martes 12 de noviembre de 2019
caras
ESPECTáCULOS | 16-10-2019 17:23

Celeste Cid habla por primera vez de su nuevo novio, Ivan Pierotti

La actriz, madre de un adolescente y un bebé, cuenta qué tipo de relación le hace bien y cómo la encontró en su pareja. Galería de fotos

Ecléctica y llena de paz, así la encuentra el 2019. Con poca exposición, pero con muchos proyectos en el tintero, Celeste Cid (35) se prepara para enfrentar un 2020 que se perfila muy positivo. Hoy, lejos de la jovencita que llamaba la atención por su belleza y su talento de otro planeta, se muestra plantada y cercana a roles que le signifiquen un desafío distinto. Como actriz fue muchas en una; distintas pero iguales. Heroína, víctima y villana; hoy busca ser la protagonista de su propia historia, tan diversa como los personajes a los que le dio vida. Actriz, diseñadora y madre, también se anima a seguir creando mientras se prepara para comenzar a rodar la nueva tira de Polka, “Separadas”, y juega a ser modelo para el nuevo “look book” de “Mila Kartei”.

Fue María Jantus quien al participar del armado de campaña de esta nueva colección de ‘Mila’ , llamada ‘Collage’, me asoció a ese mundito. Si bien lo mío no es el modelaje, el concepto de la marca me representa bastante y fue por eso que acepté sumarme. Soy eternamente fan de los collages, la mezcla de texturas, colores, universos que arman, con todos esos elementos, una nueva atmósfera”, asegura.

Aunque el universo de la indumentaria es algo de lo que sabe y mucho—tiene su marca, “Cid-Kohan” junto a la actriz Paula Kohan—Celeste confiesa que ser actriz es algo que nunca abandonaría, ya que es donde se siente más auténtica. “Mi profesión es mi gran compañía y compañera, no la cambiaría por nada. Comencé a actuar siendo muy chiquita y nunca he dejado de elegir ese camino; más bien se fueron sumando otros como la escritura, con la edición de ‘Hiel’, el librito que hice hace 14 años; así como la dirección, el diseño y la indumentaria”, agrega.

Mientras brilla en “El Host” como una misteriosa mujer que viene a guiar al personaje que interpreta Adrián Suar hacia el amor verdadero, las actriz se prepara para encarar las grabaciones de la nueva tira de Polka, “Separadas”, que se perfila como el éxito del 2020. “Estoy muy entusiasmada con este nuevo proyecto. Polka es una casa para mí, tengo muchos amigos allí dentro. Mi personaje se llamará Martina y será una chica muy libre, deconstruida por naturaleza podríamos decir, con un desafío respecto a las relaciones y a la intimidad. Esta historia, compuesta por las 7 tramas que la atraviesan, viene a hablar de lo femenino y hoy, más que nunca, esencial. Estará la que es más convencional y defiende sus pilares, y también la que es más reactiva, necesitada de alzar la voz y defender otras posturas. La idea es contar todos esos puntos de vista, pero sin excluir o dejar de estar en convivencia. Poder retratar puntos de vista distintos, sin hacer bandera de ‘ésta es la única verdad de las cosas’”, afirma.

Madre de André Hourvilleur (15) y Antón Noher (3), de parejas anteriores, Celeste comprende como ninguna lo que siente una mujer separada que tiene que reinventarse y salir adelante. “No son temas sencillos al principio, cuesta acomodarse; pero, naturalmente, si uno se separa es porque no estaba feliz en ese lugar. A veces uno intenta e intenta, pero no hay caso. No tengo dudas de que la prioridad de mi vida son mis hijos y también de que el mejor ejemplo que puedo darles es el de ser una mujer trabajadora, agradecida, luchadora y feliz. Esto no quiere decir que no haya días difíciles o situaciones de mierda. Vivimos en un mundo que no goza de tan buena salud. Pero sólo son días y uno tiene que trabajar para que las cosas a su alrededor sean lindas, amables, amenas”, revela.

Si bien André y Antón son todo su mundo, para la actriz también hay lugar para el amor, que la sorprendió hace ya algunos meses. En pareja con el productor audiovisual Iván Pierotti (30), Celeste volvió a apostar a la vida de a dos. “Estoy atravesando un momento de madurez y no hablo de mi manera de ser que es bastante infantil (risas). Hablo de una madurez que es muy clara en cuanto a prioridades. No quiero una relación compleja, no quiero una relación que no considere mis tiempos, que me exija ser una persona que no soy. Ya no quiero eso. Hoy quiero estar al lado de alguien que me abrace, que me entienda, que se ría de mí y conmigo, que ante todo nos cuidemos, que me dé mucho amor, que no haya competencia sino acompañamiento. Siento que con Iván encontré todo eso”, confiesa.

Libre y empoderada. Enamorada y maternal. Los 35 la encuentran a Celeste Cid en su mejor momento. “Estoy empezando a sentir una conexión conmigo muy especial, seguramente tenga que ver con la edad. Si los años no trajeran eso serían muy ingratos (risas). Si me das a elegir entre los veinte y los treinta, no tengo dudas de que ésta es mucho mejor etapa. A los 20 querés encajar alrededor; a los 30 sabés que sos tu aliada. Una ya no gasta tanto tiempo, en el buen sentido de la palabra. Y algo de aquella frase: ‘Dónde no puedas amar, no te demores’, empieza a hacer eco y resonar”, concluye.

Por Delfina Ortega Nodar

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Escuchá el hit de Cande Zamar

Espacio Publicitario