viernes 19 de abril del 2024
CELEBRIDADES 12-04-2023 10:29

XUXA tras cumplir 60 años: "Soy la única responsable de mi felicidad"

El 6 de mayo de 1991 debutó en la televisión argentina con su ‘Show de Xuxa’ y se convirtió en un ícono. Galería de fotosGalería de fotos

Durante más de 30 años entrevisté a Xuxa, atravesando cada una de sus instancias personales. Conocí varias de sus casas en Río, granjas y zoológicos, donde fui invitado y homenajeado con su calidez y confianza. También me confió algunos de sus dolores y desamores.

El 6 de mayo de 1991 debutó en la televisión argentina con su ‘Show de Xuxa’. Y en el año 1993 viajamos a Estados Unidos, donde ella intentó conquistar el mercado americano, y como si se tratara de una maestra jardinera, visitó escuelas y tuvo una directa interacción con niños que solo hablaban el inglés. Estudió el idioma, tuvo varias profesoras en Los Ángeles y fue por más. Unos meses después, protagonizó una de las más destacadas ‘parades’ en Walt Disney World en el tradicional Magic Kingdom y fue recibida por Mickey, Minnie y Pocahontas.

Un año antes mantuvo un encuentro con Michael Jackson y todas las figuras se rendían a su singular y único encanto. Para entonces, Argentina ya la había adoptado como una figura sin fronteras, y los fans de nuestro país se fueron sumando hasta convertirse en cientos de miles de niños y adolescentes que vieron en ella un camino que los condujo hacia una libertad donde la única consigna era amar y ser amados con respeto y dignidad: sin prejuicios. Ellos entendían a la rubia y le fueron fieles a sus consignas. Ella no rechazaba, no marginaba. Sabía abrazar a las minorías y atravesar el alma con una sola mirada.

Decenas de tapas – y exclusivas– me dio Xuxa para CARAS, que por entonces, se lanzaba en el año 1992 como una revista irruptiva en cuanto a la estética y la manera de contar historias y la actualidad. Los años pasaron, es cierto, pero nuestro vínculo jamás se vio interrumpido, aunque la reina de los bajitos se haya despedido un 31 de diciembre de 1993 de la Argentina y nunca más la volviéramos a ver descender de su nave espacial para aterrizar a un universo de colores, música, y mensajes que aun hoy, esos mismos fans de siempre, se hayan convertido en hombres y mujeres, formado familias y trasladado esa comunión de amor a nuevas generaciones de bajitos.

Aquella mujer-niña de entonces, creció y fue madre de su única hija Sasha. Apostó al amor. Hubo separaciones afectivas y profesionales. Cambios. Crecimientos en todos los sentidos. En 40 años de carrera vendió 50 millones de discos, realizó 21 películas –37 millones de espectadores la vieron en ‘Luna de Cristal’– y ganó 2 premios Grammy. Y de pronto, hoy, nos volvemos a reencontrar para celebrar sus 60. Esta es una entrevista exclusiva que Xuxa dedicó para sus seguidores de siempre. Los que ella dice ser parte de su vida y de su propia historia. Nadie duda que su vínculo con la Argentina es distinto a todos, porque así ella se siente, una más.Una brasilera con el corazón celeste y blanco.

xuxa
Xuxa

–¿Cómo está viviendo este presente lleno de conmemoraciones por su cumpleaños? ¿Qué fue lo que más la conmovió de repasar la historia de su vida?

–Recibir un homenaje en vida es lo mejor que puede sucederme, al menos es lo que siento como artista. Generalmente este tipo de acontecimientos, en la industria del espectáculo, suceden una vez que dejás este plano terrenal. Entonces, sentirme tan querida por mi público, por los medios de comunicación, y por la gente en general, es abrumadoramente emotivo. Por otro lado, lo que más me ha conmovido, repasando la historia de mi vida, fue haber realizado el documental que se estrenará el 13 de julio por Globoplay. El haber vuelto a mis orígenes me dejó muy conmovida. Reencontrarme con personas con las he convivido, con las que he trabajado, inclusive, haber vuelto a hablar con Marlene – su ex manager– después de 19 años…todo ha sido muy shockeante, y me he llevado también sorpresas. Algunas buenas, otras no tanto, pero en definitiva, fueron sorpresas necesarias. Saber el por qué han estado a mi lado, el por qué se fueron lejos de mí. Hasta me volví a encontrar con el chico con quien hice la película “Amor, Extraño Amor…”, en el año 1982.

–¿Qué se siente ser una mujer de 60 años?

