jueves 24 de septiembre de 2020
caras
CELEBRIDADES | 11-02-2020 13:57

Mica Viciconte y Cubero dieron detalles de cómo les afectan las peleas con Nicole

En una entrevista con CARAS desde Carlos Paz, la pareja que celebra 3 años juntos dio detalles de su vida cotidiana. Galería de fotos

Se miran cómplices, se miran con pasión. No necesitan de las palabras para decirse lo que piensan. Fabián Cubero (41) y Mica Viciconte (30) viven un momento especial en su relación. Momento de consolidar y de vivir nuevas experiencias, lejos de sus afectos y de todo lo acostumbrado. Esta vez la nueva página del libro de su vida la escriben en la provincia de Córdoba, más precisamente en Carlos Paz, la ciudad a la que Mica llegó para hacer temporada veraniega, lejos de su Mar del Plata natal.
Juntos analizaron a fin del 2019 la propuesta que la productora Dabope le hizo a la ex capitana de Combate, y luego de pensarlo en función de las necesidades de ambos decidieron aceptar pasar unos meses en las sierras lugar en donde Mica protagoniza “Atrapados en el Museo”, la comedia más vista del país. En ese marco recibieron a CARAS para hablar de esta etapa que los encuentra unidos y proyectando un futuro juntos y en familia.
—¿En que momento de pareja están?
Fabián Cubero: —En uno muy especial, muy lindo, de estar plenamente unidos. Tenemos nuestras diferencias porque tenemos personalidades diferentes pero hemos aprendido a superarlas. En Carlos Paz logramos complementarnos muy bien en esta conviencia que es distinta a la de Buenos Aires. Ella trabaja y yo la acompaño, ya que estoy de vacaciones.
Mica Viciconte: —Es una experiencia distinta porque estábamos acostumbrados a ir a nuestra ciudad que es Mar del Plata y esto era toda una apuesta distinta, pero la estamos llevando muy bien. En Buenos Aires uno tiene su vida organizada, su grupo de amigos. Acá en cambio la pasamos las 24 horas juntos, uno al lado del otro. Eso era un desafío, porque podíamos llevarnos bien o mal al estar tan pegados y la verdad que salió muy bien. En Mar del Plata tenemos nuestras familias, nuestros amigos, cierta rutina diaria, pero acá no tenemos a nadie.
—¿Y en ese marco que hacen durante el día?
MV: —Durante el día me acompaña al móvil de “Incorrectas” y en general estamos mucho con amigos. Creamos un gran vínculo con Rodrigo Noya y con Flor Torrente, que además de ser compañeros son muy divertidos y pasamos mucho tiempo con ellos. Vamos a su casa o ellos vienen a la nuestra y siempre aparece algo para hacer.
FB: —Otra de las cosas que tenemos en común es que somos muy competitivos ambos y entonces jugamos a los dados, a las cartas, al tenis, al paddle, al juego que se te cruce lo transformamos en una linda competencia. Ella es una chica muy deportista igual que yo y jugamos a todos. Vemos un metegol, un pool y enseguida estamos ahí, compitiendo.
—¿Hay tiempo también para la pasión en las sierras?
FC: —Si, absolutamente. La pasión está intacta.
MV: —Ambos somos muy pasionales, algo que es muy importante ya que en estos tres años de relación la pareja no perdió la pasión. Una de las claves para cualquier relación es pasarla bien con la otra persona y podemos decir que en eso nosotros no tenemos problemas. A la pasión le sumamos que ambos somos muy divertidos y es un complemento ideal. A veces también hay lugar para el histeriqueo, para la amistad y también hay momentos de tensión.
—En esos momentos de tensión. ¿Cómo se superan las peleas a esta altura de la relación?
FC: —Hablando y justamente en este punto es donde diferimos un poco. Yo soy más de dejar pasar y ella es más de hablar, dejar las cosas en claro. A mí a los 10 minutos se me pasa el enojo.
MV: —Y a mí me dura cuatro días.
FC: —Y si no lo hablamos le dura más aún.
MV: —Creo que hay que tratar cada tema. Si a vos te molesta algo o algo te incomodó, nos sentamos y lo charlamos lo más rápido posible. Cuando no se habla, el enojo sigue y sigue por días, algo que no es bueno para nadie. De todas maneras nunca tuvimos un gran enojo, sino simplemente discusiones o diferencias de pensamientos que tienen que ver con la manera de actuar con cada uno ante desafíos o situaciones que la vida nos va planteando.
—Micaela, ¿Cómo vive como novia de Fabián, los conflictos que él tiene con su exmujer, muchos de los cuales toman un carril mediático?
MV: —Estoy un poco más acostumbrada a lo mediático que él, principalmente porque trabajo con Moria que es mediática. Soy una persona que contesta en los medios, sé que eso me hace mediática también y lo asumo consciente de que si yo me quedara callada algunos temas se terminarían. Lo llevo bien aunque eso generó discusiones en la pareja. Es difícil el lugar en el que está Fabián, pero también es muy difícil para mí porque estoy haciéndome cargo de algo que no esperaba en la vida en este momento. Soy joven, tengo proyectos, pero de eso se trata la vida. Hablamos respecto a que es lo que quiere cada uno y sobre cómo mejorar como pareja. Este tipo de situaciones o te hunden o te sacan adelante y a nosotros nos fortaleció como pareja. Justamente en este tema es donde se generan las diferencias de pensamiento. Como somos dos personas que pensamos distinto en muchas cosas, a veces uno resuelve cosas que según su criterio están bien, pero la otra persona cree que debería haberlo resuelto de manera diferente. Eso genera algunas pequeñas discusiones que nombraba anteriormente.
