sábado 16 de noviembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 31-07-2018 15:49

Las accidentadas vacaciones de Pico Mónaco en Bariloche

El ex tenista se refugió en las montañas, practicó deporte y no le fue muy bien. ¡Mirá las fotos exclusivas! Galería de fotos

La postal teñida de blanco, desde el siempre pintoresco y concurrido Cerro Catedral, no hace más que darle un manto más de misterio a cualquier especulación acerca de su reservado presente afectivo. Cuando los pronósticos más optimistas apostaban a un posible reencuentro de la pareja en las calurosas playas de la Florida, tras las crecientes versiones de crisis y separación con Carolina “Pampita” Ardohain, Juan “Pico” Mónaco  aterrizaba en la fría patagonia argentina escapándole, una vez más, al asedio mediático y sin ánimos de darle un marco a su actual estado civil.

Lee también: Cada uno por su lado: Pampita y Pico Mónaco lejos de la reconciliación

“En este momento voy a guardar las cosas que pienso, porque ya exterioricé mi vida durante mucho tiempo. Y no me arrepiento, pero en esta etapa prefiero guardarme lo que siento. Mi opción es resguardarme”, declaraba el ex tenista minutos antes de dejar a su adorado Jack Russell Terrier, Osvaldo, en casa de la modelo para dirigirse sin más escalas hacia el aeropuerto.

Entre otros compromisos laborales, vinculados a “Casa Babel”, su emprendimiento gastronómico con sede en Punta del Este y ahora también a metros del hotel “Pire-Hue Lodge” de la ciudad barilochense, el conductor de “Con Amigos Así” por KZO eligió aprovechar el fin de semana con amigos para recibir la temporada invernal de la mejor manera. Aficionado de los deportes, y por primera vez sin la necesidad de tener que cuidarse “por demás” debido a la exigencia que le requería su carrera como tenista, no se privó de practicar snowboard y hacer un valiente recorrido por las vertiginosas pistas de hielo a pesar de ser amateur en la disciplina.

A toda velocidad, mientras las temperaturas no superaban los cero grados, “Pico” se animó a pequeños saltos que lo obligaron a levantarse una y otra vez de la nieve hasta que un descuido, le costó una pequeña lesión en la rodilla que lo mantuvo en reposo durante el último día de su estadía. Pero no sólo la adrenalina lo acompañó durante su paso por la Patagonia ya que la gastronomía fue una pieza fundamental en su fugaz escapada. Anfitrión de uno de los bares de montaña más top del Cerro, degustó junto a su socio Panchi Grimaldi y amigos, el exquisito menú gourmet de pizzas al horno de barro, sopas, empanadas y tragos de autor que ofrece el cálido refugio.

Recargado de energías y motivado, a pesar del mal trago que le provocó el pequeño accidente en la montaña, el conductor regresó a Buenos Aires de buen humor aunque sin intenciones de hablar de Carolina, de quien su círculo de confianza más cercano asegura, todavía seguirían juntos.

Fotos: Uriel Casamiquela

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario