lunes 22 de julio del 2024

Nati Figueroa Morello: “Cuando comencé a creer en mí, la magia apareció”

En una Entrevista íntima, la experta en Neurocoaching Nati Figueroa Morello, recorre con valentía emocional una historia personal y profesional de resiliencia. Cómo la toma de consciencia, la confianza en sí misma, y el foco en la emocionalidad, la llevaron del “gran fracaso” de su vida a ser Mentora de líderes. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Nati, ¿Cómo fue pasar de ser Líder en una vida corporativa a Mentora de líderes?, ¿Qué fue lo que motivó ese cambio?

El punto de inflexión lo marcó lo que yo consideraba como el gran fracaso de mi vida laboral. Digo “consideraba” porque en todos estos años entendí que no son fracasos sino aprendizajes, y que todo llega a tu vida en el momento adecuado.

Por diez años lideré una compañía, que en sus últimos años tuvo muchos problemas financieros y no pude sacarla a flote. A fines de 2017 renuncié, sintiéndome fracasada a nivel profesional, teniendo sobre mis espaldas la responsabilidad de 150 empleados, y sabiendo todo lo que se decía de mí. Fue realmente devastador para mi vida. Ingresé en una depresión muy grande y me cuestioné muchísimas cosas. De a poco fui saliendo, con el apoyo de la familia, amigos y profesionales.

Fue entonces que comencé a analizar todos mis pasos durante más de 25 años de ejercicio profesional, y a detenerme en aquellos hitos que representaban una desconexión total con mi ser. Ver la película de mi vida desde afuera, me permitió tomar consciencia de un montón de “errores”. Y comencé a pensar en cómo podía contribuir para evitar que otras personas pasen por lo mismo que yo.

Así nació mi vocación para acompañar los procesos emocionales de las personas, que la llevé, también, a las organizaciones. 

¿Qué emociones se jugaron en ese proceso?

Fue un proceso muy largo, de varios años, y que, para ser sincera, todavía lo sigo transitando. Porque en mi vida pasaron más cosas que implicaron un cambio radical. Me divorcié luego de 22 años de matrimonio, vendí mi casa que tanto amaba y me mudé.

Entonces si hablamos de emociones, pasé por todas. Hubo momentos de muchísima angustia y tristeza, otros de enojo, vergüenza y culpa, de soledad, de sentir que mi vida ya no tenía salida. Llegué a pensar que la felicidad no estaba hecha para mí. Me sentía muy pesada, con mucha carga, muy condicionada con las apariencias, el qué dirán. Pero de a poco, fui buscando en mi interior aquello que me encendía, que me daba fuerzas y ganas de vivir. Y ahí comencé a reír, a sentirme alegre nuevamente, volví a creer.

Y cuando comencé a creer en mí, la magia apareció, todo comenzó a acomodarse. Pude volver a tomar decisiones y me di cuenta que el tren no pasa una sola vez, que debemos estar atentas y decididas a subirnos porque seguramente nos llevará a un lugar diferente, fuera de la zona de confort, pero mejor.

¿En qué aspectos te sirvió esa experiencia profesional para este nuevo rol?

En todo. Siempre fui una líder muy distante, muy dura, muchos me asociaban con el personaje de Meryl Streep en El Diablo se viste de Moda.

Hoy estoy convencida que no es posible liderar adecuadamente si no tenés en cuenta la emocionalidad de las personas. Y cuando hablo de liderar, no me refiero sólo a las organizaciones. Hago foco en la parte personal, ¿Cómo nos lideramos a nosotros mismos? ¿Cuánta importancia le damos a nuestras emociones? ¿Vivimos con máscaras para poder encajar en la sociedad, aún a costa de nuestra autenticidad? Qué placer es ser auténtico, poder SER uno mismo.

Entiendo que una forma de acompañar a tus clientes, es ayudarlos a hacerse estas preguntas para motivar cambios. Pero, ¿Cuáles suelen ser los motivos de consulta más frecuentes?

En el último tiempo, he tenido muchas consultas enfocadas en lo laboral y profesional. Hay muchas personas que no están siendo felices en sus trabajos o con sus profesiones y no se animan a cambiar.

También me consultan mujeres que en apariencia tienen la vida resuelta, pero que están sufriendo el síndrome del nido vacío y se encuentran en una etapa donde no saben qué quieren hacer de su vida, porque vivieron todos estos años para sus familias y ahora, que los chicos crecieron, tienen tiempo para ellas pero no saben cómo ocuparlo.

Para estas personas, ¿Qué servicios ofrecés?

Para el público individual, porque también tengo programas organizacionales, ofrezco tres programas:

  • Desbloquea lo que te limita, es un programa intensivo de un encuentro, cuyo objetivo es tomar consciencia y desbloquear los patrones de comportamiento limitantes para poder conectar con el presente que queremos.
  • Lidera una vida consciente, es un programa integral cuyo objetivo es potenciar las habilidades, desbloqueando sus creencias limitantes, acompañando en la definición de tu visión, generando metas y objetivos y diseñando un plan de acción. Son como mínimo 5 encuentros
  • Descubre tus Talentos, es un programa de tres encuentros enfocado a descubrir los talentos de la persona, y mejorar el desempeño laboral o profesional de manera rápida y efectiva.

Nati, para finalizar… ¿Qué le dirías a esas personas que están vivenciando situaciones difíciles como las que te atravesaron a vos?

Nunca es tarde para vivir la vida que siempre soñamos. No importa la edad, ni la situación particular por la que estemos pasando; siempre podemos dar un giro en pos de mejorar nuestra calidad de vida.

 

Para contactarte con Natalia

Instagram: @nati_figueroamorello                                                    

Web: www.natifigueroamorello.com.ar

LinkedIn: Nati Figueroa Morello

Galería de imágenes
En esta Nota