—¿A usted Fabián, le duele que temas de su intimidad queden tan expuestos?
FC: —Me molesta más que dolerme. Uno trata de evitarlo porque nadie quiere vivir en el conflicto.
MV: —A todos nos dolió en algún momento. Lo que pasa es que uno está en el medio y lo termina naturalizando, pero el dolor está. A veces la gente cree que uno por estar en la tele no tiene sentimientos, sufro, lloro, o me río. Con el tiempo uno va estando más curtido y lo va tomando mejor, pero a todos nos dolió.
—Hablan todo el tiempo como una pareja muy consolidada que afrontó y superó muchas situaciones complicadas. ¿Cómo sigue la relación de cara al futuro? ¿Hablan de casamiento?
MV: —No sé si lo que queremos es el casamiento. Yo prefiero hablar de formar una familia, de tener hijos.
FC: —Apuntamos a buscar un hijo, antes que casarnos, ese es uno de los proyectos que tenemos.
—¿Es algo que les gustaría concretar pronto?
MV: —Por el momento tengo una perra chiquita que está embarazada y estamos por agrandar pronto la familia (risas). Apenas lo conocí fue un tema que lo plantee y que se habló, porque él tiene hijos y supongo que no le es tan fácil pensar en este tema. Pero se conversó con franqueza. Él podría haberme dicho que no quería tener más hijos, pero no fue así.
—¿En ese momento en que se atreven a soñar, piensan en un hijo o más de uno?
FC: —Creo que con uno está bien.
MV: —Yo quiero dos. No quiero un hijo único. Nosotros somos tres hermanas y cuando nos juntamos todos, está bueno.
FC: —Acá tenemos un agregado, hay días en que somos cinco y días que somos dos. Tengo amigos divorciados con tres hijos del primer matrimonio que tuvieron otros tres con el segundo matrimonio.
—¿Son celosos?
FC: —Yo nunca fui y no lo soy ahora tampoco.
MC: —Los celos aparecen cuando das motivos. Si hay motivos, sí soy celosa. No te conviene darme motivos, pero si no soy tranquila.
FC: —Yo tengo muy en claro las etapas de la vida. Cuando sos chico la pasás bien, te divertís, hacés algún que otro desarreglo. Pero cuando empezás a crecer y tenés hijos de por medio, es otra la situación.  
MV: —Parece que se puso un poco incómodo (risas).
—¿Harían el “Bailando...” juntos?
FC: —No.
MV: —En otra situación bailaría con él. Me parece algo divertido. Pero pensando la situación que se pueda llegar a plantear en caso de que estuviera otra persona, me generaría cierta incomodidad. Sería una exposición para la que no estoy preparada, una exposición que no estoy lista para atravesar. Ahí podría generar un quiebre entre los dos por nuestras distintas maneras de pensar. El Bailando es todos los días y eso genera también roces. Creo que provocaría tener que elegir entre el programa o la relación con tu pareja. Es una decisión de los dos, que por ahora no. Si entraría yo sola ahí no habría problema, eso no me jode porque es trabajo, aprendo y porque me gusta.  En el Bailando yo la pasé bien, pero no me siento lista para entrar con él.
FC: —Por el tema del teatro y de acompañar a Mica, estoy mucho en contacto con Federico Hoppe y con el Chato Prada. Me han propuesto que me sume al Bailando, pero ellos entienden que por ahora prefiero seguir ligado al fútbol.
MV: —Fabián atraviesa una etapa que es difícil para cualquier futbolista, la del retiro.
—¿Cómo acompaña usted, Mica, este momento de cambios en su pareja?
MV: —Sé que no le es fácil. Toda etapa que se cierra es difícil. A mí me pasó que después de cuatro años tuve que tomar la decisión de irme de “Combate” y me costó muchísimo. Si para mí fue tan difícil dejar atrás esa etapa no quiero imaginarme lo que debe ser para él abandonar el club en el que jugó durante 23 años, debe ser terrible, pero ahí está la familia, los amigos, la novia para apoyarlo y contenerlo para que atraviese esta etapa de la mejor manera. Creo que es un cambio duro que él todavía no procesó. Ahora con el comienzo del campeonato, todo le resulta aún más fuerte. De todas maneras soy una convencida de que cuando una etapa se cierra se abre otra mejor. Hay ciclos para todas las cosas y él a su ciclo en Vélez lo terminó y lo terminó bien.
FC: —A mí me pasa que estoy viviendo situaciones difíciles con este tema, principalmente cuando veo en las redes sociales y veo a mis compañeros entrenando o veo que están juntos tomando mates en la concentración. Es algo que me golpea, entonces intento pasar rápido todo eso porque me conmueve bastante. De todos modos soy conscientede que es algo que iba a llegar en algún momento y tengo que enfrentarlo porque es el final de una gran etapa de mi vida.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios