sábado 4 de abril de 2020
caras
CELEBRIDADES | 21-02-2020 10:22

El conomovedor post de Zaira Nara, tras la polémica por el parto respetado

La modelo compartió una reflexión sobre ese particular momento de la mujer.

Zaira Nara generó una verdadera revolución cuando confirmó, en exclusiva con CARAS, que se sometería a un parto respetado para tener a Viggo, su segundo hijo. 

Con esta decisión, la modelo instaló un amplio debate sobre los pro y contra de este tipo de práctica. Ahora, a 15 días del nacimiento del pequeño, la hermana de Wanda decidió compartir una profunda reflexión sobre su experiencia. 

"Parir duele... Pero no es como nos cuentan. Porque duele de mil dolores, sí. Porque estás ayudando a nacer a tu hijo, pero también te estás pariendo. Duele porque de pronto percibes y conoces el poder de tus caderas, que se abren hasta mucho más allá de su límite. Duele porque todos tus huesos y órganos, todo aquello que en tí conoces y desconoces. En tu yo cuerpo, en tu yo piel, en tu yo mujer, hembra, animal... Se expande más allá de los límites. Mas allá de lo que jamás en tu vida pudieras o volverías a sentir. Claro que duele parir. Mucho. De mil dolores te digo", dice parte del post que compartió en Instagram. 

"Cuando las contracciones te dejan sin aire. Cuando el miedo te vacía y bloquea. Cuando te desgarras con tu furor de fuego. Cuando pujas y tu cuerpo se vuelve una maquinaria pesada, ruidosa, lenta, dolorida y adormecida... Tan bella y poderosa. Cuando las ganas se disipan y estás tan cansada que ya no puedes más. 'Me muero', dices. Y es cierto: te mueres. Una fortuna verte morir así, diosa. Qué regalo. Sí, algo de la mujer que conoces muere un poco y te pares, hermana, a tí misma en un acto de poder, de generosidad y entrega. En un acto humilde y místico. Así, tan pesada, ruidosa, asustada, dolorida y cansada.... te naces", agregó. 

View this post on Instagram

Dos semanas Viggo 💙 Parir duele... Pero no es como nos cuentan. Porque duele De mil dolores, sí. Porque estás ayudando a nacer a tu hijo, pero también te estás pariendo. Duele porque de pronto percibes y conoces el poder de tus caderas, que se abren hasta mucho más allá de su límite. Duele porque todos tus huesos y órganos, todo aquello que en tí conoces y desconoces. En tu yo cuerpo, En tu yo piel, En tu yo mujer, hembra, animal... Se expande más allá de los límites. Mas allá de lo que jamás en tu vida pudieras o volverías a sentir. Claro que duele parir. Mucho. Del mil dolores te digo. Cuando las contracciones te dejan sin aire. Cuando el miedo te vacía y bloquea. Cuando te desgarras con tu furor de fuego. Cuando pujas y tu cuerpo se vuelve una maquinaria pesada, ruidosa, lenta, dolorida y adormecida... Tan bella y poderosa. Cuando las ganas se disipan y estás tan cansada que ya no puedes más. "Me muero" dices, y es cierto: te mueres. Y qué fortuna verte morir así, Diosa. Qué regalo. Sí, algo de la mujer que conoces muere un poco y te pares, hermana, a ti misma en un acto de poder, de generosidad y entrega. En un acto humilde y místico. Así, tan pesada, ruidosa, asustada, dolorida y cansada.... te naces. Y eso no nos lo cuentan. Eso lo vives y se vive viéndote. Y es justo ahí, cuando crees morir, cuando sientes y gritas que ya no puedes más, que ahí se para todo. Que ya no sigues... Justo cuando estás en el limbo del neocórtex, y en el limbo tambien de la vida/muerte/vida, que la coronación está cerca. Que tu cría empuja... y tú empujas... Que la conexión se abre. Y ese acto sagrado, de sangre, liquido, oxitocina, sudor, amor y grito... Tiene el sonido casi silencioso, El sonido de los ecos, del universo y las raíces ... Que es el canto del nacimiento de la vida. Hmmm profundo sonido de las aguas... Y entonces... Tu hijo nace de ti, contigo. Calentito. Arrugados. Asustados. Vulnerable. Cachorro...Tan hermosa. Preparado para olerte y amarte... Como tú, nueva mujer, Paridora de la vida, del placer Y de ti misma. Madre @latribulunera 🙏🏻

A post shared by ZAIRA (@zaira.nara) on

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios