viernes 20 de septiembre de 2019
caras
SALUD | 02-09-2019 16:38

Osteosarcoma: la enfermedad por la que falleció la hija de Luis Enrique

La doctora Mercedes García Lombardi, jefa de Oncología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, explicó todo sobre el tumor maligno más frecuente de los huesos.

Pocos días atrás, el ex DT de la Selección Española de Fútbol, Luis Enrique, anunció que su hija Xana, de 9 años, falleció debido a un osteosarcoma. Si bien la niña había sido diagnosticada cinco meses atrás, recién el cuadro se hizo público al momento en que el mismo Enrique comunicó el deceso de la pequeña en su cuenta de Twitter.

Consultada por Caras Salud, la doctora Mercedes García Lombardi, jefa de Oncología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, explicó que el osteosarcoma es el tumor maligno más frecuente de los huesos y “si bien puede aparecer a cualquier edad, se habla de picos de incidencia más frecuentes entre los 12 y los 30 años, por lo que se lo considera un cáncer pediátrico o del adulto joven, aunque después aparezca otro pico en mayores de 60 años”.

Se desconoce la causa por la cual se desarrolla un osteosarcoma: al igual que otros cánceres en pediatría “son de origen dudoso, no están asociados a ningún tóxico ni a otros factores que se puedan prevenir”, relató la oncóloga.

El cuadro es más común en los huesos más grandes, en sus áreas de crecimiento más rápido, aunque puede aparecer en cualquier hueso. Los síntomas son dolor y después tumefacción o hinchazón. Pero al ser una enfermedad poco frecuente, no se suele sospechar del osteosarcoma ante las manifestaciones referidas.

“El diagnóstico precoz se realiza con una radiografía de la zona afectada, aunque no siempre se sospecha de la enfermedad, porque es fácil detectarla a simple vista cuando el tumor ya es grande”, indicó García Lombardi. “Sin embargo, un pediatra tiene que prestar mucha atención a la placa y no quedarse tranquilo cuando un chico refiere un dolor puntual en el hueso, porque una lesión precoz no es fácil de percibir”, completó.

La experta aseguró que en el país se diagnostican aproximadamente entre 30 y 40 casos por año en niños. Por ende “al ser muy poco frecuentes, no todos los traumatólogos están alertas”. Por otra parte, “este dolor en una guardia puede pasar desapercibido y a la vez el osteosarcoma aparece en una edad en la que se habla de dolores de crecimiento”, todas cuestiones que pueden complicar el diagnóstico.

Por su parte, el doctor Guillermo Capuya recordó los datos del Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA), que muestran que “el osteosarcoma representa aproximadamente el 5% de los cánceres en niños del país” y que cada día en nuestro territorio “entre tres y cuatro niños son diagnosticados con algún tipo de cáncer, cifra que se mantiene estable desde el 2000”. Y agregó que los cánceres más frecuentes en menores de 15 años son las leucemias, los tumores cerebrales y los linfomas.

El tratamiento para el osteosarcoma consta en quimioterapia primero para facilitar la extracción del tumor, cirugía y estudio de esa neoplasia y quimioterapia posterior.

En cuanto al pronóstico, cuanto más precoz es el diagnóstico y más pequeña es la lesión, mayores serán las chances de curación. También “depende de si la enfermedad está localizada o si hay metástasis en pulmón o en otros huesos; cuando el tumor se presenta solo en un hueso, se recuperan entre el 60 y el 70% de los chicos; en cambio si hay metástasis el porcentaje disminuye”, explicó García Lombardi.

Con todo, la médica recordó que el osteosarcoma puede detectarse de forma precoz con los controles físicos de salud, por lo que los padres deben recordar llevar a sus hijos al pediatra de manera periódica.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Actualidad

Minuto de Noticias

Toda la información en 60 segundos.

Espacio Publicitario