Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

07/09/2016

Actualidad

Ergün Demir: “Soy el Quijote de la pobreza”

Solidario en las calles porteñas.

La sopa está casi lista y el aroma del tomate mezclado con el romero invade la cocina. El pan ya está distribuído en pequeñas bolsas y los vasos térmicos apilados frente a la alacena. Mientras revuelve el caldo, recuerda su dura infancia y se emociona. Piensa en su familia y las necesidades que pasaron y se jura a sí mismo que mientras viva hará todo lo posible para que a nadie le falte un plato de comida en su mesa, aunque esta acción la realice a más de diez mil kilómetros de su tierra. Hoy, el actor turco Ergün Demir recorre las calles porteñas con un termo lleno de caldo y un corazón abierto para escuchar y ayudar a los más necesitados.
“Gracias a mi origen me di cuenta de la importancia de compartir. El modelo de sociedad actual divide. Hay gente que tiene mucho y otros que no tienen nada. La otra noche estuve con una familia completa que vivía en la calle. El hijo menor tenía tres meses. Como ser humano no puedo aceptar eso. Me llamo a mi mismo el “Don Quijote de la pobreza” porque, al igual que él, soy un luchador que está convencido que aunque las cosas no estén bien siempre se puede salir adelante”, reflexiona.
Desde su llegada al país, en marzo del año pasado, para participar del “Bailando”, el intérprete se metió de lleno en la concreción del sueño por el que se presentaba en el programa e hizo de la solidaridad su bandera.“Me enoja que la gente diga que ayudo sólo por la fama. Quiero recordarles que cuando participé del desfile de Claudio Cosano, en 2014, lo primero que hice fue arreglar con la producción que mi cachet iría destinado a una obra benéfica. Visité muchas veces la fundación de Lobos por la que bailaba en el programa e hice muchas donaciones. Participé de una acción solidaria en Mercedes. Fui a Villaguay (Entre Ríos) y a Santa Fé con un camión lleno de ropa, medicamentos y comida. Cuando veo el éxito de todas las acciones que hago, las repito. Si lo logré una vez, puedo lograrlo muchas más. Me siento útil y feliz ayudando a los demás”, dice.
Tras las críticas recibidas por la foto que compartió en Twitter en donde se lo ve durmiendo en la calle, el actor turco se defiende y asegura que el motivo de la imagen fue crear consciencia. “La gente me dice: ‘¡Hacelo, pero no lo muestres!’. Tranquilamente puedo hacerlo. Cuando rezo lo hago en silencio y en mi casa, pero cuando hago la sopa no puedo hacerlo en silencio, encerrado en mi departamento. Tengo la suerte de tener fama y eso me permite compartir lo que hago y que se difunda. Quiero que este acto solidario sea como una bolita de nieve que crece a medida que va girando. Yo no lo digo por la publicidad. Nadie me va a contratar por ayudar al prójimo. Lo hago porque tengo todo lo que una persona puede tener y quiero devolverle a Dios todo lo que me dio”, expresa.
Para poder cubrir todos los barrios de la Capital Federal y que los más necesitados puedan tener un plato de comida caliente y ropa de abrigo, Ergün realiza esta tarea junto a Marianela, Antonella y Rolando, a quienes conoció en la Asociación Árabe Argentina Islámica, organización cultural y de beneficencia que apadrina estas acciones y con la que el actor trabaja codo a codo desde su llegada al país.
“La educación que recibiste y la historia que viviste te marcan para siempre. Aún viviendo en la pobreza, mis padres siempre nos enseñaron a mis hermanos y a mi la importancia de compartir. Cuando tenía 15 años hice de extra en una película y el dinero que gané lo compartí con mis amigos. Soy una persona que a la que le gusta darse al otro. No podés rezar cinco veces por día, hacer ayuno y ser un ambicioso”, concluye.

Por Delfina Ortega Nodar.
Fotos: Marcelo Dubini.

Archivado en:
Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *