lunes 27 de septiembre de 2021
caras
ESPECTáCULOS | 23-09-2020 21:10

Eduardo Feinmann: "Pensé que el Coronavirus me iba a matar"

El periodista y conductor dialogó con "Los Angeles a la Mañana" y contó cómo fue su batalla contra la enfermedad. Galería de fotos

Hace exactamente un mes y dos días, la peor noticia llegaba a los oídos de Eduardo Feinmann, su hisopado de Coronavirus, tras manifestar síntomas arrojaba ese temido positivo. Encima a diferencias de varias personas que sólo pasan un resfrío o cansancio corporal, el periodista y conductor tuvo que estar internado una semana en el Sanatorio Otamenti y según reveló hoy en "Los Angeles a la Mañana" hubo un momento durante su internación que pensó que iba a morir.

Ya recuperado y trabajando otra vez y habiendo dejado el COVID-19 atrás hoy relató su infierno: "Estuve internado de un lunes al otro lunes respiré en una escala de 1 a 10 un 1 o 2 durante varios días, los médicos me decían que tenia que dormir boca abajo porque se acomodaban los pulmones de mejor manera. Estuve solo es una enfermedad. Es una enfermedad muy solitaria y si una gripe te deja de cama, esta te golpea 10 veces más fuerte y la cama se transforma en un imán", comenzó relatando.

"Había médicos del Otamendi me querían visitar y no podía entrar al área COVID. Durante esa semana no le conocí la cara a mi medico general, solo le ves los ojos porque están súper protegidos, no le conocí la cara a las mucamas, a la de las placas, a las enfermeras", entonces hizo una pausa y Angel de Brito preguntó sin miedo "¿te pasó de pensar que esta no la pasabas?" y Eduardo fue contundente: "Hubo dos días que pensé que me moría ahí, que el Coronavirus me mataba en esa clínica", sentenció y finalmente cerró su relato...

"No podía respirar, era toser y tosía y sentía que me ahogaba. Después no poder volver a respirar, es muy impresionante. Y aparece la culpa porque sentís que contagiaste. Es una enfermedad culposa. Atumáticamente el que tiene Coronavirus pasa a ser un posible asesino, es muy complicado y uno se siente así. Es la soledad absoluta, y tuve pocos momentos lucidos, no me podían bajar la fiebre, yo luchaba contra la fiebre, con la carga viral que era monumental y con poder respirar".

¡Terror total! 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios