sábado 30 de mayo de 2020
caras
ESPECTáCULOS | 25-01-2020 23:50

Luisa Drozdek presenta a su primera hija, Delfina, de cinco meses

La actriz en pareja con Hernán Nisenbaum confiesa que su heredera le cambió la vida. Galería de fotos

Con la sabiduría de muchas “frases hechas”, una vez más el nacimiento del primer hijo “le cambió la vida” a una mujer. Ella lo sabe, y no encuentra otra forma de expresarlo que no sea repitiendo el ritual de las mamás primerizas. “Sí, me cambió la vida. Es algo real, es una vivencia hermosa”, confiesa Luisa Drozdek (30) mientras posa para CARAS con Delfina, de tan solo cinco meses , en la exclusiva zona de Manantiales, Punta del Este, más específicamente en las instalaciones de Casa Bikini, a metros de la playa que lleva el mismo nombre.  “La llegada de Delfi es lo más lindo que me pasó en la vida, estoy feliz. Estas son las primeras vacaciones con ella.  Obviamente, son muy tranquilas: no puedo ir a la playa, sólo a veces y recién cuando no hay más sol. Así que son unas vacaciones muy especiales”, explica la actriz  que descansó unos días en Uruguay junto a su marido desde hace dos años (y su gran amor desde hace cinco), el PR Hernán Nisenbaum (49). “Con Hernán es con la primera persona que deseé ser mamá. Es lo que pasa cuando estás enamorada de verdad. Estamos bien, el nuestro es un amor sano”, agrega la conductora de “Mundo Padel” (por TNT Sports), que en su faceta de actriz, el 16 de enero en el teatro Astros estrenó la comedia de Woody Allen llamada “Si la Cosa Funciona”, con producción de Daniel Comba y dirección de Manuel González Gil. “Es lo primero que estoy haciendo después del nacimiento de Delfi. Estoy muy entusiasmada. Tengo mi primer protagónico y comparto el escenario con un maestro como Luis Luque. Para mí trabajar con él es como un curso intensivo, porque es un crack. Además, en el elenco están Carolina PapaleoRoly Serrano y Laura Novoa, todos actores geniales. A pesar de tener muchos proyectos para la tele, hacer teatro me permite estar más tiempo con Delfi. Esta obra es fantástica. Habla del amor que no tiene fronteras”, afirma Luisa refiriéndose a la obra que se presentará de jueves a domingo.

Mientras habla con el periodista, el solcito que tiene en sus brazos no deja de mirarla. Delfina, la beba que le cambió la vida para siempre, se convierte en el centro de atracción de la entrevista.  “Mi mamá, Lucía, me ayuda muchísimo. Imaginate, es su única nieta de su hija única. ¡Está re babosa! Delfi es una santa: duerme desde las nueve de la noche hasta las cinco de la mañana, que es cuando le doy la teta. Y después le pega hasta las nueve”, asegura la actriz que pasó las fiestas de Fin de Año en Punta del Este y después regresó a Buenos Aires para abocarse a los ensayos de la obra teatral.

Cuando se le pregunta a quién se parece la beba, se ríe a carcajadas. “Es igual a Hernán, mirale la cara. ¡Mío no tiene nada! (Risas). Es un sol, se porta re bien. Yo tuve un embarazo súper bueno, y aprendí un montón: por las redes tiro muchos Tips que a mí me re sirvieron. Igualmente considero que cada mamá hace lo que puede con sus hijos, y que lo más importante es que la crianza sea con amor. Delfi fue una beba re contra buscada y cuando llegó, nos llenó de felicidad. Tiene mucha personalidad, es de Leo”, agrega.

Dice que su marido la ayuda y que también está muy feliz. “Al principio es como que a los papás les da impresión porque los bebés son muy frágiles. La agarraba con  miedo. Ahora ya está más canchero, le cambia los pañales, pero no lo hace muy bien (Risas). Hace lo que puede. Yo me tomé la maternidad con mucha naturalidad. Ahora que estoy haciendo la obra, hablé con el director (González Gil), y él me respeta los horarios para darle la teta.La llevo conmigo y está buenísimo que los compañeros de elenco sean ‘tan            patas’.  Me re bancan. Porque si no, este laburo me hubiera complicado la crianza”, dice.

Luisa Drozdek promete que cuando termine de amamantar retomará su rutina de ejercicios y de estética, porque ahora está comiendo “de todo”. “Lo bien que estoy ahora es más genética que otra cosa. Por suerte durante el embarazo no engordé tanto. Solo lo normal”, explica. Y antes de terminar la nota, es contundente: “Soy hija única y obviamente voy a tener otros hijos. A mí me hubiera encantado tener un hermano.  Así que con Delfina no se ‘cerró la fábrica’”, concluye Luisa.

Agradecimientos: Cheeky. La Blancherie. Casa Bikini.

Galería de imágenes

Carlos Cervetto

Carlos Cervetto

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario