martes 22 de junio de 2021
caras
ESPECTáCULOS | 09-10-2020 23:08

Las confesiones de Romina Malaspina: "La sensualidad empodera"

La conductora del Canal 26 habló sobre cómo la afectó la cuarentena, su carrera y la repercusión mediática que causó.

Después de vivir un año en Madrid, Romina Malaspina (26) había regresado a la Argentina. Corrían los primeros meses de 2020 y su idea era volver a armar valijas para instalarse en Estados Unidos, donde la esperaban algunos proyectos pero, como a muchos, la pandemia también le reconfiguró los planes de la ex Gran Hermano.

Con su cabeza ya en otro país –“Me faltaba menos de un mes para irme y estaba buscado departamento allá”, aclara la bella marplatense– todo cambió con la cuarentena instalada: aunque la propuesta de probarse como conductora de Canal 26 la sorprendió, Romina aceptó ser parte del ciclo “Noticias de 22 a 24”, de lunes a viernes. El mismo programa donde un top metálico con transparencias, su vestuario del día, la catapultó a una inesperada popularidad y la convirtió en centro del debate.

“No me imaginaba tanto revuelo, sobretodo porque no fue algo planeado. ¿Por qué dije que salir en lolas me empodera? Porque en Argentina todavía hay un pensamiento bastante machista. Creo que si pasaba en España nadie me hubiera mirado. Yo vine de allá con un pensamiento más relajado. Igual, es cierto que se me fue de las manos con las luces del estudio, que me jugaron en contra. Antes me había mirado en el espejo y el top no se veía tan así, sino que eran transparencias más sutiles. Más allá de que fue un error de vestuario, no se puede criticar o juzgar al otro sin saber”, reconoce Malaspina, quien frente a las críticas que recibió, especialmente de algunas colegas, afirma: “Yo las hubiera defendido, no hay que tirarse piedras entre mujeres. Hay muchas con pensamiento machista todavía. Pese a todo, estoy súper contenta con lo que estoy aprendiendo en el canal y con los compañeros que tengo.”
Romina Malaspina

Después de pasar por la edición 2015 de Gran Hermano, Romina hizo teatro de revista y temporada en Mar del Plata. También fue notera de “El Garage TV”. “Me gustan los desafíos y exigirme. No me da miedo arriesgarme con un proyecto nuevo aunque no lo conozca. Me gusta jugármela. Siempre fui muy mandada. Voy dejando que la vida me lleve. Por eso después me instalé en Chile para ser parte de un reality y luego acepté  ̈Supervivientes”, otro reality que se graba en Honduras y se transmite para todo España, donde es un programa muy visto. Fue algo extremo, pero increíble”, cuenta la modelo e influencer, cuyo Instagram hoy ostenta con casi dos millones y medio de seguidores.

Retratada para CARAS en Studio 04, Romina habló de sus fórmulas de salud y belleza. “Después de  ̈Supervivientes ̈, en el que bajé 9 kilos, hice un curso de nutrición deportiva. Así aprendí a comer mejor. No hago dieta, pero como sano y también me permito un poco de chocolate. Me levanto y entreno por la mañana y con la máquina elíptica, que tiene poco impacto y es muy completa. Y no mucho más; tal vez algo de abdominales o sentadillas”, explica.

Dueña de una muy elogiada cintura, se reconoce “obsesiva” con los cuidados de belleza, que no duda en compartir en las redes sociales, donde la siguen muchas mujeres. “Todos los días
me tomo una pastillita de colágeno y una gomita de biotina para las uñas, pelo y piel. Disfruto mucho estar en casa tranquila y haciéndome esas cositas de estética,
y más ahora que me hago todo en casa. Para la cintura uso una faja modeladora, que también me ayuda a mantener la espalda recta, porque soy muy encorvada”, detalla Malaspina, quien también se refirió a su transformación estética tras varias cirugías. “Banco mucho que cada persona se haga lo que desee para estar mejor, para buscar el bienestar. Yo me hice la nariz, las lolas y me pongo ácido
hialurónico en la boca, que se va cada tres cuatro meses”, admite. Y sobre su perfil sexy, asegura: “¿Si siento que mi sensualidad me empodera? Creo que sí, porque me parece que hay
como un estigma. Si una chica es linda o sensual la tildan de hueca, de preocuparse mucho por lo estético, y las mujeres empoderadas pueden hacer todo. Pueden arreglarse, estar lindas y hacer lo que les gusta. Es un complemento. Cada uno tiene que ir como lo haga feliz, como se sienta cómodo. Yo no me fijaría tanto en el otro, sino en mí, en lo que quiero cambiar, pero de mi persona”, sentencia Romina, cuya rutinas hoy suman a Mía, la gati- ta que adoptó hace poco, y algunas horas dedicadas a su costado “gamer”. “Empecé de muy chica. Hacía partidas en el ciber con mi hermano y amigos y era un niño más. Juego a muchos: Counter Strike, CGT en todas las versiones, Diablo, Need for speed, Call of Dutty o Fornite”, aclara.
Romina Malaspina

Respecto al amor, Malaspina confiesa no estar en pareja, ni querer una. Una relación tóxica y muchos celos de un ex, según dijo, parecerían ser algunas de las razones. “Hoy no tengo ese deseo, le huyo. No estoy con ganas de enamorarme. Estuve muchos años de novia, desde los 15 hasta los 24 años. No con la misma persona, sino en tres relaciones largas. Quizá empiezo a hablar con alguien y cuando siento que se puede dar me escapo. Me di cuenta que hasta soy mucho más productiva cuando estoy sola. Tal vez no me llegó la persona ideal, esa
que me potencie y que piense parecido a mí”, admite la conductora.

–¿Aceptaría tener una relación abierta?
–Depende, si es con respeto, te diría que sí. Tal vez si se trata de una relación tranquila, una que no interfiera con mi
trabajo, podría ser. Ya viví el estar con una persona tóxica y celosa. Eso algo que me afectó mucho y no quisiera repetir. Creo que es por eso que hoy me da miedo estar en pareja. Hoy no tengo ganas de convivir o de tener una relación intensa. Me está pasando que estoy disfrutando muchísimo el estar sola.
 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota
Karina Lopez

Karina Lopez

Comentarios