–¿Cómo se siente una mujer de 60 años? No podría hablarte en general. Personalmente me siento una mujer sin colágeno, con mi cuerpo que va transitando cambios diarios, pero con una experiencia y una madurez que valoro y priorizo. Pero para mí, que soy una mujer que vivió de su imagen desde los 16 años, a veces me siento cansada de responder a la gente que lo que me está sucediendo, desde lo físico y lo estético, es absolutamente normal. Tener arrugas, verme mayor…aún no me hice cirugías, y el día que me someta a una, no será por exigencia de la gente y el medio, sino porque yo lo decida. 

–¿Qué es lo mejor de tener 60, y lo peor?

–De mis 60, lo mejor, sin dudas, son mis conquistas. Y lo peor, es tener que convivir con la pequeñez de mucha gente, que critica el paso del tiempo, pero que también existía cuando yo tenía, 20, 30 o 40 años. Con la llegada de las redes sociales estamos más cerca de la crueldad de cierta gente. No hay respeto, se escriben cosas muy feas y muchas veces, pueden causar mucho dolor. Es tremendo, en mi caso, para una mujer de 60 años, tener que convivir con la pequeñez de mucha gente.

xuxa
xuxa

–¿Le molesta ver en su rostro el paso del tiempo?

–Yo creo que a ciertas personas le molesta más que a mí.Yo me siento completa, sobre todo porque tengo a Junno (Andrade), mi pareja, a mi lado, y él me ama tal como soy, despeinada cuando me despierto de dormir, con poco pelito. Sin maquillaje. Ama a la mujer. Pero entiendo que cuando las personas me agreden solo por la edad que tengo, no solo pueden hacerme daño a mí, sino también a la gente que transita mi misma edad, o inclusive, a mis seguidores que ya no son los niños de entonces.

–¿Se sometería a una cirugía?

–Si, y no solo me sometería a una, a varias. Pero solo si yo quiero, si yo lo decido. No porque otras personas quieran…

–¿Cómo vive el amor de pareja en este periodo de su vida?

–El amor…Perfecto. Alguna vez pensé que iba a transitar este momento de mi vida sentimental como un mar sin olas, y sin embargo, no es verdad. Porque con Junno estamos intentando todo el tiempo descubrir cosas que nos haga bien a los dos. Tenemos una vida saludable y no le hacemos mal a nadie. Dentro de nuestra habitación, y entre cuatro paredes, nos entregamos a nuestras fantasías y hablamos de todo lo que nos hace bien. El está atento a mi placer y yo al de Junno. Nos protegemos. Todo es válido en la intimidad de nuestro cuarto.

xuxa
Xuxa

–¿Qué es lo mejor que hizo en la vida y lo que menos le gusto hacer?

–Lo mejor que hice, sin dudarlo, es mi hija, Sasha, y lo peor, en realidad si lo dijera, estaría valorizando algo que no vale la pena.

–¿De qué se siente orgullosa?

–Con certeza, mi mayor orgullo es mi hija. Tenemos una conexión hermosa y estamos comunicadas todos los días de nuestras vidas.

–¿Cuál es la mayor diferencia que encuentra entre la Xuxa de los 30 y la de los 60?

–A los 30 no era madre, y a mis 60, no solo soy mamá sino que estoy rogando ser abuela.

–¿Cómo fue festejar su cumpleaños con sus fans del mundo en un crucero?

–Quise dar lo mejor para ellos, y a decir verdad, quedé extenuada. Pero he recibido lo mejor que un artista o una persona pueda recibir en su vida, el amor en su estado más puro y expresivo.

–¿Qué sintió cuando volvió a bajarse de la nave de ‘El Show de Xuxa’ después de tantos años?

–La nave es mía, la tengo yo desde hace años, y durante muchos años la he utilizado en diferentes programas de televisión, inclusive junto a Sasha. Pero para un show en vivo, sinceramente, hacía mucho tiempo que no me bajaba. Y antes de que se abriera la puerta de la nave, en lo único que pensaba era en hacer felices a todos mis fans. Si ellos son felices conmigo, yo soy la mujer mas feliz del Planeta. Claro que hay algo que me inquieta. A veces siento que ellos quieren ver bajar a la Xuxa que fuí, a la de los 30 años. Pero tengo 60 y soy una mujer de carne y hueso. Con arrugas. De todas maneras, si de la felicidad de ellos se trata, aún siendo abuela, y con toda la cara arrugada, seguiré bajando del plato volador.

XUXA tras cumplir 60 años:
Xuxa cumplió 60 años

–Todos sus fans argentinos preguntan si tiene pensado presentarse en nuestro país con un megashow...

