viernes 12 de abril del 2024

DR. BONO

¿DE QUE HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE METABOLISMO Y OBESIDAD?

CREDITO CARAS

El metabolismo es el proceso mediante el cual el cuerpo convierte los alimentos que consumimos en energía que podemos utilizar para realizar nuestras actividades cotidianas. La tasa metabólica basal (TMB) es la cantidad de energía que el cuerpo necesita para mantener las funciones corporales básicas en reposo, como la respiración, la circulación y la regulación de la temperatura. En las personas con obesidad, el metabolismo esta alterado, lo que lleva al aumento de peso.

Uno de los factores que influyen en el metabolismo de las personas con obesidad es la cantidad de masa muscular que tienen. El músculo es un tejido metabólicamente activo, lo que significa que quema más calorías que otros tejidos del cuerpo, incluso en reposo. Las personas con obesidad tienen una cantidad reducida de masa muscular en comparación con su peso total. Además, las personas con obesidad también pueden tienen un exceso de grasa corporal, que es menos metabólicamente activa que el músculo, lo que puede reducir aún más su metabolismo.

Otro factor que influye en el metabolismo en la obesidad es la resistencia a la insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas que ayuda a regular el metabolismo de la glucosa (azúcar) en el cuerpo. En las personas con obesidad, las células pueden volverse menos sensibles a la insulina, lo que se conoce como resistencia a la insulina. Como resultado, el cuerpo puede tener dificultades para procesar la glucosa de manera eficiente, lo que puede provocar un aumento de la glucosa en sangre y una mayor liberación de insulina. Esta respuesta excesiva a la insulina lleva al almacenamiento de grasa y al aumento de peso.

La inflamación también puede tener un efecto sobre el metabolismo en la obesidad. Las células grasas producen sustancias químicas inflamatorias, como citoquinas, que pueden interferir con la función de la insulina y aumentar la resistencia a la insulina. Además, la inflamación puede disminuir la producción de hormonas tiroideas y reducir la velocidad metabólica.

La falta de sueño y el estrés crónico también pueden afectar el metabolismo en la obesidad. La privación del sueño puede alterar los niveles de hormonas que regulan el apetito, lo que puede aumentar el apetito y provocar un aumento de peso. El estrés crónico también puede aumentar los niveles de cortisol, una hormona que puede contribuir al almacenamiento de grasa en el cuerpo

 

EN RESUMEN:

El metabolismo es el proceso fisiológico que convierte los alimentos que consumimos en energía utilizable para llevar a cabo nuestras actividades diarias. En la obesidad, el metabolismo puede estar alterado debido a factores como la reducción de masa muscular, la resistencia a la insulina, la disminución de hormonas tiroideas y la inflamación. La falta de sueño y el estrés crónico también pueden afectar el metabolismo. Para mejorar el metabolismo en la obesidad, es importante adoptar un enfoque integral que aborde los factores y las causas que contribuyen al problema, que es en lo que nos especializamos en nuestro centro médico.

 

Para mayor información:

Teléfono: 351-7613487

Instagram: @DOCBONO.ARG

www.doctorbono.org

En esta Nota