jueves 5 de agosto de 2021
caras
CELEBRIDADES | 03-07-2021 16:01

¿Qué pasa con la salud de Soledad Aquino?

Expertos fueron consultados por el equipo del Dr. Capuya y analizaron la situación de la ex esposa de Marcelo Tinelli. Galería de fotos

Cuando parecía haber superado la cirrosis hepática con un trasplante de hígado, Soledad Aquino tuvo que volver a pasar por el quirófano. A las dos semanas del trasplante, la ex mujer de Marcelo Tinelli sufrió una baja de glóbulos blancos, rojos y plasma, junto con unas colecciones intestinales que la obligaron a internarse en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo para ser intervenida quirúrgicamente, según informó su hija Candelaria en un posteo en sus redes sociales. Al mismo tiempo que pidió “cadenas de oración  y donantes de sangre” para sortear la difícil situación que atraviesa su madre. 

Si bien hoy en día, los trasplantes hepáticos tienen un pronóstico muy alentador en la mayoría de los casos, en algunos pueden sufrir complicaciones. “Los resultados de los trasplantes hepáticos, en general en la actualidad, son muy buenos, entre 8 y 9 de cada 10 pacientes que se trasplantan andan bien a largo plazo, pero todavía es un procedimiento de gran envergadura en pacientes enfermos; hay entre un 10 y un 20 por ciento aproximadamente que puede tener complicaciones post trasplante potencialmente graves”, afirma el Dr. Adrián Gadano, médico hepatólogo, ex Presidente de la Sociedad Argentina de Trasplantes. Y agrega: “La recuperación del paciente depende del estado en que se encuentre en el momento del trasplante. Los pacientes que están compensados tienen una mejor recuperación que los que se encuentran más críticos en el momento del trasplante. Si a las dos semanas se empieza con colecciones intestinales y hemorragias digestivas, en general es un mal pronóstico. No quiere decir que el trasplante fracase pero es una complicación importante, de consideración, porque a las dos semanas el organismo en general todavía no está recuperado adecuadamente del trasplante. Una complicación como puede ser una hemorragia digestiva o una colección intestinal por la causa que fuere toma al paciente en una situación más vulnerable, con más riesgo, porque aun no está recuperado del todo, y además está con medicación inmunosupresora importante y con las defensas más bajas”, explica Gadano.

Salud de Soledad Aquino
¿Qué pasa con la salud de Soledad Aquino?

Soledad Aquino tuvo que recurrir al trasplante de hígado por una hemorragia digestiva y una encefalopatía hepática producto de la cirrosis hepática que sufría. “Una encefalopatía hepática es otra manera de debutar con una cirrosis – dice el Dr. Fernando Bessone, profesor titular de Gastroenterología y Hepatología de la Universidad Nacional de Rosario. El paciente se desorienta, deja de conocer, empieza a estar tembloroso, se duerme todo el día y eso ocurre porque el hígado es el órgano clave para metabolizar el amoníaco que ingerimos a través de algunos alimentos. En estos pacientes, el amoníaco al no tener contacto con la célula porque está muy bloqueada por esos tabiques fibrosos y ese hígado que se está achicando y poniendo duro, va directamente al cerebro y eso es lo que produce somnolencia, temblores y desorientación. Cuando el paciente llega a esa instancia, con una cirrosis descompensada y una encefalopatía hepática, la única chance de que esa persona mejore es con un trasplante de hígado”, explica el Dr. Bessone. También agrega que: “Las hemorragias digestivas post trasplantes no son frecuentes porque una vez que se descomprimen las várices con un hígado nuevo, el riesgo de sangrado es prácticamente inexistente. Pero si ocurren, puede ser porque el paciente haya ingerido una aspirina o algún antiinflamatorio, se produce un sangrado gástrico y no hepático en estos casos, y puede tener una hemorragia digestiva. Una sepsis en estos pacientes siempre es grave, una infección en un trasplantado es grave porque está inmunodeprimido, con altas dosis de corticoides. Hay que tener mucho cuidado con eso”, sostiene. 

Paula Robles y Guillermina Valdés piden por el delicado estado de salud de Soledad Aquino 
¿Qué pasa con la salud de Soledad Aquino?

Según las estadísticas, el pronóstico de trasplante de hígado es muy bueno. Cuando un paciente se trasplanta en forma electiva, no en forma grave ni con una hepatitis fulminante, la tasa de sobrevida supera el 80 por ciento a los 5 años. 

“Sin embargo – explica Bessone – pueden ocurrir complicaciones en los primeros días del trasplante, como una obstrucción biliar, que el paciente se ponga amarillo, o que sufra distintas infecciones”

Salud de Soledad Aquino
¿Qué pasa con la salud de Soledad Aquino?

En cuanto a atravesar un rechazo al nuevo órgano, el Dr. Gadano afirma que “hoy en día, en general, el rechazo no es el problema, se puede controlar con medicación. Los pacientes tienen que cuidarse de por vida, los primeros meses tienen que cuidarse más porque todavía no se han recuperado de la etapa pre trasplante y porque además están inmunosuprimidos por la cirugía. Pero a medida que pasa el primer año, el paciente puede hacer una vida prácticamente normal, aunque tiene que cuidarse siempre”, concluye el Dr. Adrián Gadano.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios