jueves 11 de agosto del 2022
ACTUALIDAD 11-11-2016 14:33

Rocío Luna Hazan, la hija de la cantante Lucía Galán

“Soy pasional como mi mamá" Galería de fotosGalería de fotos

Dice que desde muy temprano detectó el talento en su heredera, pero que a su hija le tomó algunos años—y algunas incursiones en mundos muy distintos a los de la música—abrazar su real vocación. “De chiquita aprendía con una facilidad tremenda cualquier canción y era muy afinada”, adelanta Lucía Galán (55) sobre Rocío Luna Hazán (19), su única hija, quien se prepara para lanzarse como cantante profesional y en algunos meses completará su formación en la famosa “Berklee College of Music”, la universidad privada de música más grande del mundo, localizada en Boston.

“Siempre acompañé a mi mamá en sus giras y me acostumbré desde chiquita a viajar mucho. Cuando crecés así te vas adaptando a lo más duro, tal vez el estar sin papá por un tiempo. Tengo muchos recuerdos de esa infancia, en especial de la casa que la familía tenía en España, adonde se viajaba mucho por trabajo. Vivíamos todos juntos y compartíamos almuerzos y cenas muy lindas. Cuando veo los shows de “Pimpinela” y me doy cuenta de la cantidad de gente de distintas generaciones que los escucha es muy loco. Está buenísimo”, cuenta Rocío. En sus recuerdos de niña también se incluyen las clases que comenzó a tomar a los seis años en la escuela de teatro y comedia musical de Hugo Midón. La vocación, como dice su madre, le nació naturalmente, pero ella la sorprendió cuando al finalizar el secundario le dijo que quería comenzar una carrera totalmente distinta.

“Quería estudiar medicina. Fue una sorpresa para todos porque no hay ningún médico en la familia. Pero bueno, le dijimos que sí. Estudió seis meses y dejó y luego también se inclinó por psicología. Un día vino a hablar conmigo y me dijo que realmente sentía que ahora sí queria dedicarse a cantar”, cuenta Galán. “Lo que más amo es cantar, pero nunca me lo propuse seriamente, para la vida. Tal vez era eso lo que me sucedía. Siento que mi estilo va más por el lado de cantantes como Adele, algo más pop y no tan melódico”, afirma la joven cantante, quien también toca muy bien el piano y tuvo como coach a Katie Viqueira, entrenadora vocal de Abel Pintos y Chayanne, entre otras figuras de renombre internacional.

“Con mamá cantamos juntas en mi Bar Mitzvah una canción de Miley Cyrus y si en algún futuro tengo la posibilidad de grabar con ella algun tema seguro lo haré. Somos mujeres bastante impulsivas, en eso somos parecidas. Soy pasional como ella, en el sentido de que no nos guardamos nada porque nos sale. Tanto el enojo como lo contrario, porque somos muy transparentes. Y siempre mantuvimos una relación de gran unión. Digo que ella es una amiga más porque nos contamos un montón de cosas, tal vez algunas que yo ni le cuento a otra amigas y que ellas no le contarían a sus madres. Tengo esa posibilidad. Podemos hablar de pretendientes, amores y desamores, de todo. No hay temas tabú”, afirma Rocío.

“Es verdad tenemos una relación fantástica. Además de ser confidentes nos encanta compartir viajes, como el que hicimos hace un mes y medio a Nueva York donde pudimos ver el recital de Adele.Como madre siempre fui muy expectadora de sus decisiones, nunca le impuse nada, ni la metí de prepo en un casting. Le di el espacio para que elija y cuando decidió ser cantante lo que le dije era que tenía que dedicarse al ciento por ciento y prepararse y eso está haciendo”, se sincera Lucía, para quien su hija, que aún vive con ella, tiene una voz diferente a la suya y un poder de seducción sobre el escenario que se fusiona con la timidez de Rocío.

“Al tener a mi mamá y a mi tío pude conocer desde adentro esta profesión y la vida de un artista. Conocer la disciplina y el esfuerzo. Es verdad, soy bastante tímida pero siento que no hay nada que haga mejor que cantar. Y una vez que ya estoy metida en el escenario, me obligo a dejar de lado la inhibición. Ya tengo algunas canciones mías escritas y ahora estoy muy focalizada en seguir mi formación en Boston, en Berkley, algo fundamental”, concluye Rocío Luna, de novia hace dos años, y quien ya ha recibido algunas propuestas de compañías de España y EE.UU, interesadas en su perfil.

por Kary López

Fotos. Gabriel Machado

Galería de imágenes
En esta Nota