martes 31 de enero del 2023

Lucas Mársico: “La clave puede estar en transformar tu forma de observar el mundo”

Lucas Mársico, Coach Ontológico Profesional, nos invita a descubrir los distintos aspectos que influyen en la obtención de nuestros objetivos y ver qué posibilidades tenemos cuando éstos no se alcanzan. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Los seres humanos a lo largo de nuestra vida vamos construyendo, en base a nuestra historia personal y en comunidad, nuestra biología y también nuestro lenguaje, un mundo de creencias desde el cual vamos a interpretar nuestra propia realidad.

Desde estas creencias aprendidas es que vamos a estar actuando dentro de un sistema del cual formamos parte. Éstas, a su vez, serán las que determinen los resultados que vayamos cosechando a lo largo de nuestra existencia.

Por ejemplo: Una persona de 45 años se mira al espejo, y al observarse considera que ya no posee la misma silueta que a los 30 años. No le gusta su abdomen, sus piernas, sus brazos, se ve excedida de peso y eso la hace sufrir y sentirse fea, desagradable, avergonzada de sí misma. Es por eso que decide comenzar a salir a caminar por las mañanas, tres veces a la semana, y se pone como objetivo llegar al mismo peso que tenía a los treinta antes de diciembre.
Al cabo de un mes se da cuenta que, no solo no bajó de peso, sino que aumentó.


¿Qué debería hacer para obtener entonces nuevos resultados?

Einstein dijo una vez: “Locura: hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes”.


Entonces, el primer paso sería observar sus acciones. Para eso puede preguntarse ¿Qué vino haciendo hasta ahora?, y ¿Qué podría hacer diferente?


Observa que muchas semanas no salió a caminar con la frecuencia con la que se había comprometido. También, que salir a caminar no es suficiente y, por lo tanto, decide sumar otro deporte.

Finalmente, se compromete a salir a caminar tres veces a la semana sin excusa y a sumar bicicleta 2 veces a la semana.
Pasado ese tiempo, la balanza marca que aún no había llegado al peso.

¿Te sucedió alguna vez que cambiaste tus acciones, y aun así no obtuviste los resultados que esperabas?


En ese caso, la propuesta es identificar cuáles son las posibilidades que está observando y, aún más importante, cuáles son aquellas que no está viendo, que están fuera de su radar.


En este ejemplo, la persona se da cuenta que, además, podría cambiar su alimentación a una más saludable y decide sacar un turno con un nutricionista.


Llega diciembre y los resultados no están. Esto la frustra, la enoja, la entristece; comienza a echar culpas y quejarse del nutricionista y de sus profesores de gimnasio, y a rechazarse aún más a ella misma.

Ante estas situaciones, lo que resta es poner en conciencia cuáles son aquellas creencias que están arraigadas en lo profundo de la persona (consideradas usualmente como verdades inobjetables, eternas e inmutables) que determinan su forma de observar el mundo y, por consiguiente, sus acciones, para así desafiarlas. En el Coaching Ontológico los solemos llamar “Juicios Maestros”.

En este hipotético caso podría ser: “A los 45 años debería tener el mismo físico que a los 30 años”, “Solo teniendo ese físico voy a sentirme bella y deseada”, “No me acepto tal cual soy”, etc.

Dado que este tipo de juicios suelen estar de forma inconsciente, tal vez no puedan ser desafiados por la persona misma. Es ahí donde el acompañamiento de un Coach Ontológico puede ser fundamental y marcar una diferencia en la vida de esa persona.


Actualmente, ¿Te encontrás en alguna situación en la que no estás alcanzando lo que querés? ¿Qué acciones diferentes podrías hacer a las que venís haciendo hasta ahora? ¿Sentís que ya hiciste todo? ¿Y si aún hay posibilidades por descubrir?

 

Para más información:

Ig: @lucasmarsico.coach

Mail: [email protected]

Tel: 011 44183582

 

 

 

Galería de imágenes
En esta Nota