martes 21 de enero de 2020
caras
CARAS RESTO | 19-11-2019 13:10

Diogo Bianchi el maestro del Café

“El valor mas importante por detrás de la taza es el valor humano. No hay recurso que agregue más valor al café que no sea el recurso humano. Esto es innegable”. Galería de fotos

Diogo Bianchi nació en Brasil, su personalidad se desborda de autoestima. Proviene de una familia militar. Estudió Abogacía con la intención de ser Comisario de la Policía Federal brasilera. Después de estar cinco años en seguridad pública, sale de las fuerzas armadas para comenzar una pasantía en Derecho Laboral, donde luego de pasar tres meses en la Universidad se da cuenta que la vida de oficina y los problemas en relaciones laborales no eran para él.

Cuando se retira de las fuerzas armadas transita un tiempo sin actividad laboral. Sorpresivamente en aquel momento una pareja de arquitectos, amigos de Diogo, abrieron un Café Bistró y lo invitaron a trabajar con ellos. Así fue el primer contacto de Bianchi con la Gastronomía.

Estuvo dos años trabajando ahí, sintiendo una pasión particular  por su labor. Así que comenzó a informarse; realizó un curso de barista, y también trabajó en una finca. Necesitaba saber más; cuales eran las características del café, cuales eran sus beneficios. Es decir, necesitaba conocer todo el proceso -de la semilla a la taza-.

“Si vos querés ser eficiente en lo que haces, necesitas saber todo.  No hay que dejar ningún espacio sin respuesta” menciona Diogo, una frase que identifica su filosofía de vida, la cual lo llevo hoy a cumplir casi 12 años trabajando con el Café.

Diogo Bianchi es especialista en Cafés de Calidad, certificado por la principal asociación internacional de cafés de especialidad SCA (Speciality Coffee Asociation). No sigue la línea del fundamentalismo sino más bien es democrático. Ese es su principal diferencial competitivo: “El mejor café es el café que te gusta” enfatiza.

En la actualidad dicta cursos y entrenamientos. Tiene una carrera de 4 meses en el Instituto Gato Dumas y un laboratorio donde desarrolla productos: Arabica. Allí brinda diferentes  Master Class de: Expresso, Filtrado y Tostado.

Además, desarrolla productos y servicios, gestiona proyectos sociales relacionados con Speciality Coffee Shop. Es fundador y Roast Master de Arabicca Coffee Roasters y también Coffee Master en el Hotel Four Seasons Buenos Aires. Incluso es consultor especialista para chocolates Mamuschka en Bariloche y trabaja en conjunto con Hacienda en el área de tostado del café.

Diogo es una marca, representa una figura con límites realmente amplios, su manera de ver el mundo se basa en captar y potenciar todo lo que este a su alcance. El café funciona como medio para un fin. Su misión es brindar recursos humanos, generar un desarrollo de las personas, partiendo de una estructura educacional para lograr una mejor condición de vida.

El éxito lo obtuvo a través del servicio, logrando relaciones genuinas con sus clientes y Partners, también con los proyectos que maneja a nivel mercado con empresas líderes en su segmento. De esta forma se retroalimenta de manera constante brindando el tiempo que sea necesario para comprender cualquier tipo de necesidad.

Su desarrollo de negocio busca soluciones para la vida del productor y de sus generaciones. “No pienso en el mercado, pienso en el productor” cuenta el especialista. A partir de esto pretende ser sustentable.

“Tampoco pienso en el Café como modelo, no pienso en la bebida de la taza hecha por un barista. Por eso hice cápsulas 100% de especialidad compatible con sistema Nespresso” indica Bianchi, que hizo posible un producto controlado de la semilla al encapsulado.

Considera que ser especialidad o no ser una especialidad es un status, no una condición. Ya que la especialidad surge por el proceso que sufre el café no por el proceso de que esta hecho por una barista o porque hay una marca o empresa nespresso o no.

Parte de lo que es el concepto de Speciality Coffee o Café de Especialidad  de Diogo Bianchi es esa excusa de poder compartir la experiencia:

“El café por si no nace especial, lo que hace el café especial es la gente que trabaja directamente con el producto; desde los que están el la finca hasta el barista. Si uno lo hace especial en la finca y durante el tostado no se trata como especial o el barista no lo hace especial y viceversa,  el café deja de ser especial.

Entonces el recurso más importante por detrás de la taza, termina siendo el recurso humano. Es lo que hace que algo sea especial, en este caso en el café es la persona que lo produce o quien estuvo en la cadena de producción. En todos los eslabones hasta la taza” finaliza el maestro.

Conoce más ingresando en su perfil de Instagram.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario