jueves 20 de junio del 2024
CELEBRIDADES 31-08-2023 20:51

El casting de Silvina Luna para entrar a Gran Hermano a los 21 años: "Cuando me molesta algo, lo digo"

Tras su fallecimiento, se viralizó su primera aparición en la pantalla chica. Así fue su primer casting.

Corría el año 2001, cuando Silvina Luna decidió ingresar a la casa de Gran Hermano para comenzar con su anhelado sueño de formar una carrera profesional en los medios. En la planilla de ingreso escribió: "Nacimiento: 21-06-80, Peso: 52.5, Altura: 1.69, Medidas: 90-62-90, Color de ojos: celestes, Signo: géminis, Estado civil: soltera, Pelo: castaño, Intereses: 'ser feliz, trabajar en el medio'".

 

La rosarina era una total desconocida cuando fue en busca de su sueño. Tenía apenas 21 años y llena de ilusiones, sueños y esperanzas decidió hacer el casting para entrar a Gran Hermano, que había sido un éxito total el año anterior en el país.

Silvina Luna no pasaba su mejor momento. Ella misma contó que había tenido un desamor que la afectó mucho y que su carrera profesional no estaba clara. "No sabía qué hacer y me anoté. Si entraba por lo menos iba a tener techo y comida por un par de meses", explicaría.

Silvina fue la última que ingresó al casting. La preselección ya estaba hecha, pero Luna llamó la atención y Marcos Gorban, productor ejecutivo de las primeras ediciones del show televisivo, decidió hacerle un lugar a la joven.

La actriz filmó su video diciendo: "Hola, Soy Silvina Luna. Tengo 21 años, nací y me crié en Rosario hasta los 17 años, que me vine a Buenos Aires. Acá trabajo en un restaurante, de recepcionista, y también trabajo con una agencia de publicidad haciendo algunas fotos, comerciales. Eso me encanta".


Este fue el casting que hizo Silvina Luna para quedar en Gran Hermano 2001

Su padre, Sergio, quien lamentablemente falleció años más tarde, apareció en el video describiéndola con un profundo sentido: "es increíble ver la cantidad de amigos que tiene. Todos hablan bien de ella. No es muy demostrativa, pero tiene un corazón grandísimo". Luego, se la ve junto a un grupo de amigas frente a un graffiti de gran significado personal: en la pared está plasmado el escudo de Rosario Central, el equipo del que era hincha y seguía apasionadamente.

Roxana, su madre, la aconsejaba a ser "auténtica, sincera, si tiene que decir algo que lo diga, y si tiene que callar algo que lo calle". "Por ahí me puede llegar a jugar en contra que soy demasiado frontal, que cuando me molesta algo lo digo porque si no lo digo me siento mal y se me nota. Me enamoré una sola vez y me encantaría volver a enamorarme. Siempre es como que estoy escapando de las cosas. Y es como que quiero empezar y progresar en algo. O empezar algo y terminarlo", decía Silvina. Esa edición de Gran Hermano la inició y la cerró: quedó en segundo lugar detrás de Roberto Parra.

SDM

En esta Nota