martes 04 de octubre del 2022

Dra. Giselle Fernández: La importancia de una buena salud bucal en niños

CREDITO CARAS

La pregunta más frecuente de los padres, es cuando consultar por primera vez, a la odontopediatra. Se calcula que a los dos años y medio de edad, la persona tiene ya todos sus dientes temporarios en boca, ese es el momento ideal para llevarlo al control. Una vez que viene lo controlamos, si está bien el estado de su boca, lo que le vamos a hacer es una topicacion con flúor (es la colocación de un gel  durante un minuto en la boca, que con esto ayudamos a reforzar el esmalte del diente y es preventivo, para evitar las caries dentales) en el caso de que no esté todo bien, y el niño tenga caries o tenga la boca dinamitada como digo yo, realizamos una motivación, es decir, explicamos qué procedimiento vamos a realizarle para limpiar las caries , le mostramos todos los materiales e instrumentales así, de esa forma ,pierde el miedo y toma la confianza necesaria para realizar el procedimiento necesario.

Luego, los controles se realizan cada 6 meses, en el caso de que el niño se haya golpeado o caído, o vemos algo raro en la boca lo traemos a la consulta  antes de los 2 años y medio de lo contrario, ese momento sería el ideal para los controles.

Otra pregunta  muy frecuente es: ¿cómo higienizo la boca de mi hijo?

Lo ideal es comenzar con la técnica de higiene, a partir de la salida del primer dientito habitualmente, a los 6 o 7 meses del bebé, yo les recomiendo para la higiene, un cepillo dedal, con el cual los padres pueden limpiar las encías y dientes de los bebés, así comenzamos con una rutina de higiene dental  desde muy chiquitos, es lo ideal. Luego a partir de los 3 años, mi indicación, como odontopediatra es que, utilicen un cepillo pequeño para niños, y el uso de una pasta dental con flúor en pequeñas cantidades (poner en el cepillo un tamaño de pasta como si fuera un granito de arroz).

Es fundamental cuidar la salud de los niños, e inculcarles desde pequeños la importancia de una boca sana, construir un vínculo con su odontopediatra y perder el miedo, siempre cuento lo mismo mis pacientes vienen contentos a la consulta, trato de darles la seguridad y motivación que ellos necesitan. Todos sabemos de adultos que tienen mucho miedo a la visita con el odontólogo, muchas veces, me cuentan en la práctica diaria, que ese miedo nació cuando era niño en sus primeras consultas, así que considero fundamental el rol que tenemos los odontopediatras, en las primeras visitas al consultorio. Cada niño que pasa por el consultorio para mi es único, ellos se van felices y yo feliz, de su afecto genuino y su confianza. Creo que si tengo que pensar en tantos años de profesión, cual fue la especialidad como profesional, que más llena el alma es la atención a los niños. Un niño con su boca sana, es un niño con salud, y es fundamental cuidar la salud de nuestros pequeños.  Además, tengo la idea de no trabajar en niños con anestesia, al menos, que sea muy necesario, por lo general, utilizo anestesia tópica (en crema) o en spray para no pinchar, también en el caso de tener que remover caries, utilizo una sustancia que ablanda el tejido cariado (o sea la caries) y la elimino con un instrumental que llamamos cucharita y luego les coloco la pasta, siendo así un procedimiento muy sencillo , sin generar traumas en el niño ni temor, pudiendo así eliminar, los procesos infecciosos de manera sencilla.

Es muy común que cuando se sientan en el sillón lo primero que me dicen es ¿me vas a pinchar? Y ahí me les cuento que no es necesario, al menos casi nunca lo hago y así ya con eso ellos se sienten más tranquilos. Vuelvo a repetir es fundamental que desde chiquitos, pierdan el miedo al odontólogo, y esa es mi filosofía de trabajo con niños y con adultos, que venir al odontólogo no sea una experiencia traumática, al contrario.

Tel para turnos: 1167196963

Instagram: odontologa_gisellefernandez

Galería de imágenes
En esta Nota