viernes 25 de septiembre de 2020
caras
ESPECTáCULOS | 20-01-2020 16:11

Analia Maiorana abrió su corazón desde Punta del Este

La exmodelo y empresaria habla de su fragancia, sus influencias de pequeña y su familia. Galería de fotos

Necesitaba descansar y recuperar energías después de un 2019 agitado aunque satisfactorio por el éxito de su perfume  Ana y de su marca de trajes de baño y ropa interior. Por eso, como todos sus últimos veranos, Analía Maiorana (45) se instaló en Punta del Este para pasar fin de año con su familia y sus íntimos. Llegó con su mamá Norma Foglia y sus hijas Lola (21) y Malena Terra (17) a la zona de La Barra. Luego viajó su esposo desde 2014, Diego Santilli (52) para compartir la cena del 31 y la mañana del 1 de enero ya que por la tarde de ese día volvió a Buenos Aires para retomar sus compromisos como vicejefe de Gobierno de la Ciudad. La ex modelo eligió La Posta del Cangrejo para relajarse y descansar ya que el lugar se caracteriza por sus soñados atardeceres y su tranquilidad, lejos del mayor movimiento de los turistas en temporada alta en Uruguay.    

Sin prestarle mucha atención al reloj, Analía se levantaba temprano para desayunar distendida y luego caminar o descansar a orillas del mar. Otra de las actividades que la empresaria realizó más que nunca en vacaciones fue leer en la playa, donde evidenció su esbelta figura. Así repartió su tiempo con su madre y sus hijas, quienes también se reencontraron con amigas en Punta del Este. Lola, quien estudia Comunicación Social, y Malena, quien aún cursa la secundaria, heredaron la pasión por la lectura de su madre. Por eso, entre ellas suelen prestarse libros, además de compartir los mismos tips de belleza. 

“Siempre busqué mi aroma, desde muy chica, y durante mi trayectoria como modelo y empresaria quería encontrar el que realmente me identificara y ahora lo logré. Me da satisfacción saber que este perfume puedo compartirlo con diferentes edades y estilos de mujeres... De mis padres heredé la educación y los valores de estudio y sacrificio, que les inculco a mis hijas ya que todo lo que logré fue con esfuerzo y trabajo. Eso lo aprendí de mi mamá, quien trabajó toda la vida y ahora también me acompaña: no sé lo que es levantarse y verla en mi casa, nunca lo supe. Era una madre que volvía de trabajar y me llevaba a mis actividades. También algo fundamental en mi casa eran las sobremesas de la cena, que trato de mantenerlo en mi familia: esa cosa de mirarnos, de contarnos el día, hablar de todo y debatir”, manifestó Maiorana el año pasado cuando presentó su flagrante fragancia “Ana”. Proyecto que continuará en 2020 y que ya retomó el 8 de enero cuando regresó a Buenos Aires totalmente renovada.  

FOTOS: F.DEBARTOLO/PERFIL

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios