martes 27 de julio de 2021
caras
CELEBRIDADES | 30-03-2021 18:29

Los Cambiaso, socios del éxito: Adolfito, María Vázquez y el legado que seguirá "Poroto"

La pareja más top del Polo se confiesa en exclusiva para CARAS. Galería de fotos

Pasaron la mitad de sus vidas juntos, una garantía suficiente para avalar lo mucho que se conocen. Cada cuál en la función que le corresponde, Adolfito Cambiaso (45) y María Vázquez (46) componen más que nunca una auténtica sociedad del éxito.

Porque mientras el polista sigue haciendo historia con el taco arriba del caballo y apuntala el desarrollo y crecimiento de su hijo como heredero de una misma pasión, María se ocupa desde el detrás de escena de sostener la estructura emocional y cuidar los distintos engranajes que hacen a una familia.

Juntos se complementan como dos socios que ya saben perfectamente lo que deben hacer, que roles ocupan cada uno y cuándo deben intervenir para que todo funcione como funciona. Una fórmula que se fue aceitando con el transcurrir de los años y que hoy los encuentra en plenitud, cosechando una siembra que aún tiene más capítulos para gratificarlos.

LOS CAMBIASO, SOCIOS DEL EXITO

   Consagrado como uno de los grandes exponentes del polo mundial, Adolfito lejos está de rendirse a contemplar lo muchísimo que consiguió. Con el mismo ímpetu y la misma sed de gloria que cualquier adolescente, a los 45 sigue ofreciendo lo máximo que puede ofrecer. Cualquier testigo que se de una vuelta durante esta época del año por Palm Beach dará testimonio de su grandeza. Y si necesitaba una motivación extra para no relajarse, que mejor que adoctrinar y enderezar desde adentro mismo de la cancha al continuador de su legado.

 

LOS CAMBIASO, SOCIOS DEL EXITO

 

Padre e hijo juntos, tres décadas de diferencia que se ensamblan cada vez mejor y cuyo resultado es la plena vigencia de uno, Adolfito, y la sostenida maduración del otro, Poroto (15), protagonista de una adolescencia tan idílica como deportivamente asombrosa. Ya no le sorprende a nadie que el heredero sea elegido como el MVP de una final como la que ganaron este domingo con su padre, frente a rivales de jerarquía y demostrando que presente y futuro ya son casi una misma cosa. No fue una tarde más para los Cambiaso la del caluroso domingo 28 de marzo de 2021 en el International Polo Club: con el triunfo en la final de Scone frente a Tonkawa, Adolfo padre obtuvo la USPA Gold Cup por decimoquinta vez, pero fue la primera que levanta un trofeo en los Estdos Unidos junto a “Poroto”. Un logro que se emparenta con el que obtuvieron juntos en julio pasado, en Inglaterra, cuando conquistaron la tradicional Copa de la Reina.

LOS CAMBIASO, SOCIOS DEL EXITO

   Fiel compañera de todas las épocas, a María le corresponde quizás la parte más silenciosa del combo, pero de ninguna          manera menos trascendente. Dejar sus actividades personales y profesionales ya es una costumbre para la modelo, impecable en su rol de jefa de hogar. “Llegamos a Palm Beach a mediados de enero, y más allá de poner a punto la casa e instalarnos, lo primero que hago es armar rápido las rutinas. Yo me levanto temprano, me ocupo de las tareas hogareñas y también de mi cosas personales. Los chicos ya empezaron el colegio vía Zoom, estudian hasta el mediodía y dos veces por semana les hago apoyo de inglés. ‘Poroto’ está mucho en las caballerizas, Mía (18) también estuvo muy ocupada con el polo, ya que acaba de jugar el US Open femenino, y Myla (10) tiene en su agenda gimnasia artística y clases de arte”, explicó desde el distinguido condado de Palm Beach, donde esta temporada el calendario polístico es más intenso que en años anteriores: “Hasta ahora no tuvimos tiempo ni de ir a la playa, tocó una temporada con mucho polo y eso dificulta el hacer otras cosas. Nosotras vamos mucho a las caballerizas porque es la mejor manera de estar todos juntos. A veces con Cambiaso salimos a cenar o con amigos, pero no somos de salir tanto”, confesó.

LOS CAMBIASO, SOCIOS DEL EXITO

   Contratados en este 2021 por el patrón australiano David Paradice (61) y su organización Scone, los Cambiaso integran dicho equipo de casaca colorada junto al acaudalado hombre de negocios y al argentino MarianoPekeGonzález (22), nieto del ex ganador de Palermo, Daniel González. Primero, padre e hijo jugaron el torneo inaugural de la World Polo League con otro equipo, Hawaii Polo Life, y cayeron en la final. De allí pasaron a competir en la Triple Corona de la USPA, en cuyo primer certamen, la Whitney Cup, también les tocó peder el partido decisivo. Y ahora, en la Gold Cup se les dio lo que tanto estaban buscando, no sin antes tener que desempatar por penales para acceder a las semifinales, instancia en la que se deshicieron del durisimo Park Place por 9 a 8. En la gran final, contra el Tonkawa del “Sapo” Caset (35) y “Fran” Elizalde (32), Scone sacó una valiosa y generosa ventaja en los primeros chukkers, una diferencia clave para llegar victoriosos al campanazo final.

   Hubo cinco goles de Adolfito y cuatro de “Poroto”, designado el mejor jugador de la cancha por su determinante participación en el juego abierto. Para mi fue muy importante ganar esta final, jugar con papá es un apendizaje todos los días. Un poco de nervios sentí, más que nada por la presión de haber perdido la final anterior, pero en general estaba tranquilo, la noche previa me fui a jugar al truco a lo de mis primos y me acosté temprano”, le dijo “Poroto” a CARAS el día después de la consagración, mientras alentaba con María a su hermanita Myla en un torneo para niños. Adolfo VII rebosó de alegría por su primer torneo ganado en tierras norteamericanas, y el lunes se levantó a las siete de la mañana para arrancar a las ocho sus clases virtuales de secundario, prueba de ese orden y disciplina colectiva que María pregona a rajatabla. Para su padre, la adaptación de “Poroto” al polo de adultos es óptima: “Obvio que es mi hijo, pero yo trato de enseñarle como si fuese un jugador más. Es muy visual, copia mucho lo que uno hace, y por eso hay que cuidarse de hacer cagadas (risas)... Si bien hay que darle su tiempo, lo veo evolucionando muy bien, y ya ha logrado cosas muy importntes para la edad que lleva, ganando torneos en la Argentina, Estados Unidos e Inglaterra”, dijo el mejor del mundo.

   Instalados en uno de los dos barrios privados en lo que se aloja la legión de polistas argentinos, los Cambiaso celebraron la conquista con un suculento asado en la caballeriza. Somos socios del éxito”, aseguró María, inmensamente feliz por todo lo que vive con su marido y sus hijos tanto a nivel deportivo como familiar: “Yo trato de que mi casa esté tranquila, que la gente esté ordenada, que coman bien mis muchachos y que tengan la tranquilidad para poder enfocarse en lo suyo. Y me da muchas garantías que ‘Poroto’ juegue con su padre, por lo menos en esta etapa de desarrollo y adolescencia que le toca vivir. Y para Adolfito es un placer jugar con su hijo, verlo crecer y mejorar, sobre todo en esta etapa en la que va procesando un retiro que llegará en algún momento”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios