica que poseen los juguetes de madera es que suelen ser atemporales, es decir, los pueden utilizar y manipular de diferentes maneras, brindarles diferentes significados e inclusive complejizar el juego a medida que el niño crece.

Muchos de los juguetes de madera que incorporamos en Hanssen Poff ayudan a desarrollar habilidades de coordinación, concentración, visoespaciales, visoperceptivas y de flexibilidad cognitiva. Por ejemplo en el caso de los arcoíris de madera, sus piezas  ayudan a que el niño  comience a diferenciar formas, tamaños, que vaya comprendiendo conceptos complejos como el equilibrio, la simetría, la resistencia. Y además a través de la construcción de estructuras comienzan a aplicar la lógica, la planificación y ante las caídas y el volver a armar,  ponen a prueba la tolerancia a la frustración.

Un aspecto valioso a destacar es que estos juguetes ofrecen una gran conexión con la naturaleza, son materiales nobles que permiten a los niños entender la relación del ser humano con la madre tierra. En Hanssen Poff podes encontrar productos como los de Manick,  una fábrica de juguetes que cumple con todas nuestras expectativas y lo que buscamos seguir ofreciendo a las infancias actuales. La misma se propone recuperar las actividades lúdicas tradicionales, vinculadas a materiales nobles, ecológicos y duraderos, alzando así la bandera de la sustentabilidad.  En su proceso productivo nada se pierde, todo se transforma y cuidan el medio ambiente en toda su cadena de producción. Por cada árbol que se corta siembran uno en su fábrica y reutilizan los remantes con fines sociales. Generan energía calórica con los descartes. Utilizan pinturas y pegamentos  atóxicos.

Todos estos juguetes, poseen  beneficios en la infancia por lo que además son utilizados en muchas oportunidades con fines terapéuticos.  Los mimos ayudan al desarrollo del razonamiento, estimulan los sentidos, fomentan la interacción, estimulan el desarrollo físico, cognitivo y conductual.  Desde Hanssen Poff tenemos como meta seguir ofreciendo más horas de juego, momentos felices y aprendizaje a las infancias actuales y venideras.

 

Datos de contacto:

Noelia Cáceres, Licenciada en psicología 

Instagram: @hanssenpoff

Web: www.hanssenpoff.com.ar

 

Galería de imágenes
En esta Nota