Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

31/05/2018

La intimidad de las vacaciones en familia de Marcelo Tinelli

"Purmamarca es mi lugar en el mundo", dijo el conductor tras su paso por Jujuy.

Entre cerros de colores, calles empedradas y casas de adobe, Marcelo Tinelli (58) vivió un fin de semana a puro descanso y turismo en el corazón de Purmamarca. Junto a Guillermina Valdés (40) y su hijo Lorenzo (4), el conductor llegó a Jujuy el jueves 24 de mayo y permaneció en la provincia hasta el domingo 26, combinando acciones solidarias con bellos paisajes y tiempo de calidad en familia.

Lee también: La divertida salida “entre chicas” de Guille Valdés y Cande Tinelli

Hospedados en el lujoso hotel “Manantial del Silencio”, aprovecharon el primer día en Purmamarca para conocer el Cabildo, ver una presentación del Ballet Corazones, escuchar a una coplera y comprar artesanías en el mercado local, donde Guillermina, luciendo un tapado blanco y echarpe rosa, eligió un par de guantes y un gorro tejidos para su pequeño.

“Purmamarca es mi lugar en el mundo. Es la cuarta vez que vengo pero me prometí volver y hoy estoy acá con Guille, mi mujer y Lolo mi hijo menor”, dijo el conductor, agradecido por el cálido recibimiento de los lugareños. El viernes por la mañana, Oscar Tolaba, el intendente de Purmamarca, invitó a Marcelo Tinelli al acto central del 25 de Mayo, que se celebró en la plaza central de la Puna Jujeña. Allí fue declarado “Visitante Ilustre” e izó la Bandera junto a un nutrido grupo de escolares que entonaban la canción patria “Mi Bandera”.

Para el sábado, el clan Tinelli tenía en mente un plan mucho más tranquilo. Cerca de las 12:30 abandonaron el hotel rumbo a “Los Colorados”, famoso por las vistas de los parajes desérticos, donde fueron agasajados con un asado. Tras el almuerzo, visitaron la Salina Grande, la Iglesia Santa Rosa de Lima y, por la noche, cenaron en “La Casa de Adobe”, donde Guillermina probó los platos típicos del lugar como el locro platillo, la humita y los tamales.

El final de la travesía los encontró en El Piquete, lugar al que el conductor anhelaba con visitar. Allí, hizo entrega de un cheque por 400.000 pesos al Club Independiente, sueño por el que Flor Vigna (23) se consagró campeona del “Bailando por un Sueño” en la edición 2017 del certamen. Amante del fútbol, Marcelo se sumó a un “picadito” junto a los jugadores del club.

“Gracias. Me conmueve todo este amor. Toda la gente del pueblo está en este estadio y esto me emociona. Me llega al corazón”, dijo, tras ser agasajado con locro y empanadas por los habitantes del lugar.

Antes de partir, y con el corazón lleno de recuerdos, el conductor recorrió el lugar junto a Guillermina, que usó jeans rotos y remera blanca, y Lorenzo. Entre risas, el clan cerró un fin de semana inolvidable en el Norte argentino, con los cerros como únicos testigos de su amor.

por Delfina Ortega Nodar

Fotos: Jorge Luengo. El Tribuno de Jujuy.
Agradecimientos: Pamela López. Nora Ruíz.