viernes 09 de diciembre del 2022

Tortas Eli

Excelencia de sabores sin recetas mágicas. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Hace 25 años comencé a trabajar en una confitería de Quilmes, recomendada por mi prima Mónica.

Sin experiencia en repostería mi trabajo fue como ayudante a elaborando tortas.

Al poco tiempo Mónica renuncia, quedándome sola y sin conocimientos, pero antes de irse ella me dijo “Vos siempre decí que sabes, después ves lo que haces”, me dejo fotocopias que contenían recetas que utilice experimentando a base de prueba y error, una y otra vez hasta lograr la aceptación de lo que realizaba.

Un año después, no conforme económicamente y no sintiéndome mu cómoda, renuncio y voy a trabajar a una cadena de heladerías en Bernal, ingresando como encargada, donde estuve 9 años, era un lugar dónde había mucho trabajo, sin ayudante la verdad que  ya cansada y no muy cómoda decidí renunciar, mis hijos en ese entonces eran pequeños.

Algo debía hacer, mi esencia no me dejaba quedarme quieta entonces comencé a elaborar tortas temáticas y tortas para eventos en mi casa, los primeros tiempos fue para gente del barrio, amigos, conocidos y familiares.

Un poco después me contacta el dueño de una cafetería de Berazategui, y me ofrece fabricarle  tortas; arreglamos las condiciones y empecé. La cocina y el living de mi casa se convirtieron en mi lugar de trabajo. Al principio fue muy sencillo, hasta que los pedidos comenzaron a ser cada vez mayores, recuerdo los días de corridas llevando a mis hijos al colegio, volver y en bicicleta ir al super del barrio a comprar los insumos, volver a casa elaborar los pedidos, preparar el almuerzo para cuando mis hijos volvían del colegio, la tarea, y luego continuar hasta altas horas de la noche preparando las tortas.

El boca en boca hizo que se sumaran más clientes, y ahí fue donde se incorporó mi hija mayor Celeste, a la producción. Mientras Carlos mi marido cuando llegaba de trabajar hacia las compras y por la noche hacía el reparto con el apoyo de nuestro hijo Mauro.

A partir de ahí el crecimiento fue constante, edificamos un local, realizamos cursos de capacitación e incorporamos nuevos productos.

Cuando nuestras hijas Jimena y Agustina terminaron el secundario, también se unieron al proyecto y Carlos dejó su trabajo para unirse por completo a este grupo que conformamos con mucho amor.

Hoy contamos con una importante cartera mayorista y ventas minoristas en las redes sociales.

Ofrecemos variedad de tortas para confiterías y clientes particulares en diversos tamaños y formas, tortas temáticas infantiles, torta principal para eventos, desayunos, candybar, meriendas dulces y saladas, bocados para catering. Y contamos con servicio de entrega a domicilio para CABA, y área metropolitana.

Nuestro objetivo a mediano plazo es crecer geográficamente manteniendo la calidad y excelencia en el servicio para que todos puedan disfrutar del excelente sabor de Tortas Eli.

 

Galería de imágenes
En esta Nota