–Yo también tengo muchas ganas de hacer un gran show en Argentina. En principio, luego del crucero, tengo pennsado hacer una gira por Brasil con 10 shows. Y sí, mi sueño es finalizar el tour en Argentina. Para eso tengo que hacer varios arreglos porque las canciones las tengo en portugués. Pero claro, sueño con reencontrarme con todos ustedes muy pronto.

–¿Qué significó para usted en su vida haberse involucrado tan profundamente con sus bajitos argentinos?

–Yo siempre digo que la Argentina es mi argentina. Y a pesar que en el crucero vinieron personas de Japón, Madagascar, EEUU, Chile, Perú, Uruguay, Paraguay, entre otros tantos países, cuando tuve que hablar hacia los argentinos, que eran casi como 20, yo dije: “mis argentinos”. Lo que sucedió con el pueblo argentino fue mágico en mi vida. Intentar abrir un mercado en español hubiera sido un gran error en mi vida, y sin embargo, fue el mejor regalo que me hizo Dios, además de Sasha, que ella siempre figura en mis prioridades.

–¿Qué tienen los argentinos que no tengan otros fanáticos del mundo?

–Sin ninguna duda, la pasión. Y es una pasión que viene del alma, no del corazón. Con certeza, los argentinos son únicos, expresivos, solidarios, muchos de ellos viajan de la Argentina solo para estar unos minutos cerca mío. Hacen todo lo posible, y lo imposible, para que yo me sienta feliz. Y lo logran. Porque mi amor hacia cada uno de ellos, es fiel, verdadero. También me dicen que yo los he llenado de amor y de cosas buenas, y yo tengo que contestar que ellos me han superado en amor y en cariño. Duplican todo el afecto que yo puedo brindarle, no solo como artista, sino como persona.

XUXA tras cumplir 60 años:
Xuxa junto a Sasha 

–Muchos argentinos dicen que en usted vieron por primera vez la posibilidad de expresarse libremente. Que en su mirada encontraron a una mujer sin prejuicios aceptando todas las maneras de ser y de amar...

–Es verdad, y ellos lo han sentido siempre porque es verdadero. Con mis manos he hecho la señal de que si ellos me aman de la manera que soy, realmente me aman. Si tú me aceptas, me amas… Por otro lado,¿Quién soy yo para juzgar al otro? Tengo mas defectos que virtudes, muchos más defectos que cualquiera de ellos, entonces la pregunta es: ¿Si ellos me aceptan como siempre he sido, como no amarlos de manera incondicional? Mirá, otros artistas tienen fanáticos, yo ya no más. Mis fanáticos argentinos se han convertido en parte de mi vida, son mi historia.

–Sus seguidores afirman que usted fue la primera mujer en darle visibilidad a las minorías y a las personas con capacidades diferentes. ¿Qué piensa al respecto?

–Que es cierto, pero porque desde el primer día que decidí trabajar con los niños, mi compromiso de amor fue el amor, sin clasificar a nadie. No hay distinciones para el amor. Y los niños que crecieron conmigo, lo saben. Jamás me detuve frente a una discapacidad, o lo que fuera. Para mí existe el amor. Y ese amor tiene que ver con que siempre me dediqué a ellos. Siempre he tratado de ser lo más coherente posible con lo que siento y pregono. Por eso me convertí también en una mujer vegana. Porque si yo amo a los animales, y siempre lo he dicho públicamente, como luego voy a comerme un pescado o una gallina. Investigando comprendí que la proteína también se encontraba en los vegetales, y no necesariamente en los seres vivos. Así he manejado mi vida, intentando ser coherente con lo que digo y lo que siento.

XUXA tras cumplir 60 años:
Xuxa junto a Junno. 

–Si tuviera la posibilidad de abrazar a su madre, ¿Qué le diría?

–Te extraño, te amo, te quiero… como me haces falta en mi vida, verte, hablar, abrazarte todos los días. Sentirte. Olerte, mamá.

–Finalmente, a los 60, ¿Encontró la felicidad?

–Yo creo que siempre tuve la felicidad, solo que durante un tiempo fui muy manipulada: “Vení acá, comé así, caminá de esta manera, no hables así, deci esto, lo otro…” ahora camino con mis pies, acaricio con mis manos y tengo y digo lo que quiero siendo la única responsable de mi vida, de mi libertad y mi felicidad.

 

Agradecimientos: CARAS BRASIL

Fotos: Cristina Granato, Marta Santos, Samuel Chaves y Blad Meneghel.

 

 

 

Galería de imágenes
En esta Nota