viernes 19 de julio del 2024

El asombro y la sorpresa para favorecer aprendizajes

“Activar la atención para fomentar conductas de búsqueda y exploración”. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Ante una experiencia nueva de aprendizaje; la sorpresa y el asombro orientan procesos cognitivos como la memoria, la concentración y la atención. Cuando estos procesos se vuelven intencionales desde el enseñar; se mejoran el entorno para aprender y la experiencia misma.

En la primera infancia; niños y niñas comienzan a descubrir su mundo, todo es nuevo; y la sorpresa aparece con facilidad. Lo que sorprende motiva a seguir explorándolo y/o repetirlo.  Al preguntarse por aquello desconocido, están dejándose asombrar por lo que está a su alrededor y este asombro dará lugar a nuevas preguntas y aprendizajes.

La capacidad de pensar en cosas imposibles e imaginarias es maravillosa; por lo cual, el asombro es un mecanismo innato que debemos aprovechar en todo contexto de aprendizaje.  De las experiencias que se generen para aprender dependerá en muchas ocasiones mantener viva esta curiosidad y evitar se vaya perdiendo con la escolarización.

La niñez habita hoy un mundo que va demasiado rápido a veces; cargado de estímulos y que no deja momentos para detenerse a observar el alrededor con ojos curiosos.  No hay tiempos para el aburrimiento y hacerse preguntas; y cuando se hacen, suelen ser las respuestas de los adultos las que cortan esa innata curiosidad.

Es por ello; que se necesitan en las aulas entornos facilitadores y estimuladores del descubrimiento. Espacios, tiempos y acciones para explorar, asombrarse, sorprenderse y entusiasmarse para aprender: 

1-Respetar ritmos y tiempos de aprendizaje individual

“Generando experiencias en las que haya posibilidades de elegir, decidir y crear”.

2.Evitar la sobrecarga de estímulos

“Ofrecer momentos de tranquilidad y uso consciente de cada uno de los sentidos como estrategias facilitadoras de aprendizaje”.

3-Fomentar la curiosidad

“Evitar preguntas cerradas; y ante preguntas curiosas de niños y niñas, en lugar de responder directamente a ellas, re preguntar y ampliar esas preguntas para facilitar y favorecer esa curiosidad clave para todo aprendizaje”.

4.Proporcionar tiempos de juego

“Diseñar experiencias en las que se pueda jugar creativamente para aprender; dejando vía libre a la imaginación y la creación”.

5.Desarrollar confianza

“Acompañar la manera propia de descubrir el mundo y hacer distinciones sobre cada logro, aprendizaje y crecimiento personal para validar el proceso”.

 

Lic. Flavia Sarquís 

Gestión Educativa

Coach Ontológico Acreditado AAcop-Ficop

Coach Educativo y Sistémico Organizacional

Diplomada en EE y Coaching

Asesora Pedagógica

Capacitación y Formación Docente

 

Email: [email protected]

IG @visionar. coaching - Facebook Visionar

Galería de imágenes
En esta Nota