jueves 24 de octubre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 10-05-2019 13:00

La hija extramatrimonial de Franco Macri que podría reclamar su herencia

Mauricio Macri y sus hermanos abrieron la sucesión de su padre. El testamento del empresario y la incertidumbre por qué hará la hermanastra del Presidente.

La historia se remonta a los años 60 cuando Franco Macri, de apenas 33 años, tuvo una hija extramatrimonial con su entonces recepcionista, María Esther De Menech. La relación fugaz trajo al mundo a Alejandra Macri, quien hoy tiene 55 años. A pesar de la insistencia de De Menech para que el empresario asuma la paternidad, ningún argumento torció la voluntad del padre de Mauricio Macri.

Recién en 1999 y después de años de terapia, la hermanastra del Presidente se atrevió a llamar a su progenitor. Tuvieron una charla telefónica durante 10 minutos y quedaron en verse. Franco le pidió que coordinara el encuentro a través de su secretaria. Al final, nunca se vieron las caras.

Frente a la falta de voluntad de su padre por tener un vínculo con ella, Alejandra judicializó su reclamo. En 2003, logró que el empresario accediera a realizarse un examen de ADN, que dio positivo. A partir de ese momento comenzó a llevar el apellido Macri. La respuesta de Alejandra fue una demanda de daños y perjuicios contra su padre por no aceptarla como hija por 3 millones de pesos. En 2008, la Justicia volvió a fallar a su favor, aunque la compensación fue de apenas 50 mil pesos.

Esta semana, La Nación informó que los hijos de Franco abrieron la sucesión de su padre apenas 10 días después de su muerte. El padre del Presidente realizó un testamento ante su escribano hace tres años, donde nombra como herederos en partes iguales a cada uno de sus hijos: Mauricio, Gianfranco, Mariano, Florencia y los hijos de Sandra (fallecida en 2014), Franco y Rodrigo Valladares Macri.

Según Forbes, durante los 90 Franco amasó una fortuna cercana a los 800 millones de dólares concentrados en Socma, el negocio automotriz de Sevel y la telefonía celular con Movicom. Hace una década, el empresario cedió las acciones de sus empresas a sus hijos, algo que el Presdiente imitó cuando se inició en la política.

A partir de fuentes cercanas a la familia, La Nación reconstruyó que el patriarca habría sumado una racha de malos negocios en su incursión en China que licuaron su patrimonio. De todos modos, su herencia es una incógnita.

Aunque no hay divergencias entre los herederos, sí hay temor respecto al reclamo que pudiera hacer Alejandra Macri. Desde el entorno de la hermanastra del Presidente aseguran que realizarán el correspondiente reclamo y hasta no descartan ir por los bienes que Franco repartió entre sus hijos aún en vida.

Entre los bienes a declarar en la sucesión no están la emblemática quinta Los Abrojos, donde la familia presidencial suele pasar sus fines de semana, y la casona de la calle Eduardo Costa, en Barrio Parque, a nombre del mandatario. Sí continúa a nombre de Franco la tradicional propiedad del complejo Terrazas de Manantiales, en Punta del Este, donde se vio la última imagen del empresario.

Galería de imágenes

En esta Nota
Diego Esteves

Diego Esteves

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

A tres días de las elecciones

El resumen de una jornada cargada de noticias.

Espacio Publicitario